contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Google alerta de que tan solo el 42% de las pymes europeas están digitalmente avanzadas para enfrentar la crisis

Dentro del sector empresarial, las pymes son las que más duramente están sufriendo las consecuencias económicas de la pandemia. La adaptación al nuevo escenario que plantea la COVID-19 es la única alternativa para la subsistencia y esta pasa por la digitalización de los procesos. Para conocer la repercusión real de la implementación de las herramientas digitales en las empresas, el Connected Commerce Council ha elaborado un informe financiado por Google que pone de manifiesto que una «red de seguridad digital» puede servir como sistema de apoyo para las pymes.

La investigación, realizada a partir de datos de 5.000 pymes en toda Europa, reveló que aquellas que usaron herramientas digitales para adaptarse rápidamente a las nuevas formas de encontrar clientes, vender productos y operar procesos que la COVID-19 planteó desde el inicio reportaron un 80% más de ventas que las que no lo hicieron, así como un 60% más de ingresos. Asimismo, también realizaron el triple de contrataciones. De no haber adoptado la digitalización desde el primer momento, muchas de estas pymes se habrían visto obligadas a cerrar.

El 18% de las pymes europeas son digitalmente inseguras

A pesar de que el 80% de las pequeñas y medianas empresas europeas ha aumentado el uso de herramientas digitales durante la pandemia, el informe del Connected Commerce Council identificó tres tipos de organizaciones en función de su adaptación a la digitalización y a cómo esto afecta al negocio:

  • Las pymes digitalmente avanzadas representan el 42% del total europeo de este tipo de empresas y son aquellas que utilizan más de diez herramientas digitales y además priorizan su importancia. Esta circunstancia lleva a estas compañías a obtener mejores resultados comerciales, como pueden ser unos mayores ingresos y más ofertas de empleo

  • Las pymes en evolución digital suponen el 40% del total y son aquellas que consideran que las herramientas digitales sí que son un apoyo o incluso esenciales para su negocio, pero el promedio de implementación de estas no supera las seis.

  • Las pymes digitalmente inseguras representan el porcentaje menor (18%) y tienen a utilizar menos herramientas digitales y tampoco las consideran prioritarias, lo que finalmente conduce a peores resultados comerciales.

La pandemia ha afectado negativamente al 90% de las pymes

Tal y como confirma el estudio, la pandemia ha tenido efectos negativos en la amplia mayoría de las pymes europeas (90%) y el 44% de estas tuvo que ajustar sus modelos comerciales para hacer frente a la nueva realidad.

Aunque el futuro se presenta incierto, las empresas son moderadamente optimistas con respecto a lo que el fin de la crisis del coronavirus deparará. El 62% de las pymes creen que se recuperarán completamente a niveles prepandémicos durante el próximo año. Además, el 56% de las compañías digitalmente avanzadas prevé aumentar el uso de herramientas digitales cuando todo vuelva a la normalidad. En el caso de las empresas que actualmente son catalogadas como digitalmente inseguras, este porcentaje se reduce al 38%.

Sin embargo, aún existen algunas preocupaciones con respecto a la implementación de las herramientas digitales, como la incertidumbre con respecto al retorno de la inversión en ellas, que supone un problema para el 27% de los responsables de las pymes. La protección de la privacidad de los datos también despierta dudas para el 25% y el 23% considera un obstáculo el coste de la digitalización.

Reducir la brecha digital

La conclusión principal del informe del Connected Commerce Council para Google es que existe una oportunidad de generar empleos e ingresos para las pymes europeas afectadas por la crisis de la COVID-19 con la implementación de las herramientas digitales en sus procesos.

Sin embargo, Google señala que para lograr buenos resultados es necesario que tanto los gobiernos como las empresas reduzcan la brecha digital entre las pymes, teniendo en cuenta especialmente que hábitos y rutinas como el comercio electrónico o el teletrabajo ya forman parte del presente y del futuro. Por tanto, aquellas compañías que no logren adaptarse por motivos económicos o por falta de habilidades y conocimientos sobre las herramientas digitales, se quedarán atrás con respecto a la competencia.

Imagen principal de gpointstudio en freepik.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter