test

redaccion@diariodigitalis.com

Microsoft recula: no prohibirá la venta de apps de código abierto en la Microsoft Store

Hace un mes, Microsoft anunció que prohibiría la venta de aplicaciones de código abierto en su Microsoft Store. Ahora, han tenido que rectificar, ya que muchos desarrolladores mostraron su indignación ante esta noticia.

El cambio de política (no intentar sacar provecho del software de código abierto u otro software que generalmente está disponible de forma gratuita, ni tener un precio irracionalmente alto en relación con las características y la funcionalidad proporcionada por su producto) no entrará en vigencia el 16 de julio de 2022,” han explicado los de Redmond en una actualización de las políticas de su tienda digital.

El año pasado, el gigante tecnológico señaló que su tienda se convertiría en la mejor opción para los desarrolladores implementando una serie de políticas mucho más permisivas que las de su competencia. En 2022, el plan se acabó materializando, permitiendo, entre otras cosas, que los desarrolladores pudieran enviar sus aplicaciones en varios formatos, alojarlas en sus propias redes de distribución de contenidos e, incluso, evitar por completo el pago de comisiones. Sin embargo, para muchos desarrolladores de código abierto, el anuncio que hicieron el pasado junio difería bastante del modelo de tienda abierta que querían presentar.

Ante la oleada de críticas, finalmente, Microsoft ha decidido recular y no dar este paso. Según ellos, la medida no ha sido recibida como ellos esperaban y están “revisando este cambio de política para brindar mayor calidad”, algo que ya afirmó Giorgio Sardo, gerente general de apps en Microsoft, mostrando su apoyo a los desarrolladores de código abierto antes de la rectificación oficial. Según él, lo que pretendían con esta medida era “proteger a los clientes de listados engañosos”.

Quieren evitar la venta de copias de apps de código abierto que son gratuitas en otros sitios

Concretamente, el principal objetivo de la compañía era acabar con la venta en la Microsoft Store de imitaciones de aplicaciones de código abierto que están disponibles de manera gratuita en otros lugares. Sin embargo, la decisión de cortar por lo sano, prohibiendo la venta de cualquier software de código abierto en la plataforma, no les sentó demasiado bien a los desarrolladores de dicha comunidad.

Id bootcamps Banner

Algunos tildaron a Microsoft de hipócrita, aludiendo a GitHub Copilot. Recientemente, el asistente de código fue lanzado oficialmente, pero se anunció que solo sería gratuito para unos pocos. El resto tendría que pagar aproximadamente 10 euros al mes o 100 al año para poder utilizarlo.

La polémica tiene que ver con que esta herramienta se nutre del código abierto alojado en GitHub para ofrecer sugerencias. Este hecho ya indignó a más de uno por las dudas que genera en materia de propiedad intelectual. Sin embargo, lo que más les molestó fue que Microsoft recibiera ingresos por un producto que se alimenta de código por el que ellos, sus creadores, no han obtenido ningún beneficio. Por ello, algunas organizaciones como la SFC recomiendan abandonar la plataforma.

Aparte de lo ya mencionado, para muchos de estos desarrolladores, la gota que colmó el vaso fue que la compañía anunciará que estos ya no podrían distribuir sus aplicaciones de código abierto en la Microsoft Store si no lo hacían gratis. Es por eso que la compañía ha decidido rectificar y desechar esta política.

Software de código abierto no siempre significa gratis

Y es que, aunque un software sea de código abierto, no significa que no pueda generar ingresos. Lo más frecuente es que estos desarrolladores ofrezcan sus productos de manera gratuita y puedan recibir donaciones económicas para cubrir algunos costes para su desarrollo, como los relacionados con las facturas de la luz o Internet.

No obstante, algunos desarrolladores optan por vender sus aplicaciones directamente y esto es totalmente legítimo. Como explican desde ghacks, todo depende de las licencias de código abierto a las que estén adscritos estos programas. Un claro ejemplo de ello es el de la aplicación Paint.NET, que es gratis en su sitio oficial, pero no lo es en la Microsoft Store.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter