contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Reino Unido pone freno a la publicidad para adelgazar en redes sociales

La Autoridad de Normas de Publicidad (ASA) del Reino Unido, equivalente a Autocontrol en España, ha amonestado a las marcas Skinny RevolutionSkinny Clinic y Skinny Jab por promocionar en redes sociales diversos productos para adelgazar poniendo en riesgo la salud pública. El toque de atención del regulador británico se ajusta a la prohibición del Comité de Prácticas Publicitarias (CAP) sobre los anuncios de cirugía estética dirigidos a adolescentes, al considerarlos prácticas de marketing irresponsable.

En el caso de Skinny Revolution, que cuenta con perfil abierto al público en redes como Instagram, el organismo respaldó las quejas contra una promoción que afirmaba que sus productos «garantizan la pérdida de 6 kilos de peso en cuatro semanas», lo cual define como un intento descarado de «explotar irresponsablemente las inseguridades de las personas respecto a su aspecto físico».

La citada marca publicó una imagen del antes y el después de una muñeca Barbie obesa y otra delgada como las que encabezan esta noticia, para vender su remedio de adelgazamiento bajo el título «Yo en cuarentena». En consecuencia, la ASA dictaminó que prometer una pérdida de peso específica en un período de tiempo determinado vulnera el código ético sobre publicidad responsable, tal como recoge el portal TheDrum.

Por su parte, Skinny Jab fue igualmente apercibida por la ASA a raíz de una historia de Instagram (Story para los millennials) publicada por la estrella de programas de telerrealidad Gemma Collins, quien utilizó la popular red social para contar que dicha marca estaba ayudando a construir su «cuerpo de verano durante el confinamiento» tras perder varios kilos, una clase de relatos que, tal como ha comprobado Digitalis, aún permanecen en su página web.

Id bootcamps Banner

Además, Skinny Jab también publicó afirmaciones engañosas en dicha web, como que «la pérdida de peso promedio es de 5 a 9 kilos en el primer curso de cuatro semanas», lo que infringe la norma sobre prometer reducciones de peso específicas en períodos de tiempo concretos. En consecuencia, tanto Skinny Jab como la señora Collins recibieron la orden de utilizar la etiqueta #ad para advertir sobre contenido promocionado (SEM) y dejar de insinuar que sus productos podían ser adecuados para personas que no padecen sobrepeso.

Típico anuncio de productos para adelgazar

La tercera marca que ha recibido el fallo de la ASA es Skinny Clinic, por un anuncio en redes sociales como Facebook compartido por la modelo de tallas grandes Jema Gilsenan, quien aseguraba que el inhibidor del apetito Skinny Pen le permitiría salir del confinamiento con la «mitad de peso», gracias a un programa de adelgazamiento a base de «controlar el hambre y reducir los antojos». A esto hay que sumarle varias quejas por sugerir usos más allá de los estrictamente designados por la licencia farmacológica del producto.

Antecedentes de peso

No es la primera vez que la ASA se ve obligada a intervenir en malas praxis de marketing en redes sociales con famosas influyentes como Lauren Goodger y Katie Price, que no cumplen con las estrictas reglas sobre la promoción de dietas «irresponsables». Estos toques de atención se suman a su propuesta de prohibir anuncios de cirugía estética dirigidos a adolescentes, ante la creciente preocupación sobre la difusión de imágenes poco realistas del cuerpo de las mujeres.

En el Reino Unido, los datos del Servicio Nacional de Salud (NHS) apuntan a niveles crecientes de «insatisfacción corporal» entre las chicas adolescentes, así como inseguridad y baja autoestima en relación a su aspecto físico, a medida que las tasas de estrés, ansiedad y depresión aumentan drásticamente en este grupo demográfico directamente ligado al uso de las redes sociales: una tendencia mucho menos pronunciada entre varones de la misma edad.

Imagen del cuerpo de texto: Freepik.es

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter