contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Apple Car: los indicios apuntan a Foxconn como fabricante

Sigue tratándose de rumores, pero con indicios que apuntan a su veracidad: Apple habría decido que su coche eléctrico y autónomo, el vehículo aún no presentado que la prensa está llamado Apple Car, sería fabricado por Foxconn, la empresa taiwanesa responsable de ensamblar otros productos de la compañía, incluido el iPhone. Además, la fabricación sería en suelo estadounidense o mexicano.

Esta semana, las informaciones de un periodista y ciertos movimientos de la propia Foxconn han hecho las posibilidades de que esta ensambladora sea la responsable de fabricar finalmente el Apple Car aumenten exponencialmente. El rumor vino de la mano de Mark Gurman, el periodista especializado en Apple de Bloomberg. Según Gurman, los dos principales candidatos para fabricar el automóvil son Foxconn y Magna.

Los rumores sobre Foxconn se han visto reforzados por la confirmación de que la compañía está tanteando instalaciones en Wisconsin (Estados Unidos) y México para instalar una fábrica de coches eléctricos. La localización definitiva se decidirá antes de final de año, con vistas a poner en marcha la fábrica en 2023. Según Bussines Insider México, Liu Young-way, el CEO de Foxconn, fue preguntado sobre el asunto y lo despachó sin mucho detalle, asegurando que la fabricación del Apple Car por parte de su compañía es «todavía un rumor».

Magna, por su parte, sí es una empresa del sector del automóvil. Esta compañía canadiense es dueña del fabricante Magna Steyr y, además, se especializa en la construcción de componentes de automóvil para algunos de los grandes fabricantes del sector en Norteamérica como General Motors, Ford y Chrysler. A falta de confirmación oficial, tendría sentido que Magna aporte componentes y Foxconn ensamble. Si es así, Apple habría apostado por centralizar la producción de su vehículo en Norteamérica.

Id bootcamps Banner

¿Qué es el Apple Car y por qué no tendrá detrás un gran fabricante?

Apple tiene en desarrollo su “Proyecto Titán”, el nombre en clave que recibe su coche autónomo, desde 2014. A finales del año pasado, Reuters informó de que la compañía espera lanzarlo al mercado en 2024. Se trataría de un vehículo completamente eléctrico, con una tecnología de batería revolucionaria y con conducción automática. Entre todos los proyectos de coches autónomos en los que están involucrados algunas de las más grandes compañías tecnológicas del mundo, se trataría del único que va enfocado, al menos por el momento, al uso privado.

A principios de este año se reveló que Apple había contactado con Hyundai como posible fabricante del vehículo. El principal fabricante de Corea del Sur era candidato a embarcarse en el proyecto a través de su marca principal o de Kia, compañía de la que posee una tercera parte y en la que ejerce el control operativo. Pero fuentes de ambos fabricantes presentaron informes a los reguladores bursátiles de Corea del Sur que afirmaban que las negociaciones con Apple se había dado por finalizadas.

El porqué Apple no haya firmado (por lo menos por lo que sabemos a día de hoy) con un gran fabricante del mundo del motor para una producción tan aparentemente atractiva como será el coche de la compañía puede tener que ver con el poder de la propia marca Apple. La compañía de Cupertino no estaría dispuesta a compartir la imagen de uno de sus productos con otro fabricante: no podría ser “el coche de Apple y Hyundai”, por ejemplo. Por su parte, los grandes fabricantes no considerarían atractivo manufacturar un producto en el que su imagen de marca quedara diluida. No querrían pasar a ser “los que fabrican el coche de Apple”.

Entrar en el sector del automóvil, todo un reto

Estas reticencias del mundo del motor traen a colación una recientes declaraciones de CEO de Toyota, Akio Toyoda, en una conferencia en la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón. En declaraciones recogidas por Bloomberg, Toyota aseguró que “cualquiera puede fabricar un automóvil si tiene la capacidad técnica, pero, una vez que se fabrique, tienen que prepararse para 40 años respondiendo a los clientes y a los cambios”. Toyoda apuntaba así que las compañías tecnológicas, aunque ahora son un eje clave en la modernización del sector del automóvil trabajando codo con codo con los fabricantes tradicionales, carecen de la infraestructura y la experiencia para dar soporte y atención al cliente a una línea de vehículos.

Habrá que estar atentos para ver si los rumores que vinculan a Foxconn y Magda con el Apple Car se confirman, pero lo cierto es que Apple podría sentirse más cómoda trabajando con empresas que acostumbradas a manufacturar de productos de otros clientes y manteniendo un control total del proyecto y su imagen. El tiempo dirá si Apple además pueden asumir todo lo que implica entrar en un mercado tan distinto al suyo como es el del automóvil, pero como mínimo la compañía tendrá la atención del mundo entero en este intento.

Vector de Coche creado por freepik – www.freepik.es

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter