test

redaccion@diariodigitalis.com

Facebook evita por ahora su suspensión en Europa

Facebook ha evitado la posibilidad de tener que cerrar sus servicios en Europa este verano. La noticia recogida por TechCrunch es el último giro de los acontecimientos en una larga historia de denuncias sobre protección de datos relacionada con un choque entre la privacidad de la Unión Europea y la ley de vigilancia de los Estados Unidos.

El retraso, en lo que todavía se espera que sea una orden de suspensión a Meta, la empresa matriz de Facebook, para que detenga la exportación ilegal de datos, se produce tras las objeciones a un proyecto de decisión de su principal autoridad de protección de datos presentas por otras APD regionales que lo han estado revisando. El Irish Business Post recogió la noticia en un artículo anterior.

Meta esquiva la bala… de momento

Según el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) del bloque, las denuncias transfronterizas suelen requerir la cooperación y al menos el consenso de las APD de las regiones afectadas, por lo que se establece el derecho de las autoridades interesadas a opinar sobre los proyectos de decisión de un supervisor de datos principal.

«Hemos recibido algunas objeciones de un pequeño número de autoridades de protección de datos en este caso», confirmó el comisario adjunto de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (CPD), Graham Doyle. «Actualmente estamos evaluando las objeciones y nos pondremos en contacto con las autoridades pertinentes para intentar resolver las cuestiones planteadas». Doyle no ha proporcionado más detalles sobre las objeciones específicas recibidas.

Id bootcamps Banner

Esto significa que la decisión final sobre esta historia interminable sobre la legalidad de las transferencias de datos de Facebook, así como el destino de su servicio en Europa, se retrasará al menos durante varios meses más.

En una reclamación transfronteriza anterior sobre el RGPD, relacionada con WhatsApp, en la que se plantearon objeciones similares a la aplicación propuesta por Irlanda, se tardó un total de nueve meses para que se emitiera una decisión final (y una gran multa).

Meta seguramente impugnará

Es muy probable que Meta impugne la orden de suspensión ante los tribunales irlandeses, y también podría solicitar una suspensión, como ya hizo anteriormente, para intentar seguir operando como hasta ahora.

En septiembre de 2020, el CPD envió una orden de suspensión preliminar a Facebook por la cuestión de las transferencias de datos, lo que desencadenó un recurso judicial. Facebook ganó una suspensión, pero su intento de revocar la decisión del regulador a través de una revisión judicial, desafiando su procedimiento, fue finalmente desestimado en mayo de 2021, reactivando el proceso de aplicación, que se ha estado llevando a cabo desde entonces.

El CPD no ha querido comentar el plazo previsto para la adopción de una decisión final a la vista de las objeciones a su proyecto. Esto dependerá, en cualquier caso, de si las diferencias de opinión sobre la aplicación entre las APD pueden resolverse sin que sea necesario un mecanismo formal de resolución de conflictos en el RGPD, lo que puede requerir la intervención del Consejo Europeo de Protección de Datos (como ocurrió en el caso de WhatsApp).

Si las APD no pueden llegar a un acuerdo entre ellas y la JEPD tiene que intervenir, no estaría fuera de los límites de la posibilidad de que una decisión final se retrasara hasta 2023.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter