test

redaccion@diariodigitalis.com

Apple se prepara para la entrada en vigor de la Ley de Mercados Digitales, aunque a regañadientes

Apple ha anunciado cambios inminentes en iOS y su App Store para cumplir con la Ley de Mercados Digitales de la Unión Europea, que entrará en vigor en marzo de este año. Por ello, a partir de entonces, permitirán la descarga de apps de tiendas alternativas o métodos de pago externo, pero también reducirán las comisiones para los desarrolladores que elijan su plataforma.

Entre otras cosas, la nueva legislación tiene como objetivos promover prácticas de competencia más justas y conceder a los usuarios un mayor control de su privacidad y seguridad. Todo esto ha obligado a que los denominados “guardianes de acceso”, entre los que se encuentra Apple, hayan tenido que tomar varias medidas drásticas si quieren seguir operando en los 27 países comunitarios.

Así que, al igual que otros como Meta o Google, los de Cupertino han tenido que ceder ante las exigencias de la Unión Europea. Aunque, eso sí, lo han hecho manifestando sus reticencias con respecto a la ley, ya que, desde su punto de vista, va en detrimento de la seguridad de sus usuarios. Así que, para compensar, además de adaptar sus nuevas políticas, han anunciado varios cambios para garantizar que su ecosistema siga siendo seguro.

La DMA requiere cambios en este sistema que traen mayores riesgos para los usuarios y desarrolladores. Esto incluye nuevas vías para el malware, el fraude y las estafas, el contenido ilícito y dañino y otras amenazas a la privacidad y la seguridad,” asegura la compañía. “Estos cambios también comprometen la capacidad de Apple para detectar, prevenir y tomar medidas contra aplicaciones maliciosas en iOS y para ayudar a los usuarios afectados por problemas con aplicaciones descargadas fuera de la App Store.”

Id bootcamps Banner

El Sideloading será posible, pero muy a su pesar

En primer lugar, como en el caso de Google, el gigante tecnológico permitirá descargar aplicaciones de tiendas de terceros. Recordemos que Apple siempre se ha mostrado contraria al sideloading -como se conoce esta práctica- porque consideran que la App Store es la única tienda que puede mantener seguros los dispositivos de sus usuarios. De hecho, hace unos años, Tim Cook dejó clara su postura de forma contundente: “si quieres hacer sideloading, cómprate un dispositivo Android”.

Sin embargo, la Ley de Mercados Digitales ha conseguido que, por fin, Apple dé su brazo a torcer en esta cuestión. Aunque, como era de esperar, lo han hecho a regañadientes, anunciando una serie de medidas para mitigar los posibles riesgos de malware, estafas, contenido ilícito u otras amenazas para la seguridad y privacidad de los usuarios.

Controles estrictos para las apps de tiendas externas

La primera de sus contramedidas es que sólo será posible instalar apps a través de tiendas de aplicaciones, por lo que los usuarios no podrán descargar directamente ejecutables desde sitios web, como sucede por ejemplo con los archivos apks para Android. No obstante, crear tiendas y distribuirlas será mucho más sencillo, ya que Apple les facilitará a los desarrolladores herramientas para ello.

Asimismo, se implementarán protecciones adicionales contra el malware, de manera que, si se detecta que una aplicación está infectada después de instalarla, el dispositivo no permitirá iniciarla.

Por otro lado, continuarán realizando revisiones de las aplicaciones, independientemente de su procedencia, para asegurar que cumplen con sus políticas y no son maliciosas. A este proceso lo han denominado notarización e “implica una combinación de verificaciones automáticas y revisión humana, pero no es tan exhaustiva como la que se hace en la revisión de una app en la App Store”.

La información recopilada durante este proceso también se utilizará para ofrecer descripciones rápidas. De esta forma, los usuarios podrán ver, entre otras cosas quién es su desarrollador o capturas de pantalla de la app, incluso cuando esta no se distribuya a través de la App Store.

Métodos de pago alternativos, comisiones reducidas y otras tarifas

Como comentamos, también se avecinan cambios en materia económica. En primer lugar, Apple permitirá la presencia de otros métodos de pago alternativos, algo impensable hasta hace muy poco. Estos sistemas se podrán ofrecer tanto dentro de las aplicaciones como a través de enlaces a páginas web externas, donde los desarrolladores podrán informar a los usuarios sobre promociones, descuentos u ofertas exclusivas. Y eso no es todo. Los de Cupertino también han anunciado otros cambios significativos:

  • Comisiones reducidas del 10% para las apps de la App Store, algo de lo que según ellos se beneficiará la gran mayoría de los desarrolladores, y del 17% en transacciones de bienes y servicios digitales.
  • Los creadores de aplicaciones que opten por utilizar el método de pago de la App Store tendrán que pagar una tarifa de procesamiento de pagos del 3%, pero aquellos que cuenten con su propio sistema alternativo no tendrán ningún cargo adicional.
  • Los desarrolladores pagarán una tarifa de tecnología básica de 0,50 € por cada primera instalación anual por encima del millón de descargas, aunque Apple estima que sólo el 1% de estos se verá afectado.

Imagen de JESHOOTS-com en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter