contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Daniel González: «Smartick Lectura usa I.A. para ofrecer un plan de estudios personalizado a cada alumno»

Smartick es una de las startups españolas que están revolucionando los métodos de aprendizaje a través de herramientas y plataformas online. Su método Smartick Matemáticas ha dado excelentes resultados como refuerzo al aprendizaje de los niños en el colegio, y se convirtió en una herramienta muy importante en muchos hogares durante los confinamientos de la primavera de 2020.

Las claves del éxito de Smartick Matemáticas, como la rigurosa aplicación de metodologías de aprendizaje en una plataforma que utiliza la gamificación para atraer al alumno, se han utilizado también en Smartick Lectura, su nuevo producto. Y hoy entrevistamos a Daniel González de la Vega, uno de los cofundadores de la compañía, para que nos presente su nueva aplicación y, de paso, nos hable de los orígenes Smartick y de su innovadora visión de la formación online.

P: Comenzamos preguntándoos sobre el nuevo programa que habéis lanzado, el método Smartick de comprensión lectora. ¿Por qué habéis decido que este sea vuestro segundo programa?

R. Hemos desarrollado Smartick Lectura para completar el aprendizaje en las dos principales áreas de conocimiento en la educación primaria: matemáticas y lectura/comprensión lectora.

Sabemos que la comprensión lectora es un pilar básico en el aprendizaje en todas las áreas curriculares de la educación primaria y secundaria, no solo en las asignaturas relacionadas con la lingüística. Una buena comprensión lectora mejora el rendimiento académico de los alumnos en todas las disciplinas.

«Smartick Lectura se nutre de Inteligencia Artificial para ofrecer un plan de estudios personalizado, adaptando en tiempo real el ritmo y la dificultad al alumno»

P: ¿En qué se diferencia enseñar a leer, y a comprender lo que se lee, de enseñar matemáticas? ¿Habéis tenido que desarrollar tecnología nueva, quizá implementar I.A. de otra manera?

R: Hemos aplicado el método personalizado de Smartick, que tan buenos resultados está logrando en el aprendizaje de matemáticas, para enseñar a leer y mejorar la comprensión lectora, trabajando los contenidos de la mano de expertos lingüistas y pedagogos.

El programa Smartick Lectura se nutre así de Inteligencia Artificial para ofrecer un plan de estudios personalizado, adaptando en tiempo real el ritmo y la dificultad al alumno, permitiéndole que trabaje siempre en la frontera de su máximo nivel de competencia. Para ello, solo tiene que realizar una sesión diaria de 15 minutos (sin horarios rígidos) desde un ordenador o tableta, sin desplazamientos.

P: ¿Qué capacidades mejoran los niños con el programa?

El objetivo del programa Smartick Lectura es que los niños consigan leer de manera fluida, comprendiendo lo que leen, disfrutando de la lectura y potenciando la imaginación y la creatividad.

Smartick Lectura potencia las habilidades lectoras y la comprensión lectora de los niños en función de su edad, en torno a cuatro componentes:

  1. Precisión: leer cualquier palabra, conocida o desconocida, sin cometer errores.
  2. Velocidad: leer cualquier palabra de manera correcta y a la velocidad que corresponda a su edad.
  3. Entonación: leer cualquier palabra y cualquier frase con la entonación adecuada.
  4. Comprensión lectora: conseguir comprender el mensaje de las oraciones y textos escritos.

«En un mundo cada vez más audiovisual tenemos que fomentar la lectura y comprensión lectora de forma transversal en todas las asignaturas de primaria»

P: Durante el desarrollo del proyecto, ¿habéis manejado estudios sobre la comprensión lectora de las generaciones de niños actuales? ¿Creéis que está fundado el miedo a que la gran cantidad de contenido audiovisual que consumen actualmente pueda incidir en que lean menos o lean peor?

R: Efectivamente, para desarrollar nuestro programa Smartick Lectura nos hemos nutrido de numerosos estudios y contado con el asesoramiento de expertos con el objetivo de lograr que los pequeños aprendan a leer y mejoren su comprensión lectora.

Tenemos que hacer convivir un mundo cada vez más audiovisual con un impulso educativo para fomentar la lectura y comprensión lectora de forma transversal en todas las asignaturas de primaria, tal y como ha quedado plasmado en la última reforma educativa recién aprobada.

«Tras observar cómo los niños españoles aparecían en los últimos puestos de los informes internacionales (TIMSS, PISA), sobre todo en matemáticias, nos propusimos crear un método»

P: Vamos a viajar un poco al pasado, a los orígenes de Smartick, más o menos por 2009. ¿Cómo surge la idea de Smartick? ¿Fue una apuesta porque os apasionaba el proyecto, o fue más una decisión empresarial al detectar una demanda en el mercado?

R: A comienzos de 2009 mi socio, Javier Arroyo, y yo nos propusimos crear un método tras observar cómo los niños españoles aparecían recurrentemente en los últimos puestos de los informes internacionales (TIMSS, PISA) en todas las categorías, sobre todo en matemáticas. Es una situación muy similar en muchos países, salvo escasas excepciones asiáticas o europeas.

Queríamos desarrollar un método que aprovechara la tecnología y ayudara a los alumnos a afianzar y mejorar el aprendizaje de las matemáticas de forma natural y personalizada en una disciplina clave.

Tras dos años de intenso trabajo, lanzamos en 2011 la primera versión de Smartick Matemáticas.

En ese momento, al contrario de lo que sí ocurría en idiomas, no había una demanda por parte de los padres y colegios de reforzar los conocimientos de matemáticas más allá de las clases en el colegio. Afortunadamente esto ha ido cambiando poco a poco.

Prácticamente todos los beneficios que generamos los reinvertimos en seguir mejorando el programa de matemáticas, incorporar últimas tendencias metodológicas, nuevos contenidos y desarrollar otros proyectos.

P: Corrígeme si me equivoco pero, a diferencia de otras startups, avanzasteis sin necesidad de conseguir rondas de inversión o patrocinadores. Asumisteis un gran riesgo. ¿Cómo afrontasteis los comienzos? ¿Hubo momentos duros en los que temisteis que Smartick no llegase a ser económicamente viable?

R: Smartick se crea con los ahorros de los dos fundadores y un préstamo de ENISA de 50.000 euros. Nuestro modelo de negocio está basado en la suscripción (mensual, trimestral o anual).

Los comienzos fueron duros, claro, hasta que en 2013 alcanzamos el punto de equilibrio, ganamos un proyecto competitivo de la Comisión Europea y recibimos una ayuda de 1’3 millones de euros para implementar Smartick Brain.

Prácticamente todos los beneficios que generamos los reinvertimos en seguir mejorando el programa de matemáticas, incorporar últimas tendencias metodológicas, nuevos contenidos y desarrollar otros proyectos.

Smartick oficina
El equipo de Smartick está integrado por informáticos, pedagogos, matemáticos o maestros, entre otros perfiles.

P: ¿Cómo fue del desarrollo del programa para enseñar matemáticas? ¿Expertos de qué campos trabajaron en el mismo? ¿Os disteis cuenta de que necesitabais perfiles que no habíais contemplado a medida que avanzaba?

R: Contratamos a un equipo de informáticos para trabajar en el desarrollo del método y de pedagogos, matemáticos y maestros para preparar los contenidos. Comenzamos con un equipo modesto que fue creciendo a medida que fuimos teniendo más clientes.

Una vez que nos lanzamos al mercado creamos el área de atención al cliente interdisciplinar -fundamental para establecer contacto con los alumnos y sus padres y ofrecer atención personalizada para sus dudas- y el área de comunicación y marketing para difundir nuestro proyecto en medios de comunicación y redes sociales.

P: Smartick matemáticas ha ido evolucionando. ¿Qué tipo de perfiles contratáis en vuestra empresa ahora?

R: Seguimos incorporando contenidos y mejoras, por lo que en un año tan complicado como 2020, marcado por la pandemia mundial, hemos pasado de 55 a 80 profesionales de las disciplinas mencionadas: matemáticos, informáticos, maestros, pedagogos, psicólogos… gracias al crecimiento de alumnos experimentado.

Nos convertimos en un gran aliado para las familias que tenían que tener a sus hijos homeschoolers en sus casas, para seguir mejorando los conocimientos matemáticos a su ritmo.

«La gamificación ayuda a que los niños consideren Smartick un método “amigable” que pueden hacer desde un ordenador o tableta»

-¿Cuáles crees que son las claves que hacen atractivo para los niños aprender con Smartick?

La personalización y adaptación en tiempo real al nivel y ritmo de aprendizaje de cada niño hace que vaya avanzando, afianzando sus conocimientos, sin frustraciones. La gamificación ayuda a que consideren Smartick un método “amigable” que pueden hacer desde un ordenador o tableta. El hecho de que la sesión sea de tan solo 15 minutos al día también es importante.

Al finalizar la sesión, los alumnos acceden a un mundo virtual en el que pueden jugar a la vez que desarrollan habilidades cognitivas y decorar su avatar y su habitación con las estrellas conseguidas.

«Con Smartick Matemáticas los niños también aprenden programación y pensamiento computacional»

-¿Qué capacidades mejora un niño que aprende con Smartick matemáticas?

Con Smartick Matemáticas, además de trabajar las habilidades propias de las matemáticas como cálculo mental, aritmética, álgebra o geometría, el alumno refuerza el cálculo mental, aprende a pensar y razonar a la vez que practica su comprensión lectora. También aprenden programación y pensamiento computacional.

También fomenta la autoestima y mejora habilidades cognitivas como la memoria, atención, razonamiento y flexibilidad con juegos científicamente diseñados, accesibles en el mundo virtual. A la vez que impulsa que los niños trabajen de forma autónoma, con corrección de ejercicios y feedback inmediato, lo que facilita el aprendizaje.

Sirve tanto para los niños que necesitan refuerzo como para aquellos que buscan ampliar conocimientos, ya que cada uno avanza a su propio ritmo, de manera totalmente personalizada.

P: Vuestro primer objetivo fueron los colegios. En estos momentos se habla mucho del proceso de transformación de muchos docentes hacia medios más digitales.  ¿Cómo fue recibida la aplicación?

R: Nosotros no pretendíamos sustituir al currículo escolar, somos un programa independiente con el que los niños pueden dominar “las matemáticas necesarias”. Los niños avanzan más rápido que en el colegio. Obviamente, en muchos aspectos estas coinciden con lo que el niño está dando en el colegio, porque las matemáticas son matemáticas, pero también introducimos sesiones de lógica, que no suele haber en las clases, además de filtrar y estudiar metodologías de enseñanza de las matemáticas de todas partes del mundo, como el método Singapur o, al principio para los más pequeños, aspectos de Montessori.

En la actualidad, contamos con una veintena de colegios que utilizan Smartick matemáticas para implementar su asignatura en distintos niveles de primaria.

«La mayoría de los clientes de Smartick son familias, tenemos miles de alumnos en más de 100 países en todo el mundo»

P: Ahora tenéis como clientes también a las familias. ¿Qué herramientas ponéis a disposición de los padres y cómo es vuestra comunicación con ellos?

R: La mayoría de los clientes de Smartick son familias, tenemos miles de alumnos en más de 100 países en todo el mundo.

Los padres reciben al finalizar la sesión un informe detallado de los contenidos que han trabajado, la precisión, velocidad y la efectividad conseguida. Además pueden acceder a un área de padres para ver el progreso de manera más detallada y pueden hablar así con sus hijos sobre qué aspectos les están gustando más o encuentran más difíciles.

P: ¿Habéis pensado en lanzar herramientas de aprendizaje para adolescentes o incluso adultos?

R: En principio, nuestros programas están dirigidos a niños de 4 a 14 años y seguiremos trabajando para esas edades.

Aunque es cierto que tenemos algunos alumnos adultos que quieren seguir mejorando sus conocimientos matemáticos o con dificultades de aprendizaje que consiguen grandes avances con nuestros programas personalizados de matemáticas y comprensión lectora.

P: Siempre que hacemos alguna entrevista que tenga que ver con la educación, hablamos de la brecha digital. ¿Cómo crees que es de preocupante este problema? ¿Cómo lo afronta Smartick?

R: Es evidente que la brecha digital está ligada a la desigualdad social, cada vez es mayor la distancia entre las personas que dominan el nuevo mundo digital de las redes sociales y la tecnología y los que viven de espaldas ya sea por inadaptación o falta de medios técnicos o económicos. Esta situación se ha puesto de manifiesto durante el confinamiento forzoso debido a la pandemia mundial de la COVID-19. Desde Smartick llevamos a cabo tres iniciativas:

  • Hemos puesto a disposición de los profesores, que durante la cuarentena forzosa llevaron a cabo una encomiable labor docente desde sus casas, acceso gratuito a una plataforma educativa desarrollada por la empresa española con tutoriales interactivos, recursos didácticos innovadores y propuestas de ejercicios autocorregibles.
  • Tras el cierre de colegios en toda España, y en muchos países del mundo, hemos ofrecido 15 días gratis del método Smartick, que se convirtió en una alternativa clara para que los menores no vieran afectado su ritmo normal de aprendizaje, a todos los homeschoolers forzosos en todo el mundo. Han llegado a seguir el método más de 500.000 personas en 100 países.
  • Incorporamos a nuestro Programa 1=1 de Responsabilidad Social Corporativa a familias sin recursos con niños afectados por el cierre de colegios debido a la pandemia del COVID-19. De este modo, hemos ofrecido becas a homescoolers forzosos de 4 a 14 años para que puedan mejorar sus conocimientos matemáticos. Hemos otorgado más de 2.000 becas en todo el mundo.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter