contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Google pago «decenas de millones de dólares» por algunos de los juegos de Stadia

El más sonado intento hasta la fecha de convertir el streaming en una forma de consumo masivo de videojuegos, Stadia, se está revelando como un auténtico quebradero de cabeza para sus creadores, Google. Si a principios de febrero la compañía echaba el cierre a los estudios que había formado para crear juegos exclusivos para su plataforma (aunque asegura que sigue apostando por el servicio, pero solo ofreciendo juegos de otras editoras) ayer Bloomberg reveló que Google pagó cuantiosas cifras a editoras de videojuegos como Take-Two y Ubisoft para que llevaran sus juegos a Stadia.

El medio estadounidense asegura que Google llegó a pagar «decenas de millones de dólares» para que estas dos compañías lanzaran algunos de sus títulos más potentes en Google Stadia. Posteriormente, y tal como recoge la web especializada en videojuegos gamesindustry.biz, el autor de la información de Bloomberg, Jason Schreier, ha aclarado que esas «docenas de millones de dólares» se pagaban por cada uno de los títulos.

En tuits posteriores, Schreier ha sido aún más específico: Google habría pagado «20 millones de dólares a Ubisoft para que lanzará en Stadia los juegos ‘Assassin’s Creed Odyssey’ y ‘The Division 2’. En el caso de Take-Two Interactive, la editora habría cobrado por ‘Read Dead Redemption 2’ y ‘NBA 2K20’. Según Schreier, Google también pagó un millón de euros a 20 estudios independientes para que desarrollaran proyectos para Stadia. Estas informaciones vienen a certificar lo que muchos sospechaban: Google tuvo que tirar de talonario para que Stadia tuviera un catálogo atractivo en sus primeros meses de vida.

2020, un año perdido para Stadia

Cuando en diciembre de 2019 Google lanzó su servicio de videojuegos en streaming Stadia, la sensación en la industria fue, «cuidado, que esta vez es Google».

La tecnología de streaming está camino de convertirse en la principal forma de consumir música, series y películas a nivel global pero, en el sector de los videojuegos, la cosa es bien distinta: la importancia del lag, el retardo que se produce desde que el jugador pulsa un botón del mando y ve reflejada la acción en pantalla, ha hecho que muchos jugadores y gran parte de la industria tradicionalmente hayan mirado con escepticismo esta tecnología. Que un gigante como Google lanzara una plataforma que, previamente, había anunciado a bombo y platillo como una revolución en el mercado de los videojuegos, hizo que muchos analistas miraran por primera vez con interés a este tipo de servicios.

Id bootcamps Banner

Han pasado un año y tres meses desde la llegada de la plataforma, y lo cierto es que su impacto en la industria ha sido mínimo, siendo noticia solo cuando ha realizado agresivas acciones de promoción para intentar atraer a nuevos suscriptores, o por razones negativas: a mediados de febrero, Google anunció que cerraba los estudios de desarrollo que había creado para que nutrieran a Stadia de juegos exclusivos… antes de que ni un solo proyecto llegara a ver la luz.

Aún no sabemos si el streaming es el futuro del videojuego

Google defendió entonces que la razón es que considera que Stadia funciona mejor como un servicio alimentado con juegos de otras editoras. Pero lo cierto es que muy pocos jugadores lo ven como una alternativa a sus consolas o su ordenador. A medio plazo, el futuro de Stadia estará marcado por la propia confianza de Google en su servicio y porque sepa adecuar su modelo de negocio: ahora, Stadia exige el pago de una suscripción que da derecho a disfrutar de una serie de juegos sin coste extra, pero las novedades y títulos más importantes hay que pagarlos aparte al precio de una novedad normal. Algo que se percibe como caro ante lo que ofrecen servicios de suscripción como el GamePass de Microsoft.

Habrá que ver lo que logran otras grandes compañías como Amazon con su servicio de videojuegos en streaming Luna, ya disponible en Estados Unidos. Pero quizá la empresa que mejor está entendiendo el mercado es Microsoft, que ofrece el streaming como un complemento en su mencionado servicio GamePass.

Para conocer cuáles son las grandes compañías que están apostando por los videojuegos en streaming, te recomendamos que leas este artículo.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter