contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Videojuegos en la nube: ¿es la hora del streaming?

El anuncio de Amazon Luna, el nuevo servicio de streaming de videojuegos de la compañía de Jeff Bezos, ha vuelto a poner en el centro de las miradas los videojuegos en la nube. Una tecnología en la que el juego no se reproduce en nuestra consola, ordenador o móvil, sino en un servidor remoto que recibe nuestras interacciones con los controles y devuelve la imagen comprimida de nuestra acciones. ¿Suena complicado? Pues si compañías como Google, Microsoft, Apple o Amazon se están posicionando en este campo, igual es que el futuro de los videojuegos pasa por aquí… Vamos a repasar cuáles son las ventajas y desventajas de jugar en la nube, y a echar un vistazo a los servicios ya disponibles.

Una cuestión de «lag»

El streaming de contenidos se ha impuesto en el cine y en la música. ¿Por qué aún no en los videojuegos? Los servicios en la nube tienen la ventaja de permitir jugar a videojuegos de calidad técnica impresionante en prácticamente cualquier equipo, sin necesidad de instalar el juego. Pero también una importante desventaja: el “lag” o retardo. Se trata del retraso que se produce entre el momento en el que tú pulsas el botón de tu mando, la llegada de esa orden al ordenador que ejecuta el videojuego en remoto y el retorno de la imagen a la pantalla en la que estás jugando. Apenas unos milisegundos que hacen que la experiencia no sea la misma que en tu consola.

Pero las actuales conexiones a Internet y los avances en tecnologías de streaming están haciendo mejorar este aspecto. GeForce Now, el servicio de nVidia que puede presumir de ser el que ofrece menos retardo, consigue latencias que llegan a bajar de los 70 milisegundos, logrando acercarse a la latencia de jugar con el juego instalado en un disco duro (unos 40 milisegundos), pero sólo cuando bajamos la resolución de los juegos a 720p. En general, aún notamos el «lag» cuando jugamos en streaming y, si en la mayoría de los juegos puede ser aceptable, los expertos en juegos competitivos suelen considerarlo demasiado elevado.

En realidad, no hay ninguna otra razón para rechazar el juego en streaming. Podríamos aludir al coleccionismo, pero eso no ha impedido que nuestros reproductores de CDs, DVD o Blu-Rays acumulen polvo mientras vemos Netflix o escuchamos Spotify. Quizá sí tenga algo que ver el precio: es habitual que los juegos de las grandes desarrolladoras lleguen al mercado por unos 60 euros y, aunque el formato digital gana adeptos a pasos agigantados, hay una parte de la comunidad de jugadores que no entienden pagar ese precio por una versión digital cuando la física vale lo mismo. Pero esto está a punto de desactivarse. El streaming en videojuegos ha encontrado un poderoso aliado: la suscripción. Pagas una cuota mensual y tienes acceso a todo el catálogo de videojuegos de esa plataforma en concreto.

El modelo de negocio

Las plataformas de videojuegos en streaming más importantes tienen modelos de negocio muy diferentes. En Google Stadia los usuarios pagan una suscripción que incluye un puñado de juegos gratuitos, pero el resto de los juegos deben comprarlos a precio normal. La plataforma de GeForce Now de nVidia te cobra una suscripción mensual por poder jugar en streaming los juegos que tú previamente te has comprado en tiendas virtuales de PC como Steam. Xbox Game Pass acaba de estrenar un servicio de juegos en la nube que permite a los suscriptores Ultimate jugar en dispositivos Android a todos los juegos de catálogo…

Y aquí está la clave: Google Stadia se lanzó hace un año y el servicio ha sido un fracaso. Se pueden analizar las razones, pero tener que pagar el precio normal de un videojuego para jugarlo en esta plataforma, más la suscripción al servicio, no ha convencido a los jugadores: quizá es que la sensación de no “poseer” físicamente el juego (ya sea en un Blu-Ray o en el disco duro de tu dispositivo) hace que parezca más raro pagar la misma cantidad por Assassin’s Creed Odyssey en Xbox o PlayStation que en una plataforma en la nube. Sobre todo, si tenemos en cuenta que la ventaja de poder jugarlo en varios dispositivos se diluye por la presencia del lag.

El caso es que parece que el mejor aliado de los servicios de streaming será la suscripción mensual, algo a lo que las plataformas de películas y series nos han acostumbrado y que compensa la sensación de no “poseer” para siempre ese contenido.

Los principales servicios

Repasamos brevemente las principales opciones existentes para jugar en la nube, algunas aún en versión beta. La cosa se ha puesto aún más seria con la llegada de Amazon, pero en general estos contendiente son empresas punteras en sus sectores.

GeForce Now de Nvidia

Disponible para Windows 10, iOS, Android y nVidia Shield. Permite que juegues en estos dispositivos a los títulos que tú previamente hayas comprado en las tiendas digitales de PC más importantes como Steam o Epic Store, y que estén disponibles en el catálogo de GeForce Now (que es muy amplio, eso sí). Existe una versión gratuita que permite sesiones de juego de 1 hora y en la que hay que esperar cola si los servidores de nVidia están ocupados, y otra de pago por suscripción (5,49 euros al mes) que aumenta la duración de las sesiones, da acceso preferente a los servidores y utiliza la tecnología RTX de nVidia para implementar trazado de rayos para efectos de luz. Ofrece los juegos a 1080p y su streaming presume de ser el de menor «lag» (aunque no llega a 4K, se queda en 1080p).

Google Stadia

Disponible para Chromecast Ultra y una lista concreta de dispositivos Android. Hay que pagar una cuota mensual de 9,99 euros por el servicio Stadia Pro y luego comprar individualmente los juegos de disponibles en su catálogo , aunque también hay una selección de 25 juegos gratuitos. Permite jugar en 4K y con sonido 5.1. De momento, el catálogo de juegos es reducido, aunque tiene títulos interesantes.

Xbox Game Pass Ultimate

El servicio Game Pass de Microsoft,  que descarga los juegos en el disco duro del dispositivo, acaba de añadir un servicio de streaming para Android en versión beta. El Game Pass se ha hecho muy popular en los últimos tiempos, porque Microsoft incluye en la suscripción todos sus grandes lanzamientos desde el primer día que están a la venta. El servicio en la nube está disponible para los usuarios que paguen la suscripción Ultimate del Game Pass: la que da acceso por 12,99 euros al mes al Game Pass tanto en Xbox como en PC (es posible pagar suscripciones al Game Pass solo para PC o sólo para Xbox por 9,99 euros).

Apple Arcade

La compañía de la manzana ofrece su propio servicio de streaming de videojuegos para dispositivos iOS. Por una suscripción de 4,99 euros al mes tendrás acceso a un catálogo de juegos bastante diferente: aunque hay nombres conocidos como juegos de LEGO o Sonic, el núcleo de la experiencia son juegos muy adaptados a los controles táctiles de los iPhones o iPads, con propuestas estéticas muy personales. Además de jugar en la nube, es posible descargar los juegos, y podremos “pasarlos” a cualquiera de nuestros dispositivos iOS para continuar partida o disfrutar de los logros conseguidos.

PlayStation Now

El servicio de Sony está disponible para PS4 y PC (y, en breve, para PS5). Permite jugar en streaming a un catálogo de 700 títulos de PlayStation 2, PlayStation 3 y PlayStation 4 por 9,99 euros al mes. En el caso de los juegos de PS4, más de 300, se pueden descargar en el disco duro de la consola. El catálogo es impresionante en calidad y extensión pero, a diferencia del Game Pass, no incluye los lanzamientos recientes.

Amazon Luna

El servicio de Amazon ha arrancado su periodo de prueba en Estados Unidos: se puede solicitar una invitación para acceder a la previa del servicio. La fecha en la que llegará a otros mercado aún no se ha revelado, aunque Amazon espera que sea pronto. La aplicación está disponible en PC, Fire TV y dispositivos iOs, se está trabajando en la versión para Android, y permitirá resolución 4K. Amazon implementará el servicio de suscripción por canales que ya usa en Amazon Prime Video: habrá un “paquete básico” por 5,99 euros mensuales, que incluirá el canal Luna Plus, con juegos como ‘Resident Evil 7’ o ‘Control’. Pero se ofertarán otros canales: por ejemplo, la editora Ubisoft ya ha anunciado el suyo, aunque aún se desconoce el precio. Y, además, Amazon ha lanzado un mando específico que integrará Amazon Luna con Amazon Alexa (aunque también será posible usar otros mandos compatibles).

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter