redaccion@diariodigitalis.com

661 597 410

Las ventajas de Zero Party Data como herramienta de creación de marca y engagement

La consultora Merkle, especializada en Customer Experience Management y perteneciente al grupo dentsu international, pone en valor el desarrollo de estrategias Zero Party Data (ZPD) para que las marcas generen confianza entre su público y conecten con el cliente, una realidad de la que ya son conscientes los marketers. Así, un 79 %  de ellos han declarado que uno de sus objetivos es identificar las preferencias de sus clientes y brindarles experiencias relevantes que le ayuden a tomar decisiones de compra, según el último Customer Engagement Report de Merkle.

El 37 % de las marcas han incrementado significativamente sus capacidades de recolectar customer data en el último año. Por Zero Party Data (ZPD) hacemos referencia a aquellos datos que comparten los usuarios voluntariamente sobre sus intereses o motivaciones. Una estrategia ZPD ayuda a las compañías a interpretar el comportamiento de las personas y estrechar lazos con los consumidores, al mismo tiempo que se cumple con la normativa vigente de protección de datos.

Las claves de las estrategias ZPD

En la última pieza de conocimiento de Merkle España titulado ‘Zero Party Data – La clave para un mundo cookieless se explica en qué consiste esta estrategia de alto valor añadido, apta para modelos de negocios intermediado, basados en suscripción o en recurrencia, así como sus ventajas aquí resumidas.

  1. Ofrece información de valor con ahorro de costes. Mediante gaming, formularios o servicios complementarios, podemos lograr una información directa con la que modelar audiencias, sin falta de comprar datos de tercera parte o análisis de tendencias y estudios de panel.
  2. Facilita la prospección y el desarrollo de nuevos productos. La información queda asociada a los identificadores y permite cualificar la base de prospectos y clientes con la que planificar próximos desarrollos de productos, servicios, funcionalidades o estrategias comerciales con partners.
  3. Construye marca y engagement. En este diseño de una relación más directa e interactiva con el consumidor, emplear el ZPD ayuda a mejorar las conversiones, consolidar una imagen de marca y generar una experiencia más memorable. La consecuencia inmediata es el incremento del engagement, la fidelización e incluso el establecimiento de un vínculo emocional más fuerte con el consumidor.
  4. Importante definir las bases del design thinking. Para convertirnos en más que un vendedor de productos sino en una entidad que genere confianza a través de la personalización de experiencias es fundamental comprender cómo es la toma de decisiones del público objetivo a la hora de diseñar una estrategia de ZPD. Con esta premisa, se podrá dar forma a experiencias no intrusivas, que aporten valor y sirvan para forjar un clima de confianza propicio a una respuesta positiva.

Imagen destaca de wirestock en freepik.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter