contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Semrush lanza su Guía Definitiva para redireccionar URLs

Semrush, la herramienta utilizada principalmente para analizar datos relacionados con el ámbito del SEO, ha compartido en su página web su “Guía definitiva sobre redirecciones: todo lo que necesitas saber para redireccionar URLS”. Desde la explicación de qué son las redirecciones a los tipos que se han de usar según la situación, la guía se configura como una valiosa herramienta para saber todo sobre las redirecciones.

Las redirecciones son una forma de reenviar el tráfico de una URL a otra cuando la URL inicial ya no existe. Algo realmente importante porque si no se crea una redirección, cualquier usuario que llegue a una página que se haya movido o eliminado, dará con un error. Algo que generará una mala experiencia de usuario y eso se puede transformar en un gran porcentaje de rebote o de abandono de un sitio web.

¿Cuándo utilizar redirecciones?

Existen diferentes tipos de redirecciones que has de usar dependiendo de la situación y del objetivo final que se quiere conseguir. Según la guía de Semrush, has de llevar a cabo una redirección cuando:

  • Mueves una URL, es decir la URL A a la URL B.
  • Eliminas una página que tiene tráfico o recibe backlinks hacia ella.
  • Cambias la estructura de tu web.
  • Mueves el sitio web a un dominio nuevo.
  • Fusiones dos o más sitios web.
  • Cambias del HTTP al HTTPS.
  • Quieres que no se de contenido duplicado en las URLs con barra o no-www.

Diferentes tipos de redirecciones

  • La guía articula diferentes epígrafes, y cada uno de ellos hace referencia a las redirecciones que nos podemos encontrar:
  • Redirecciones HTTP: Es el tipo de redirección más utilizado. Aquí se encuentra la Redireccón 301 (movido permanente), la Redirección 302 (encontrado y movido de forma temporal), la Redirección 303 (ver otro, enlazan por ejemplo a una página de confirmación o una página de progreso de carga), la Redirección 307 (redirección temporal) y la Redirección 308 (movido permanentemente).
  • Redirecciones mediante JavaScript: Puedes utilizar JavaScript para redirigir a los usuarios y los motores de búsqueda de una página a otra. Durante tiempo, el gigante de Mountain View no pudo reconocerlas de igual manera que las redirecciones HTML del lado del servidor. Sin embargo, ahora ya lo hace.
  • Redirecciones Meta Refresh: A diferencia de las redirecciones HTML, que se gestionan en el lado del servidor, también es posible redirigir una página a otra en el lado del cliente (en el navegador).

¿Qué más vas a encontrar en la Guía de Redirecciones de Semrush?

En otros epígrafes de esta guía de redirecciones, Semrush explica formas comunes de implementarlas y también unas sencillas recomendaciones para obtener redirecciones de forma correcta y así evitar problemas relacionados tanto con el SEO como con la experiencia del usuario.

Además, para finalizar esta informativa guía, el autor de la misma responde a las preguntas más frecuentes sobre redirecciones.

En conclusión, las redirecciones son una parte crucial del posicionamiento orgánico y utilizarlas de forma correcta es esencial para no tener problemas de SEO. Es importante dedicar el tiempo necesario para entender cómo funcionan estos redireccionamientos y cuáles son los tipos que se han de utilizar.

Semrush está conformado por un paquete de herramientas para hacer más sencilla cualquier labor de marketing digital. Se utiliza para contar con datos relacionados con el ámbito SEO y también para elaborar estrategias de backlinks y de publicidad. Y, a través de su blog comparte conocimiento sobre SEO para ayudar a los usuarios en su estrategia de marketing.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter