contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Cómo los anunciantes de Google pueden llevar su publicidad al buscador DuckDuckGo

DuckDuckGo es un motor de búsqueda que fue fundado en 2008 con un enfoque puesto en la protección de la privacidad de las personas que lo utilicen, en concreto mostrando a todas las personas los mismos resultados de búsqueda y absteniéndose de construir perfiles de sus usuarios. Su volumen de búsquedas ha aumentado constantemente a lo largo de los años, y en octubre de 2020 llegó hasta las casi 60 millones de consultas diarias.

Este aumento podría denotar la evidencia de que el dominio de Google en el mercado no es prohibitivo para el auge de sus competidores, y que un motor de búsqueda centrado en la privacidad de los usuarios puede tener éxito en la construcción de un negocio real. Aun así, como recoge la web Search Engine Land, los motores de búsqueda más pequeños como DuckDuckGo se benefician de la amplia red de anunciantes que muestran sus anuncios en la búsqueda de Google.

Cómo los motores pequeños atraen anunciantes de Google

La segunda empresa de búsquedas más grande de los Estados Unidos, Microsoft Advertising, se basa en el volumen de consultas procedentes de Yahoo y Bing, así como de otros motores de búsqueda, incluido DuckDuckGo. Bing y Yahoo tienen aproximadamente un 350% y un 500%, respectivamente, del volumen de tráfico de búsqueda orgánica de DuckDuckGo, según la web Statista.

La principal ventaja para DuckDuckGo de usar una plataforma como Microsoft Advertising es que Microsoft puede atraer a muchos más anunciantes con su volumen agregado del que DuckDuckGo podría tener en esta etapa de su negocio. Esto se debe a que, además del coste de los clics de búsqueda de pago reales, la gestión de campañas en diferentes plataformas tiene un coste adicional de tiempo y esfuerzo para lanzar esas campañas y optimizarlas correctamente. Al unirse a la red de Microsoft Advertising, DuckDuckGo es capaz de obtener más dinero de anunciantes que no serían capaces de lanzar anuncios de manera rentable en DuckDuckGo de requerir una gestión totalmente separada.

Sin embargo, lo mismo ocurre con Microsoft Advertising, que se apoya en sus propias herramientas, desarrolladas específicamente con el objetivo de hacer lo más fácil posible duplicar las campañas de Google en sus plataformas.

Como detalla Microsoft: «Si ya está utilizando Google Ads, puede ahorrar mucho tiempo importando sus campañas directamente en Microsoft Advertising. Cuanto menos tiempo dedique a gestionar sus anuncios, más podrá centrarse en atender a sus clientes».

No existe tal capacidad al tratar de importar campañas de Microsoft Advertising en Google, porque Google, como el motor de búsqueda dominante, es capaz de atraer al mayor grupo de anunciantes, dentro y fuera de los Estados Unidos.

Microsoft Advertising sabe que, si bien el volumen agregado de las propiedades de su red es muy amplio, muchas empresas no estarían tan activas en su plataforma si hubiera diferencias sustanciales en la forma en que las campañas se lanzaron y gestionaron en relación con Google. Una vez más, los lanzamientos de campañas y la administración conllevan su tiempo, y si los anunciantes fuesen capaces de aprovechar el 90% de las oportunidades de búsqueda pagada centrándose en Google, muchos solo lanzarían sus campañas en Google si no fuera muy fácil transferir esas campañas y configuraciones a Microsoft Advertising. Microsoft entiende esta situación, a lo que se debe que exista una herramienta como Google Import.

DuckDuckGo, al formar parte de la red de Microsoft Advertising, también se beneficia de Microsoft, lo que hace que sea lo más fácil posible duplicar campañas para los anunciantes de Google en su plataforma. Si DuckDuckGo lanzara su propia plataforma, probablemente también tendría que crear una herramienta de importación similar para transferir campañas de Microsoft Ads o el propio Google con el fin de mantener el grupo de anunciantes del que se ha beneficiado en su negocio hasta ahora.

Una relación con la que todos están contentos

Es importante aclarar que la propia Google también se beneficia ostensiblemente de este acuerdo, en el sentido de que puede apuntar a competidores legítimamente viables que son capaces de ganar dinero con las búsquedas incluso sin el volumen expansivo de Google. Esto resulta aún más importante para Google ahora que se enfrenta a una investigación de la Autoridad Garante de la Competencia y el Mercado de Italia por acaparar el mercado de la publicidad online.

Para bien o para mal, el volumen de búsqueda dominante de Google le da más datos para usar en la producción de resultados de búsqueda y atraer a más anunciantes a su plataforma, con mayores oportunidades. Yahoo, ahora parte de Microsoft Advertising, reconoció indirectamente lo poderoso que puede ser esto cuando decidió volver a llegar a un acuerdo con Google en 2015 para impulsar algunos de sus anuncios que duraron hasta principios de 2019.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter