contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Las empresas españolas apuestan por la formación online para afrontar la crisis

La «nueva normalidad» está siendo de todo menos normal y los cambios que conlleva se están dejando ver en todos los ámbitos de la sociedad. Uno de ellos es el sector empresarial, que no solo ha visto comprometida su supervivencia en algunos casos debido a la paralización total de la economía no esencial al inicio del confinamiento, sino que ha tenido que reestructurarse tras el levantamiento de las medidas más restrictivas.

Este reajuste de las tareas, los modelos de producción y del trabajo en equipo se presenta como un reto que el 89% de las empresas españolas afronta apostando por la formación para sus trabajadores, en la mayoría de los casos en formato online. De ese porcentaje que considera estratégica la formación para superar la crisis actual, el 24% ampliará las inversiones relacionadas con la capacitación de sus equipos, mientras que el otro 65% reducirá su inversión en este ámbito, pero sin renunciar a él.

Por su parte, un 11% de las compañías españolas tiene previsto suspender temporalmente la formación, ya que planean dedicar sus recursos a otros desafíos.

Estos datos provienen del informe ‘Descodificando el futuro del aprendizaje en la era postconfinamiento’, que la consultora Cegos ha realizado a partir de la información aportada por más de 800 directores de Recursos Humanos y responsables de Learning and Development de empresas de diversas dimensiones en España, Italia, Portugal y Reino Unido.

Formación online para lo que queda de 2020

El estudio revela que la digitalización también es tendencia en el ámbito de la formación, ya que el 88% de las empresas ha optado por aumentar su uso, mientras que un 12% no lo ha considerado necesario. Con un segundo confinamiento acechando, el 59% de las empresas indica que la formación que programen durante lo que queda de 2020 será básicamente online.

El 24% utilizará formatos semipresenciales, pero con predominancia de la parte virtual en un 60/40. Sin embargo, el 18% de las compañías aún se resiste a adaptar la formación de sus trabajadores al mundo digital y señala que los proyectos formativos se desarrollarán en las aulas.

La formación semipresencial: la preferida por las empresas en 2021

Con unas mejores perspectivas de futuro en lo que a la pandemia se refiere, 2021 se presenta como el año en que se puedan recuperar para la formación empresarial los formatos presenciales, pero que eso no signifique la pérdida de la adaptación digital que se había conseguido.

Según Cegos, la apuesta principal es el modelo mixto, que utilizarán un 55% de las empresas, con la intención de que los programas se desarrollen presencialmente en un 60% y en un 40% de manera online. Por su parte, un 30% de las organizaciones consultadas tiene previsto emplear únicamente la vía digital y el 16% solamente la presencial.

Jesús Araújo, CEO de Cegos en España y Latinoamérica, analiza la situación de la siguiente manera: «En 2021, los modos de formación que hasta hace poco eran solo digitales o solo presenciales darán paso a un enfoque mixto. Esto lleva a pensar que las empresas han aprendido a apreciar las soluciones digitales durante el confinamiento y que no tienen la intención de abandonarlas, sino de mezclarlas con más frecuencia», explica Araújo.

Renovar competencias para afrontar los desafíos de la pandemia

El estudio también analiza qué aspectos formativos son los que las empresas tienen previsto desarrollar y en qué medida. Para el 61% de las compañías resulta relevante actualizar o alinear las soft skills que tengan que ver con la gestión y el desarrollo personal. El 42% de las empresas encuestadas considera que el peso de la formación deberá recaer en las hard skills relacionadas con la función que desempeña el trabajador.

Además, el 39% tiene como objetivo renovar ciertas competencias vinculadas con los desafíos generados por la pandemia, como pueden ser la ciberseguridad o la aplicación de las nuevas normativas.

Formar para un teletrabajo eficiente es fundamental para las empresas

Al hilo de los cambios que la crisis de la COVID-19 ha implantado en la manera de trabajar, las empresas también quieren centrarse en formar a sus empleados en en estos recientes métodos de gestión. El 55% del tejido empresarial consultado considera urgente la formación acerca de nuevos modelos y estilos de relación a distancia.

Para el 44% es fundamental mejorar los aspectos relacionados con la toma de decisiones de sus trabajadores y el 39% incidirá en el smart workinguna fórmula basada en la movilidad y flexibilidad horaria, en el trabajo por equipos y en el uso de nuevas tecnologías.

Por último, el 35% recalca la necesidad de incidir en la gestión remota y en la comunicación en tiempos de crisis y el 13% priorizará la correcta adaptación de la gestión de los proveedores a las necesidades cambiantes.

Imagen de pch.vector en freepik.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter