contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Google retrasa la eliminación de las cookies de terceros hasta 2023

Google anunció ayer que retrasará sus planes de eliminar las cookies de terceros en el navegador Chrome hasta 2023, aproximadamente un año después de lo planeado originalmente. La razón: dar más tiempo a todos los actores de internet, desde reguladores a las compañías que hacen negocio a través de la red, a adaptarse a los nuevos sistemas que invadan menos la privacidad del usuario.

En la publicación del blog en la que se anuncia el retraso, Google aclara que su nuevo plan es eliminar las cookies gradualmente durante un periodo de tres meses que irá de mediados de 2023 a finales de 2023. Esta decisión, asegura Google, está «sujeta a nuestro compromiso con la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido (CMA)», con la que habría estado negociando hace pocos días para ofrecer una alternativa a las cookies de terceros.

En otras palabras, la compañía atribuye parte del retraso a su necesidad de trabajar conjuntamente con los reguladores para desarrollar nuevas tecnologías que reemplacen las cookies de terceros para su uso publicitario.

Otros navegadores como Safari o Firefox ya han implementado algunos bloqueos contra las cookies de seguimiento de terceros, pero Chrome es el navegador de escritorio más utilizado, por lo que su cambio tendría, a priori, mayores consecuencias para la industria publicitaria.

Haga lo que haga Google, será criticada

Y la posición de Google no es fácil. Muchos ya tienen claro que, cuanto más corte Google el rastreo de terceros, más perjudicará a otras empresas de publicidad y aumentará potencialmente su propio dominio en el espacio publicitario.

Al mismo tiempo, cuanto menos interrumpa Google el rastreo, es más probable que sea criticada por no proteger la privacidad del usuario. Y no importa lo que haga, será objeto de fuertes críticas por parte de reguladores, defensores de la privacidad, anunciantes, editores y cualquier otra persona con algún tipo de interés en Internet.

Encontrar una forma de equilibrar esos elementos conflictivos ha resultado ser difícil como poco. Una de las razones es que, como administradora de la «web abierta», Google está intentando desarrollar sus nuevas tecnologías de privacidad de forma abierta mediante el proceso habitual de creación de estándares web. La compañía ha agrupado varios de sus esfuerzos bajo la denominación de un «entorno de pruebas de privacidad», un término que engloba a muchas de las diferentes propuestas para Chrome e Internet.

Id bootcamps Banner

La más polémica de esas propuestas ha sido la tecnología de «aprendizaje federado de cohortes», o FLoC. Este ha sido un intento muy complicado de crear grupos de usuarios demográficamente similares en un sistema descentralizado semi-anónimo que los anunciantes podrían usar para orientar los anuncios.

Sin embargo, ningún otro proveedor de navegadores ha señalado que esté de acuerdo con el uso de FLoC, y varios han dicho explícitamente que lo bloquearían. La mejor respuesta que ha obtenido realmente Google ha sido un análisis de Mozilla que identificó varios problemas en su sistema, de una manera que no cierra completamente la puerta a la futura adopción por parte de Firefox.

Una revisión completa de FLoC y Privacy Sandbox

Google está apuntando a un «proceso de desarrollo público riguroso y de varias fases, que incluye extensos debates y períodos de prueba» para FLoC y otras propuestas, una señal bastante obvia de que terminará cambiando o reemplazando FLoC. «Planeamos concluir esta prueba de origen en las próximas semanas e incorporar información, antes de avanzar a más pruebas de ecosistemas», dice Google.

La compañía promete que se publicará un «calendario más detallado» en su página web de Privacy Sandbox. Pero, mientras tanto, este es su programa actual, en el que anotan, además, que este calendario revisado deberá ser aprobado por los reguladores:

«Después de este proceso de desarrollo público, y sujeto a nuestro compromiso con la CMA, nuestro plan para Chrome es eliminar gradualmente el soporte para cookies de terceros en dos etapas:

  • Etapa 1 (a partir de finales de 2022): una vez que se completen las pruebas y se lancen las API en Chrome, anunciaremos el inicio de la etapa 1. Durante la etapa 1, los editores y la industria de la publicidad tendrán tiempo para migrar sus servicios. Esperamos que esta etapa dure nueve meses y supervisaremos la adopción y el feedback cuidadosamente antes de pasar a la etapa 2.
  • Etapa 2 (a partir de mediados de 2023): Chrome eliminará gradualmente el soporte para cookies de terceros durante un período de tres meses que finalizará a fines de 2023».

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter