asd

redaccion@diariodigitalis.com

La España vaciada demanda perfiles como analistas de datos agrícolas y especialistas en e-commerce y telecomunicaciones

España se encuentra en un momento de déficit de profesionales formados en las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), un desarrollo de competencias que es aún menor en las zonas rurales, donde se demandan perfiles como analistas de datos agrícolas y especialistas en e-commerce y telecomunicaciones.

Es una de las conclusiones a las que ha llegado el Observatorio Nacional de Tecnologías y Sociedad (ONTSI), que ha determinado que un 69% de la población urbana tiene competencias digitales, frente al 55% de las zonas rurales.

En los últimos años, la digitalización de la España rural ha experimentado un notable progreso, especialmente después del aumento del teletrabajo, consecuencia de la pandemia. De ahí que se haya generado una creciente demanda de perfiles tecnológicos especializados.

Este contexto refleja oportunidades de desarrollo económico y social basado en la innovación y la digitalización. Por tanto, entre algunos de los perfiles tecnológicos más demandados en estas zonas se encuentra el de especialista en e-commerce.

Se trata de un perfil enfocado en la venta de productos de kilómetro cero o artesanales y en el que están interesados los empresarios de la España rural, puesto que el ‘click & collect’ se ha convertido en una de las tendencias más importantes en el e-commerce. Gracias a ello, las organizaciones han tenido la oportunidad de combinar los canales físicos y figitales para brindar una experiencia de compra integrada.

Por otra parte, la España vaciada también demanda profesionales de marketing digital y desarrollo web. De hecho, la capacidad de desarrollar y mantener páginas web, aplicaciones y plataformas digitales se ha convertido en un requisito clave para las organizaciones que buscan expandirse y adaptarse al entorno digital.

También se necesitan analistas de datos agrícolas, esenciales para interpretar la información recopilada y proporcionar recomendaciones basadas en datos para mejorar la producción.

Asimismo, los ingenieros agrónomos especializados en tecnología ayudan a optimizar el uso de recursos y mejorar la productividad agrícola, con la implementación de sistemas inteligentes de monitorización y gestión de cultivos.

Los técnicos e ingenieros en energías renovables también son perfiles que demandan en las zonas rurales puesto que, tal y como indica el informe ‘The future(s) of energy’ de The Valley, se ha visto un aumento en la demanda de profesionales capacitados para la instalación, mantenimiento y gestión de sistemas de energía solar y eólica.

Por último, se buscan técnicos de telecomunicaciones y especialistas en redes, profesionales que permiten garantizar una ingraestrucutura de comunicaciones adecuada y proporcionar servicios de conectividad confiables a los habitantes y a las empresas.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter