contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Ignacio Pérez Dolset, de U-Tad: «Hemos mantenido desde nuestro nacimiento un enfoque por y para la industria»

Ignacio Pérez Dolset es uno de los nombres clave de la industria digital en España. Fundador de Pyro Studios (‘Commandos‘) o Ilion Animation Studios (‘Planet 51‘), Ignacio es también fundador de U-Tad, referente indiscutible en España en la formación especializada en áreas de la industria digital.

En 2021, este centro universitario cumple 10 años. En él se han formado programadores, artistas digitales, animadores o diseñadores de videojuegos que ahora trabajan para compañías de todo el mundo, y se ha convertido en el espejo en el que se miran otras ofertas formativas del sector digital. Hoy, Ignacio Pérez Dolset habla con Digitalis y nos cuenta cómo nació la escuela y cuál es su actual papel en la industria digital española, además de su visión actual sobre el sector.

P: Fuisteis pioneros en España y Europa como centro universitario centrado en la industria de los contenidos digitales. ¿Cómo nació la idea de U-tad? ¿Fue tu experiencia en Pyro o Ilion lo que te hizo consciente de que había una demanda de formación en este campo?

R: Efectivamente, fue la experiencia en esos proyectos y la enorme dificultad para contratar gente con los conocimientos que requeríamos lo que origina la idea de U-tad. Durante años intentamos impulsar con universidades ya existentes el proyecto, pero ante la falta de interés con que nos encontramos, decidimos arrancar nosotros directamente desde cero.

«U-tad surgió con nuestros propios recursos. una vez ya en marcha, conseguimos atraer capital para continuar con las inversiones necesarias»

P: ¿Cómo fueron los primeros momentos del proyecto? ¿Fue fácil buscar apoyo e inversión? ¿Ser pioneros en vuestro campo fue un hándicap o algo beneficioso?

R: Los arranques siempre son difíciles, y mucho más cuando se trata de proyectos “innovadores”. Entrecomillo innovadores, porque no deja de sorprender que la formación en áreas digitales todavía se considerara un proyecto de riesgo y demasiado innovador hace apenas diez años, cuando es algo que debería haberse arrancado hace 25. La innovación siempre es un hándicap en nuestro país. No sé cómo será en otros ámbitos, pero en el digital definitivamente lo es. U-tad surgió con nuestros propios recursos, hasta que una vez ya en marcha, conseguimos atraer capital para continuar con las inversiones necesarias.

Ignacio Pérez Dolset, fundador de U-Tad
Ignacio Pérez Dolset, fundador de U-Tad.

P: Además de buscar la financiación, tuvisteis que elegir unas titulaciones (las primeras fueron Ingeniería de programación y desarrollo de contenidos digitales, Dirección, creación y producción de contenidos digitales, y Diseño visual de contenidos digitales). ¿Cómo creasteis los programas y buscasteis a los profesores?

R: A través de las aportaciones de profesionales de la educación junto con expertos de la industria, fue como empezamos a confeccionar estos programas. Por un lado, era necesario diseñar los programas de estudios que buscábamos, cien por cien modernos y perfectamente adaptados a las industrias a las que nos dirigíamos a partir de la experiencia y el conocimiento de profesionales de esos sectores, pero contando en todo momento con el apoyo de expertos académicos para “adaptar” ese conocimiento al entorno formativo.

Id bootcamps Banner

P: A lo largo de esta década, ¿cómo ha evolucionado U-tad? ¿Qué se ha mantenido en vuestra empresa y vuestra metodología, y que habéis cambiado para mejorar?

R: Pues se han mantenido muchas cosas. El enfoque de nuestro nacimiento, por y para la industria, contando con profesionales en activo de primer nivel como profesores y que enseñan en las aulas los problemas a los que se enfrentan en su día a día, la cercanía con las empresas, la transversalidad de nuestra formación y nuestra orientación a la realización de proyectos reales y a la práctica. Hemos evolucionado, lógicamente, cambiando y mejorando cosas, pero creo que nuestra filosofía y principios han cambiado muy poco.

«En nuestras ferias de empleabilidad hemos pasado de la asistencia de unas pocas empresas a tener más empresas participantes que alumnos en búsqueda de trabajo»

P: Habéis enfocado siempre la formación al mercado laboral, trabajando para facilitar la incorporación de vuestros alumnos al mismo. ¿Cuál crees que es la imagen que los empresarios del sector digital tienen de U-tad ahora mismo?

R: Pues a partir de sus comentarios y de su participación en actividades con nosotros, creo que es muy buena. Las empresas que contratan alumnos nuestros repiten siempre y nos trasmiten que los alumnos de U-tad son los más preparados que encuentran para incorporarse a su trabajo. En nuestras ferias de empleabilidad hemos pasado de la asistencia de unas pocas empresas a la situación actual donde tenemos más empresas participantes que alumnos en búsqueda de trabajo.

«En los próximos años, eN U-TAD tendremos que seguir potenciando la formación relacionada con la programación y el diseño»

P: ¿Cómo ves el futuro de U-tad a medio-largo plazo? ¿Qué formaciones crees que tendréis que potenciar, o incluso cuáles completamente nuevas crees que será necesario incorporar?

R: El futuro lo veo francamente bien a partir de nuestro crecimiento y de nuestros resultados. Nuestros alumnos han cosechado infinidad de premios con los proyectos desarrollados en U-tad pero ya están obteniendo un enorme reconocimiento en sus carreras laborales. En unos años veremos a estos alumnos de U-tad liderando muchos proyectos digitales dentro y fuera de España.

En los próximos años tendremos que seguir potenciando la formación relacionada con la programación y el diseño, aunque por nuestra filosofía y por la velocidad de avance del mundo digital, seguiremos en un proceso continuo de adaptación y renovación. La industria digital será bien distinta dentro de una década de lo que es a día de hoy, como la última década o las dos anteriores supusieron cambios drásticos en la industria digital.

En U-tad adaptamos con frecuencia nuestros planes de estudios para que los alumnos egresados estén actualizados en los conocimientos que se demanda en la industria, por lo que seguiremos renovando aquellos temarios que así lo requieran, lanzando nuevas titulaciones que consideremos que son necesarias para formar a los profesionales que las empresas necesitan incorporar a sus plantillas y apostando por una formación bilingüe, tanto en español como en inglés, así como por la teleformación.

P: ¿Cómo valoras la salud actual de la animación digital y el desarrollo de videojuegos en España actualmente? ¿Es mejor que cuando nació U-tad?

R: La situación es mejor, sobre todo en animación, pero falta mucho por hacer. Son sectores que evolucionan a gran velocidad y necesitamos continuar invirtiendo en ellos, en capital humano y en la financiación de proyectos para no quedarnos desfasados y continuar creciendo.

Es un tópico, pero España, por creatividad es un país con grandes condiciones para desarrollarse de forma exitosa en estas industrias. La última década ha demostrado que con un poco de apoyo e inversión se puede hacer mucho. Necesitamos continuar por ese camino y aumentar la apuesta por el sector digital en todos los ámbitos. Como ya vemos a día de hoy, el mundo ya es casi totalmente digital para todo; trabajo, comercio, información, ocio, y un largo etcétera de posibilidades aún por desarrollar.

«el aumento del teletrabajo ha supuesto una oportunidad para profesionales que querían trabajar para grandes estudios pero no querían irse a vivir al extranjero»

P: ¿Ha sido normal que vuestros alumnos acaben emigrando para trabajar en otros países con una industria digital más desarrollada? ¿Es ahora habitual que profesionales españoles teletrabajen para empresas extranjeras?

R: Hay muchos alumnos nuestros trabajando en el extranjero, sobre todo aquellos enfocados en la industria del entretenimiento. A día de hoy, no hay estudio en el mundo de videojuegos, animación o efectos digitales que no tenga ya alumnos de U-tad en su plantilla. En industrias tan específicas como estas, muchos alumnos han emigrado para trabajar en estos grandes proyectos y estudios, pero en otros ámbitos en los que hay grandes empresas en nuestro país, muchos de nuestros alumnos se han quedado en España. Un ejemplo es el ámbito de la programación o el del diseño digital.

Con la pandemia, ha habido lógicamente un gran aumento del teletrabajo, lo que ha supuesto una gran oportunidad para profesionales que querían trabajar para grandes estudios pero no querían irse a vivir al extranjero.

«animación o efectos pueden hacerse en cualquier lugar del mundo para cualquier lugar del mundo. debemos continuar la apuesta para ser más competitivos»

P: En la industria audiovisual en concreto, ¿se está notando la apuesta de compañías como Amazon o Netflix por producir en España? ¿Se traduce eso en la demanda, por ejemplo, de artistas digitales?

R: En el ámbito de la animación se nota un gran desarrollo, pero sobre todo porque nuestro país cuenta con grandes estudios de animación. En efectos digitales afortunadamente también contamos con algunos buenos estudios en España. Pero no olvidemos que estas industrias están “deslocalizadas”, y que animación o efectos pueden hacerse en cualquier lugar del mundo para cualquier lugar del mundo, por lo que debemos continuar la apuesta para ser más competitivos, contar con muy buena formación y profesionales de primer nivel.

P: En el ámbito de la formación, ¿han seguido vuestro camino nuevas instituciones privadas? ¿Crees que la oferta de formación pública ha sabido adaptarse para ofrecer las especialidades que vosotros cubrís?

R: A raíz del éxito de U-tad, hemos visto muchos cambios y muchos otros centros copiando el ‘modelo U-tad’. Ha aumentado mucho la oferta formativa en el campo de los videojuegos y de la animación. En otros terrenos relacionados con industrias más tradicionales, la oferta directamente se ha disparado. U-tad fue pionero con los primeros cursos de formación en Big Data y Realidad Virtual hace ya 10 años. A día de hoy, la oferta en estos campos, por ejemplo, es extensísima.

La formación pública también está aumentando su oferta, pero la flexibilidad y la velocidad de adaptación e innovación necesarias en este ámbito son un obstáculo muy grande para instituciones más tradicionales y lentas.

«Muchos centros educativos han tenido problemas para impartir sus clases online y la calidad de su formación se ha resentido»

P: A la fuerza, pero lo cierto es que la pandemia de la COVID-19 ha supuesto una aceleración de la digitalización. ¿Crees que España ha aprovechado el tren? ¿Han estado las empresas y las administraciones públicas a la altura del desafío?

R: Creo que la pandemia ha supuesto una importante aceleración de la digitalización en muchos campos, algunos se han disparado, como el consumo de contenido o la venta online. Pero sobre todo, para mucha gente la pandemia en nuestro país ha sido la constatación definitiva de lo imparable del cambio digital. En ese sentido, el impacto en países como Estados Unidos, Japón o China y en ámbitos donde lo digital estaba mucho más presente, ha sido mucho menor, pero en países como España, donde todavía estábamos en un proceso de “aceptación” del cambio digital, el impacto ha sido brutal. Muchísima gente ha tomado conciencia del impacto de lo digital en nuestras vidas como consecuencia de la pandemia.

En nuestro país no todo el mundo ha estado a la altura. Por ejemplo, muchos centros educativos han tenido muchos problemas para impartir sus clases online y la calidad de su formación se ha resentido. Las empresas se han adaptado muy rápido a los cambios necesarios porque estaba en juego su supervivencia. En el ámbito público, creo que se ha puesto de manifiesto que hay mucho que mejorar.

`[Si te ha interesado la entrevista con Ignacio Pérez Dolset, te recomendamos esta otra con Javier Gayo, Coordinador Académico del Grado de Diseño de Productos Interactivos de U-Tad].

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter