contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Marketing tradicional Vs. marketing digital

Cuando era pequeño y leía tebeos, me gustaban aquellos donde había siempre una pareja de protagonistas: Astérix y Obélix, Mortadelo y Filemón, Pepe Gotera y Otilio y Zipi y Zape. Y os preguntareis el porqué, ¿no? Porque también existía Tintín, Rompetechos, el Botones Sacarino…

Pues el motivo principal era porque me gustaba mucho la “compenetración” que había entre dichas parejas, teniendo cada uno una personalidad tan distinta de la otra. Eran tan diferentes, pero a la vez no entendíamos a ambos si faltaba alguno de ellos.

Pues algo parecido me ha pasado a mí siempre con el Marketing Tradicional y el Marketing Digital, que siendo tan distintos y cada uno con su personalidad propia, parece que no los concebimos por separado.

Voy a definir primero a ambos, para después hablar de su principal diferencia, y centrarme en los porqués uno sube tanto y, por el contrario, el otro baja al mismo tiempo, ya que parece que no podemos hablar de uno de ellos sin pensar en la mayoría de los casos, en el “acompañante” de aventuras de la “pareja protagonista”.

¿Me acompañáis?

Definiciones de marketing tradicional y marketing digital

Lo primero de todo que quiero es definir ambos, pero lo voy a hacer de una forma resumida sin entrar en grandes definiciones de diccionario.

¿Qué es el marketing tradicional? Son todas aquellas prácticas que se llevaron a cabo, principalmente, en el siglo pasado y cuyo objetivo principal era aumentar las ventas.

¿Y el digital? Aunque también comenzaron a finales del siglo XX, es entre el año 2000 y el 2010 cuando comienzan a tener un mayor auge a nivel empresarial, y podríamos definirlo como todas aquellas acciones que se llevan a cabo en los canales de internet con un triple objetivo: conseguir nuevos negocios, crear relaciones y desarrollar una imagen de marca.

Y seguro que más de uno de vosotros estará pensando ¿pero yo con el marketing off line no desarrollo imagen de marca y creo relaciones? Sí, claro que sí, por supuesto que sí, pero es justo en este momento cuando entro en el apartado de su principal diferencia. La que hace que uno esté subiendo como la espuma (el online o digital), y el otro a su vez bajando (el offline o tradicional), no sé si de forma directa o inversa.

Y, ¿en qué se diferencian principalmente? Pues que el tradicional y offline es unidireccional y lineal, es decir, el usuario es pasivo y no tiene oportunidad de generar una respuesta inmediata a la empresa que lleva a cabo la acción comercial. Y el online o digital es bidireccional e interactivo, es decir, genera relaciones entre la empresa y sus clientes en el mismo momento, o casi, en el que se lleva a cabo la acción comercial.

Id bootcamps Banner

¿Por qué uno sube y el otro baja? ¿No podrían ser compatibles ambos a la vez teniendo en cuenta que son tan diferentes? … Pues claro que sí lo son, pero también en la mayoría de las empresas, no sé muy bien por qué parece que tenemos que decantarnos por uno, o bien, por el otro en detrimento del primero.

Daría para otro post hablar de la compatibilidad de ambos, como estrategia global de marketing, pero hoy me voy a centrar sobre todo en por qué sube el Digital Vs. el Tradicional, y es lo que voy a hacer a continuación.

¿Por qué sube el digital y baja el tradicional?

Y yo creo, que la respuesta (o respuestas) principalmente las podemos encontrar, sobre todo y muy especialmente, en sus “diferencias”, ya que éstas son las que hacen que se esté utilizando uno mucho más que el otro.

¿Cuáles son las más importantes entre ambos “miembros” de la pareja?

  • Segmentación

Es una gran diferencia, ya que con el marketing tradicional normalmente lo podíamos hacer con variables demográficas, y con el digital a nivel más psicográfico centrándonos en las necesidades, motivaciones, pains, intereses, etc., que tiene nuestro cliente actual o el futuro potencial.

  • Rentabilidad

En marketing digital la inversión normalmente no es tan grande como en el tradicional. Este aspecto es muy importante para pymes, sobre todo, así como para nuevos negocios que no se pueden permitir las inversiones tan grandes que necesita el offline.

  • Comunicación

Como decía antes, el marketing tradicional es unidireccional, en cambio con el online, tenemos la posibilidad de la interacción prácticamente al momento, es bidireccional.

Esto hace que la percepción del cliente o consumidor sobre los canales de marketing tradicional sea más bien fría, y por el contrario en los utilizados en el mundo digital sean más “calientes y cercanos”, ya que por ejemplo permite el acceso a través de nuestros móviles y tablets en tiempo real.

  • Confianza

En los canales digitales, la posibilidad de interactuar como he mencionado más arriba permite que podamos dar opiniones sinceras y reales de los productos y servicios, y eso hace que muchos potenciales se fíen o no de la marca, sin casi conocerla. El boca a boca o boca oreja, se da como en la comunicación, también en tiempo real y eso nos permite decidir si compramos o no, o seguimos buscando.

  • Análisis

En el digital, podemos medir de una forma rápida, sencilla e incluso si me apuráis de forma directa. En el tradicional, por el contrario, el coste de la medición a través de la investigación comercial es mucho mayor y la medición no es tan rápida y efectiva.

Nos permite obtener un ROI, muy exacto, de la efectividad de la campaña o acción llevada a nivel online, a nivel offline es muy, pero que muy complicado medirlo de forma exacta y confiable.

  • Call to action

Internet está orientado a la acción. Nos permite interactuar de forma rápida y sencilla, tanto a la hora de comprar como a la hora de dejar nuestros datos, preguntar dudas,  obtener respuestas, etc. Eso no pasa, normalmente, en los medios tradicionales de toda la vida.

  • Y además …

El marketing digital permite eliminar las barreras geográficas, y conseguir aumentar la plataforma de prospección o captación. El offline, está mas centrado en las ventas principalmente, no fomentando tanto la relación con el cliente como hace el online, que es la diferencia principal.

¿Sigo?

Podríamos poner unas cuantas diferencias más que justificarían los motivos del porqué está subiendo mucho la inversión en marketing digital vs tradicional, pero entonces el artículo sería bastante más largo, y tampoco es cuestión de aburrir, pero no quiero cerrar sin antes poner otra diferencia más, y es que el marketing digital a veces nos permite igualarnos a la hora de competir con empresas más grandes, ya que podemos llevar a cabo estrategias que con el offline nos serían más difícil.

Esa igualdad, a veces, es fundamental para tener un crecimiento inesperado y permitirnos luchar con “monstruos” de toda la vida y mucho más grandes.

¡Y si no, que se lo digan a Amazon …!

¡Gracias por vuestro tiempo a la hora de leer este post y aprovecho para desearos suerte y muchos éxitos!

Un fuerte abrazo,

José Luis García Rodríguez

Profesor Universidad Camilo José Cela.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter