contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Telegram incluirá funciones de pago en 2021

Hoy en día y casi doce años después de su nacimiento, WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea por excelencia, con 2.000 millones de usuarios en todo el mundo, según datos de la compañía al inicio de este 2020. A lo largo de los años han ido apareciendo multitud de apps que intentaban emular el modelo de WhatsApp, ofreciendo funciones similares o incluso idénticas, como Line, Viber, Facebook Messenger –que podía considerarse competidora de WhatsApp antes de que esta fuera absorbida por Facebook en 2014– o Telegram. Sin embargo, solo esta última ha logrado hacerle sombra a WhatsApp, convirtiendo su uso en una suerte de acto casi revolucionario de quienes reniegan del imperio Zuckerberg.

Telegram anunció en abril de este año que había sumado 400 millones de usuarios en todo el mundo y, aunque se encuentra lejos de alcanzar las cifras de WhatsApp, su uso se ha ido popularizando con el paso del tiempo desde su lanzamiento en 2013. De hecho, el pasado 23 de diciembre Pavel Durov, CEO y fundador de Telegram, indicó en su canal de la app que esta se estaba aproximando a los 500 millones de usuarios activos. Y para el año que viene trae novedades, ya que empezará a generar ingresos.

El propio Durov reconocía en un comunicado que durante la mayor parte de la historia de Telegram, él mismo sufragó con sus ahorros personales los gastos generados por la compañía. Sin embargo, dado el actual ritmo de crecimiento y las cifras de usuarios activos previstas para un futuro cercano, el CEO de la app de mensajería instantánea asume que la empresa pronto requerirá «un financiación adecuada». Para lograr ese objetivo, comenta Durov, «típicamente hay dos opciones: empezar a ganar dinero para cubrir los gastos, o vender la compañía».

El fundador aclara que no se van a decantar por la segunda opción en ningún caso, como sí hizo WhatsApp en 2014 cuando fue adquirida por Facebook. «El mundo necesita que Telegram se mantenga independiente como un lugar donde se respete a los usuarios y se asegure un servicio de alta calidad», explicaba Durov en su comunicado.

Para el equipo de la app resulta fundamental «continuar sirviendo al mundo como un ejemplo de una compañía tecnológica que se esfuerza por la perfección y la integridad«, apunta Durov, y «como muestran los tristes ejemplos de nuestros predecesores, eso es imposible si te conviertes en parte de una corporación», remarca.

Por tanto, la alternativa de supervivencia para Telegram, que recientemente incorporó los chats de voz, es la de comenzar a generar ingresos, aunque lo harán de acuerdo a sus valores como compañía y a las promesas realizadas a sus usuarios en sus siete años de existencia. Es por eso que la actualización no resultará intrusiva para la mayoría de los usuarios.

Las funciones gratuitas seguirán siéndolo siempre

En este sentido, las características que actualmente son gratuitas seguirán siéndolo y los chats privados o grupales se mantendrán libres de anuncios o publicidad de cualquier tipo. Las nuevas funciones de pago están destinadas únicamente a equipos de negocios o usuarios muy activos, quienes se convertirán en una especie de usuarios premium que deberán pagar por determinados servicios que la app ofrecerá.

En relación a la publicidad y teniendo en cuenta que los canales públicos masivos se utilizan normalmente con un fin comercial, Telegram apostará por regular este aspecto creando su propia plataforma publicitaria. Con esto pretende que todo el contenido de este tipo se aloje ahí para que no resulte intrusivo, al tiempo que respeta la privacidad y que permite cubrir los costes de los servidores y el tráfico.

Telegram apuesta por creadores y pequeñas empresas

Además, Telegram quiere que la comunidad que utilice esta plataforma publicitaria también se beneficie directamente, con el objetivo de favorecer a creadores y pequeñas empresas. «Si monetizamos grandes canales públicos de uno a muchos a través de la Plataforma Publicitaria, los propietarios de estos canales recibirán tráfico gratuito en proporción a su tamaño», explica Durov. De la misma manera, «si Telegram introduce pegatinas de primera calidad con características expresivas adicionales, los artistas que hacen estas pegatinas también obtendrán una parte de las ganancias», añade.

Image by Ümit Solmaz from Pixabay.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter