contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Unidas Podemos pide medidas contra los mensajes de odio en redes sociales

El grupo confederal de Unidas Podemos pedirá hoy lunes en el Congreso de los Diputados una serie de medidas para combatir la propagación de mensajes de odio en redes sociales, que según sus valoraciones se han incrementado como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Se trata de una proposición no de ley, que se debatirá y votará hoy en la Comisión de Interior. Dichas medidas facilitarían la vigilancia de este tipo de mensajes y permitirían su eliminación inmediata.

Según Unidas Podemos, la pandemia ha provocado «una creciente polarización» en la opinión pública, y ciertos sectores están «instrumentalizando con fines ideológicos» el dolor que ha causado el virus. De hecho, sostienen que por medio de las redes sociales están señalando a individuos y grupos específicos como culpables de la crisis sanitaria, propiciando «linchamientos» digitales que ponen en riesgo su seguridad física e integridad moral.

Solicitan más información y más mecanismos de denuncia

Podemos y sus confluencias proponen que los usuarios de las redes sociales tengan más información y mecanismos para denunciar los contenidos que inciten al odio o a la violencia. Además, las empresas responsables tendrían un límite de 24 horas para eliminar esos mensajes, y sólo una hora en los casos en los que la víctima sea un menor de edad.

Por otra parte, las medidas también contemplan que los operadores deban almacenar temporalmente y de manera obligatoria los contenidos denunciados. De esta manera, podrían ponerlos a disposición judicial si fuese necesario, lo cual mejoraría la cooperación entre las empresas tecnológicas y las autoridades fiscales y policiales.

Unidas Podemos pone los ejemplos de Francia y Alemania, países en los que ya existen leyes similares para vigilar y eliminar mensajes de odio en Internet. La ley francesa también da un plazo de 24 horas para retirar este tipo de contenidos, mientras que la ley alemana establece multas de hasta 50 millones de euros a empresas como Twitter y Facebook por no eliminar mensajes de odio.

Controversia ante una posible limitación de la libertad de expresión

Sin embargo, dichas leyes han causado bastante controversia en sus respectivos países, y son muchos quienes aseguran que pone en peligro libertades fundamentales, y en especial la libertad de expresión. En el país galo, de hecho, el partido izquierdista Francia Insumisa (que ocupa un espacio político similar al de Unidas Podemos en España) fue el principal detractor de esta ley en su momento, afirmando que las empresas responsables de las redes sociales podrían precipitarse borrando contenidos a la ligera y ante cualquier atisbo de duda, pues de lo contrario se arriesgarían a ser multados.

Eso sí, también hay que tener en cuenta que una ley así podría servir para proteger a víctimas contra las que ha habido campañas de odio muy reprobables y peligrosas en redes sociales. De hecho, hace poco la policía ya detuvo a un negacionista de la COVID-19 que escribió en redes sociales mensajes como que «todo esto se solucionaría con un tiro en la nuca a Pedro Sánchez», y a principios de año el diputado Tomás Guitarte (de Teruel Existe) tuvo que recibir protección policial debido a las numerosas amenazas que recibió por su voto en la investidura de Sánchez.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter