contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Facebook suspende las cuentas de varios académicos que investigaban la difusión de la desinformación en la plataforma

Facebook ha suspendido las cuentas personales de varios académicos que estaban investigando la transparencia publicitaria y la difusión de la desinformación en la red social. Facebook dice que el grupo violó sus términos y condiciones del servicio al extraer datos de los usuarios sin su permiso. Pero los académicos dicen que los están silenciando por exponer problemas en la plataforma de Facebook.

Según recoge The Verge, los investigadores forman parte del NYU Ad Observatory, un proyecto creado para examinar el origen y la difusión de los anuncios políticos en Facebook. Como explicó el grupo en una publicación de blog en mayo, su objetivo es descubrir quién paga por los anuncios políticos y cómo los orientan. Este trabajo tiene implicaciones importantes para comprender la propagación de la desinformación en Facebook, ya que la empresa no verifica los anuncios políticos.

La recopilación de datos es inocua, según los académicos

Para ayudarles en su trabajo, los investigadores crearon una extensión de navegador llamada Ad Observer, que recopila automáticamente datos sobre qué anuncios políticos se muestran a los usuarios y por qué esos anuncios están dirigidos a ellos. Según su sitio web, el complemento no recopila ninguna información de identificación personal, incluidos el nombre de los usuarios, el número de identificación de Facebook y la lista de amigos.

Los datos recopilados por Ad Observer se ponen a disposición del público para investigadores y periodistas que utilizan la información para revelar tendencias y problemas en la plataforma de Facebook. Las historias que resultan directamente de este trabajo incluyen el hecho de que Facebook no ha revelado quién paga por algunos anuncios políticos ni por qué la desinformación de extrema derecha es más atractiva que la desinformación de fuentes de centro o izquierda.

Id bootcamps Banner

Facebook ofrece parte de esta información de forma voluntaria a través de su Biblioteca de anuncios, pero no toda. Por ejemplo, no comparte datos sobre cómo se orientan los anuncios en función de los intereses de los usuarios. Los usuarios pueden encontrar esto por sí mismos haciendo clic en los anuncios que se les muestran, y son estos datos los que recopiló el NYU.

Los investigadores creen que Facebook no quiere que salgan a la luz ciertos problemas de su web

Laura Edelson, una investigadora del NYU involucrada en el proyecto, y cuya cuenta personal fue suspendida por Facebook, dice que la compañía quiere terminar con la investigación independiente de su plataforma.

«Facebook nos está silenciando porque nuestro trabajo a menudo llama la atención sobre problemas en su plataforma», dijo Edelson a Bloomberg en un comunicado enviado por correo electrónico. «Lo peor de todo es que Facebook está utilizando la privacidad del usuario, una creencia fundamental que siempre hemos puesto en primer lugar en nuestro trabajo, como pretexto para hacer esto. Si algo demuestra este episodio es que Facebook no debería tener poder de veto sobre quién puede estudiarlos».

Facebook dice que suspendió las cuentas de los investigadores porque violaron los términos y condiciones de la red social, y que el complemento Ad Observer «recopiló datos sobre los usuarios de Facebook que no instalaron ni dieron su consentimiento para la recopilación». El comunicado de Facebook sugiere que los investigadores estaban recopilando datos sobre cuentas privadas sin consentimiento, pero, como informó Protocol en marzo, Facebook en realidad se refiere a las «cuentas de los anunciantes, incluidos los nombres y las imágenes de perfil de las páginas públicas que publican anuncios políticos y el contenido de esos anuncios».

Facebook querría evitar a toda costa otra extracción masiva de datos privados de su plataforma

Facebook podría tener buenas razones para desconfiar de los terceros que recopilan datos de su web. El escándalo de Cambridge Analytica solo fue posible porque la compañía no ejerció una supervisión adecuada sobre cómo se podía extraer información de su plataforma. Esto resultó en una multa de 5.000 millones de dólares para Facebook y nuevos controles de privacidad por parte de la FTC.

La compañía dice ahora que debe suspender a los investigadores del NYC según estas pautas de la FTC, así como deshabilitar sus páginas asociadas y el acceso a la plataforma. Sin embargo, algunos expertos en privacidad no están de acuerdo con esto. Jonathan Mayer, profesor de la Universidad de Princeton que investiga tecnología y derecho, dijo en Twitter que «el argumento legal de Facebook es falso».

Facebook dice que se ofreció en varias ocasiones a trabajar con los investigadores de la NYU al proporcionarles directamente los datos que necesitaran, y que, al principio, advirtió al grupo que podrían ser excluidos de la plataforma.

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter