contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

DevOps, desarrolladores back-end y desarrolladores full-stack, los puestos de programación más difíciles de cubrir en 2021

CodinGame, plataforma gratuita para aprender a programar, ha realizado una encuesta para determinar cuáles son las preferencias y las prioridades más comunes dentro del entorno laboral de la programación. Entre las conclusiones, destaca que la formación académica no es imprescindible para entrar a trabajar en el sector, así como la información sobre los puestos más difíciles de cubrir por falta de especialistas.

Los resultados indican que las empresas están asumiendo que los cambios introducidos en los modelos de trabajo debido a la pandemia han llegado para quedarse. Por eso, ahora ofrecen una mayor flexibilidad a sus trabajadores y, además, empiezan a valorar más sus habilidades que su trayectoria académica.

Este informe ha sido realizado gracias a la participación de 15.000 desarrolladores y profesionales de recursos humanos de todo el mundo. Por tanto, trata de reflejar el punto de vista de las dos caras de la moneda, el de la demanda y el de la oferta en este mercado laboral.

A continuación, profundizaremos en los aspectos más interesantes del estudio.

No disponer de formación académica ya no es un impedimento

Actualmente, las alternativas para aprender a programar son muy numerosas. Realizar un curso o una carrera universitaria no son las únicas vías para labrarse un futuro prometedor en el sector tecnológico.

Y es que, según la encuesta, uno de cada tres desarrolladores (33%) son autodidactas gracias a la amplia variedad de recursos disponibles. Aun así, siguen predominando aquellos que optan por la rama académica (58%). Concretamente, un 15% afirma que adquirió sus conocimientos en la escuela y un 43% lo hizo en la universidad; mientras que ninguno manifestó haber aprendido en el trabajo.

Tal y como dice el informe, “no existe una forma “correcta” de adentrarse en la programación”. Y lo mismo piensan los profesionales de recursos humanos. Ahora ya no tienen tan en cuenta la formación de sus candidatos, sino sus habilidades. Por ello, casi un 80% afirman que contratan personal sin antecedentes académicos, aunque un 55% lo hace raramente y sólo un 24% frecuentemente. El 20% restante indica que descarta a todos aquellos que no cuenten con la formación adecuada a sus espaldas.

Id bootcamps Banner

Lenguajes de programación y frameworks más populares

Con respecto a los lenguajes de programación, JavaScript, Java y Python son los más conocidos por los desarrolladores y, a la vez, los más demandados por las empresas. Así que, en esta ocasión, ambas partes parecen estar de acuerdo.

JavaScript cuenta con la cifra más alta en oferta (64%) y en demanda (62%), seguido por Java que coincide en ambos casos con un 59% y Python con un 57% y un 48% respectivamente. Estos resultados se aproximan a los de otros rankings que ya hemos visto, como los de SlashData o la de TIOBE. Sin embargo, otros lenguajes populares como C parecen tener más demanda (45%) que oferta (15%).

Por otro lado, podemos ver que los frameworks son uno de los elementos en los que más discrepancias hay entre los desarrolladores y los reclutadores. React es el más buscado por las empresas (59%), pero sólo un 27% de los programadores saben usarlo.

Node.js, segundo de la lista, reduce un poco más la distancia entre ambos, ya que es demandado en un 50% de los casos y un 36% de los desarrolladores están familiarizados con él. La situación más extrema es la de Angular 2+ que es mucho más requerido (41%) que conocido (17%).

Las prioridades de las empresas

Por otro lado, los equipos de RR.HH. señalan cuántos desarrolladores tienen planeado incorporar a su plantilla este año. La mayoría (64%) aseguran que contratarán hasta 50 en 2021, pero hay un 14,4% que pretende cubrir entre 50 y 100 puestos de trabajo y un 13,5% que tiene la intención de superar los 100.

En cuanto a los puestos, las empresas encuestadas consideran que los de DevOps (43%), desarrolladores back-end (41%) y desarrolladores full-stack (41%) son los que les resultarán más difíciles de cubrir en 2021.

Asimismo, la experiencia de los candidatos, la retención de talentos y la marca empleadora, es decir, el éxito de una organización en la selección de candidatos, son los aspectos a los que las empresas dan prioridad este año.

En el ámbito económico, el sector de la seguridad es el mejor pagado con un salario medio por empleado de 55.598 dólares, seguidos por la tecnología (55.556 dólares) y las aseguradoras (54.144 dólares). Para ser más específicos, los arquitectos de software y los científicos de datos son los que más cobran. Por el contrario, los desarrolladores que trabajan en la administración pública y los servicios IT son los que reciben una menor remuneración.

Las preferencias de los candidatos

Muchos candidatos están abiertos a mudarse a otro país para encontrar oportunidades laborales. Concretamente, el 44% afirma que se plantea inscribirse en ofertas de trabajo internacionales, lejos de su residencia habitual. Más o menos similar es el caso de los reclutadores, ya que un 36% busca profesionales más allá de sus fronteras.

El informe también demuestra que, a raíz de la pandemia, muchos desarrolladores apuestan por el trabajo remoto. Sólo el 5% accedería a trabajar de manera totalmente presencial, mientras que la gran mayoría (43%) opta por una modalidad híbrida desde casa algunos días a la semana. No obstante, una cifra significativa (24%) busca un empleo completamente remoto.

De igual manera, las empresas saben que las reglas del juego están cambiando y cada vez se muestran más flexibles en este asunto. Tanto es así que casi el 53% ofrecen la posibilidad ofrecen la posibilidad de trabajar a distancia un par de días a la semana y el 24% propone hacerlo todos los días.

Esto es un síntoma del cambio de mentalidad de muchas compañías que han asumido que este modelo ha llegado para quedarse. “De hecho, en la encuesta del año pasado, encontramos que solo el 4% de las empresas permitían a los desarrolladores trabajar al 100% de forma remota”, como apuntan los responsables del estudio. Aun así, casi el 6% se resiste a cambiar y no acepta otra alternativa que no sea acudir a la oficina.

Por último, los resultados señalan que lo más importante para los desarrolladores a la hora de buscar empleo son los desafíos técnicos que implique el puesto, horarios de trabajo flexible y un salario adecuado. Sin embargo, para las empresas parece que el equilibrio entre la vida personal y laboral no es tan importante como los otros dos aspectos.

En Digitalis ya hemos comentado en muchas ocasiones como el sector de la programación y, en general, la IT, es uno de los campos laborales con una más alta demanda, lo que al mismo tiempo está propiciando que muchos profesionales se preocupen por conseguir habilidades digitales. Recientemente hablamos del nacimiento de ID Bootcamps, de ID Digital School, un ejemplo de escuela tecnológica que surge como consecuencia de la fuerte demanda por parte de los profesionales.

Imagen de mohamed_hassan en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter