contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Google, Cruise, AutoX… ¿qué coche autónomo falla menos?

Recientemente, en Digitalis comentamos cómo las más grandes compañías tecnológicas están, de un modo u otro, implicadas el desarrollo del coche autónomo. La empresa más avanzada en este sector es Waymo, filial de Google que recoge toda la experiencia que esa compañía ha desarrollado en este campo desde 2008, y que se concretó en octubre de 2020 con el lanzamiento en Phoenix, California, del primer servicio comercial de taxis autónomos del mundo.

Hoy publicamos un gráfico creado por la web Statista que muestra un ranking de la fiabilidad de las tecnologías de coche autónomo que se están probando actualmente. Los datos provienen del Departamento de Vehículos Motorizados de California (California DMV en inglés) que a su vez fueron publicados por el sitio online The Last Drive Licence Holder.

La información revela que ahora mismo hay 29 compañías probando sus tecnologías de coche autónomo en las carreteras públicas californianas, y mide su fiabilidad dividiendo el número de kilómetros totales de testeo de cada modelo por el número de fallos percibidos por los propios sistemas de registro del vehículo o por técnicos humanos. El periodo de recogida de los datos has sido diciembre de 2019 a noviembre de 2020.

En total, las 29 compañías han testeado sus sistemas durante 1.955.208 millas de recorrido en modo autónomo, y el total de fallos detectados ha sido de 3.695.

Waymo, más experiencia y fiabilidad

Los coches autónomos más fiables
Número de millas recorridas por cada fallo detectado en el sistema de conducción autónoma.

El coche autónomo más eficiente ha sido el de Waymo (Google), que como comentábamos es la tecnología que más tiempo lleva en desarrollo. Se ha perfeccionado hasta el punto de tener ya implantación comercial (aunque aquí no se miden los resultados del servicio en Phoenix).

El segundo puesto en fiabilidad, y bastante cerca del líder, lo logra Cruise. Esta compañía, que pertenece a General Motors, está desarrollando un sistema de conducción autónoma que prueba en el modelo Chevy Bolt, y recientemente ha llegado a un acuerdo con Microsoft para utilizar en su desarrollo la tecnología en la nube Azure.

El podio lo completa AutoX, que además es la tercera y última compañía que logra menos de un error cada 20.000 millas. Esta empresa de origen chino es una startup participada por Alibaba, MediaTek y Shanghai Motors, y además de probar su tecnología en California, en diciembre de 2020 se convirtió en la primera compañía que prueba coches autónomos sin conductor de seguridad en territorio chino, concretamente en las calles de Shenzhen (Hong Kong).

Ya a distancia, en el rango de un fallo cada 10.000 millas, se encuentran las dos compañías que completan el top 5: Pony.ai, empresa chino-estadounidense con sedes en Silicon Valley, Pekín y Catón (China) que el año pasado recibió una inversión de 400 millones de dólares por parte de Toyota para seguir desarrollando su tecnología, y Argo.Ai, compañía estadounidense fundada en 2016 por veteranos de los programas de conducción automática de Google y Uber y que cuenta con el respaldo financiero de Ford y Volkswagen.

El sector en el que se miden los gigantes

La tecnología de conducción autónoma es un campo en plena efervescencia que, en las últimas semanas, ha vuelto a estar en boca de todos por el impulso que Apple está dando al desarrollo de su propio coche autónomo, desarrollo oculto bajo el enigmático nombre de Proyecto Titán. Tras muchos rumores y contactos entre Apple, Hyundai y Kia, recientemente los fabricantes norcoreanos revelaron que las negociaciones con la compañía de Cupertino para fabricar su vehículo se habían interrumpido.

Posteriormente, Financial Times reveló que Apple tampoco había podido avanzar en sus contactos con Nissan, al parecer porque Apple no está dispuesta a compartir presencia con otra marca en el producto final: busca que sea «el coche de Apple» y no «el coche de Apple y…».

Más allá de que todo nuevo proyecto de la compañía de la manzana tiene un eco mediático enorme, lo cierto es que el interés de Apple por posicionarse en este campo en muy poco tiempo (los rumores señalan que la intención de la compañía es lanzar el producto en 2024 y, además, ser el primer coche autónomo que va directamente al mercado del usuarios privado) revelan que este puede ser el sector que marque el éxito de los fabricantes de automóviles en el futuro.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter