contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

La llegada de los robots destruirá 85 millones de empleos pero creará 97 millones

La llegada de los robots a las empresas, suponiendo en algunos casos la sustitución de los humanos por máquinas, sobre todo para tareas automáticas y repetitivas, ha generado controversia y ha suscitado cierto temor entre los trabajadores desde que comenzase hace ya unos años esta «invasión» robótica. Un nuevo estudio del Foro Económico Mundial (FEM) indica que los robots provocarán la destrucción de 85 millones de empleos, pero la buena noticia es que este dato se compensará, ya que también se crearán 97 millones de puestos de trabajo gracias a ellos.

El informe ‘The Future of Jobs 2020’ ha querido arrojar luz sobre los cambios que la crisis sanitaria actual está provocando en el ámbito laboral, al tiempo que aporta una visión de futuro a medio plazo. Los datos sostienen que el 70% de las empresas contratarán robots a partir de ahora y que para 2025 las máquinas ya realizarán aproximadamente la mitad del trabajo en 26 grandes economías del planeta –un 47%, frente al 33% actual–.

La COVID-19 ha traído consigo la digitalización de las empresas, no solo en cuanto a la implantación del teletrabajo sino también en el auge del comercio electrónico, las tecnologías cloud o el Big Data. También ha crecido el interés empresarial por sistemas de cifrado, por los robots no humanoides y por la Inteligencia Artificial.

El impacto de la pandemia para los trabajadores ha sido doble, ya que a este proceso de digitalización con su consiguiente modificación en las rutinas y procesos se le ha sumado la propia crisis provocada por la paralización de la economía durante estos últimos meses. ‘The Future of Jobs 2020’ revela que el 43% de las empresas encuestadas están dispuestas a reducir su plantilla debido a la irrupción de la tecnología, mientras que el 34% planea lo contrario, es decir, aumentarla. En este sentido, el 41% prevé incorporar a su empresa a trabajadores especializados.

Id bootcamps Banner

Se busca pensamiento crítico, creatividad y liderazgo

Según la previsión de los empleadores encuestados por el FEM, en 2025 el porcentaje de plantilla que desempeñará tareas que ya a día de hoy resultan redundantes por ser prescindibles disminuirá del 15,4% actual al 9%. Asimismo, las profesiones emergentes crecerán un 5,7%, desde el 7,8% que representan actualmente hasta el 13,5% en los próximos 5 años.

Cabe preguntarse cuáles serán esos nuevos trabajos más demandados y qué características se les requerirán a los empleados del futuro. ‘The Future of Jobs 2020’ estima que los perfiles más solicitados por las empresas serán los de analistas de datos y científicos, especialistas en Inteligencia Artificial y aprendizaje automático, expertos en Big Data, en estrategia y marketing digital y en automatización de procesos.

Además de la formación y experiencia en las especialidades mencionadas, los empleadores también buscarán otro tipo de habilidades más relacionadas con la manera de organizar y afrontar el trabajo o características de la propia personalidad del trabajador. De aquí a 2025, las mayores oportunidades laborales se presentarán, previsiblemente, para aquellas personas que destaquen en cuanto a pensamiento crítico e innovación, aprendizaje activo y estrategias de aprendizaje, resolución de problemas complejos, pensamiento crítico y análisis, creatividad, originalidad e iniciativa y liderazgo e influencia social. También se demandarán capacidades de negociación y persuasión, inteligencia emocional, flexibilidad o tolerancia frente al estrés.

En este sentido, se ha incrementado el acceso a la formación online, tanto por parte de quienes ya cuentan con un empleo como por parte de desempleados. Según el informe, se ha cuadriplicado el número de personas que buscan oportunidades de aprendizaje en línea por iniciativa propia y se ha quintuplicado la oferta de oportunidades de formación online provistas por los empleadores a sus trabajadores.

Las personas empleadas están poniendo mayor énfasis en los cursos de desarrollo personal, cuya demanda ha aumentado en un 88%. Por su parte, los desempleados se han decantado en mayor medida por el aprendizaje de habilidades digitales, como el análisis de datos, la informática y las tecnologías de la información.

El teletrabajo ha venido para quedarse

Una de las novedades que la pandemia trajo al ámbito laboral fue la expansión del teletrabajo. En España, la etapa más dura del confinamiento impedía el desempeño presencial de aquellos trabajos que no se considerasen esenciales. Para evitar un parón completo de la actividad productiva las empresas tuvieron que recurrir al teletrabajo, una práctica que, a día de hoy, algunas de ellas aún mantienen por precaución y que hace unas semanas fue regulada por el Ministerio de Trabajo.

El informe del FEM revela que el 84% de los empleadores encuestados están preparados para digitalizar los procesos de trabajo, lo que también incluye la ampliación del teletrabajo. En este sentido, algunos empleadores se muestran preocupados por que esta práctica repercuta en la productividad o en el bienestar de sus empleados, por lo que aproximadamente un tercio de ellos prevé tomar medidas a este respecto para fortalecer el sentimiento de unidad, comunidad, conexión y pertenencia con la empresa.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter