contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Google no habilitará puertas traseras publicitarias cuando elimine las cookies a terceros

Desde hace meses, Google trabaja en la eliminación de las cookies en su propósito por evitar el rastreo masivo de datos individuales. Y hace unos días el gigante de las búsquedas online aseguraba que no iban a habilitar las famosas puertas traseras publicitarias. Toda una declaración de intenciones: su prioridad va a ser la protección de datos antes que cualquier uso publicitario de los mismos.

Google: cookies a terceros, no, y backdoors, tampoco

Ha sido uno de los temas tendencia en el universo online en las últimas semanas. La privacidad del usuario y el uso de rastreadores de actividad para fines publicitarios han estado en el punto de mira desde el anuncio de Apple de su ATT y de la eliminación de las cookies a terceros por parte de Google para introducir las APIs de privacidad.

Este último tema ha vuelto a salir a la palestra en los últimos días tras unas declaraciones del vicepresidente y responsable general de anuncios de Google, Jerry Dischler, quien ha descartado que Google vaya a utilizar las conocidas como puertas traseras publicitarias en la actualización que termine eliminando las cookies.

Las puertas traseras, de su nombre en inglés ‘backdoors’, hacen referencia a las vías ocultas que dan acceso a la información privada a un sitio web sin dejar rastro alguno. Por ello, ante las nuevas normas de privacidad que Google instaurará antes del 2022, la compañía ha querido dejar claro que no creará ningún acceso de este tipo.

Id bootcamps Banner

Google no habilitará puertas traseras cuando elimine las cookies a terceros

¿Beneficiará su nueva política de privacidad a Google?

Si hay algo que ha preocupado mucho al resto de compañías y webs respecto a la actualización de Google es si esta tendrá algún tipo de ventaja con sus nuevas ‘normas de juego’. Por ello Dischler quiso salir al paso y ser contundente. Las APIs proporcionarán la misma información a los productos de Google que al resto de los existentes en el mercado.

Pero esta no ha sido la única decisión polémica de la empresa respecto a este tema. La llegada de los FLoC, esos rastreadores de actividad que en vez de dar datos individuales sobre los usuarios los sitúa en un grupo general con gustos similares, ha hecho que muchos buscadores rechacen por activa y por pasiva la nueva configuración de Google.

Pero Dischler ha sido claro: «Las ‘cookies’ de terceros y otros identificadores propuestos por los que abogan algunos en la industria no cumplen con las crecientes expectativas que tienen los consumidores en lo que respecta a la privacidad. No resistirán las restricciones regulatorias que evolucionan rápidamente; simplemente no se puede confiar en ellos a largo plazo», ha afirmado el ejecutivo de Google.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter