contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Amazon Prime Now desaparecerá a finales de 2021, sustituido por Amazon Fresh

Amazon parece dispuesta a que la venta y entrega el mismo día de productos perecederos sea uno de loas ejes de su tienda online. La compañía ha anunciado que, a finales de este año, cerrará el sitio web y la aplicación Amazon Prime Now para focalizar este negocio en Amazon Fresh, a su vez integrado en el gran marketplace Amazon. De momento, Amazon Fresh solo opera en Madrid y Barcelona, pero para cuando se produzca el cierre de Amazon Prime Now, está previsto que ya se haya extendido por todo el territorio español.

Amazon Prime Now, clave durante el confinamiento

El estallido de la pandemia de la COVID-19 tuvo muchísimas consecuencias para el comercio online, y una de ella fue que las compras digitales de alimentos, productos de limpieza o productos de higiene personal se dispararon. Y allí estuvo Amazon Prime Now.

Durante las primeras semanas de confinamiento, tanto Amazon como las grandes cadenas de supermercados tuvieron problemas para satisfacer la alta demanda, sobre todo en grandes núcleos urbanos. Pero después, el gigante del comercio electrónico se convirtió en la tabla de salvación para muchos ciudadanos confinados que se beneficiaron de Amazon Prime Now, su servicio específico de entregas en menos de 24 horas.

Quizá aquel aumento sustancial del negocio fue lo que decidió a Amazon a lanzar en febrero de 2020 Amazon Fresh, plataforma para la venta y entrega rápida de alimentos, productos de limpieza e higiene personal, ya completamente integrada en el marketplace Amazon. Comenzó operando en Madrid, pronto se extendió a Barcelona y ahora Amazon la sitúa como una de sus grandes apuestas para 2021.

Amazon Fresh, entrega «ultra rápida» de alimentos

Amazon Fresh permite comprar en el marketplace de Amazon los mencionados productos de primera necesidad, además de artículos de papelería y juguetes, completando un catálogo de más de 10.000 artículos. El servicio hace entregas el mismo día del pedido, y el cliente puede elegir entre franjas de dos horas. Si el importe supera los 50 euros, no se cobran gastos de envío, que se cifran en 3,90 euros para los pedidos que no lleguen a ese importe. Además, existe un servicio de entrega en menos de una hora por un recargo de 4,99 euros.

Id bootcamps Banner

Aunque ahora mismo Amazon Fresh solo opera en Barcelona y Madrid, a lo largo del año irá extendiéndose por todo el territorio español. A finales de 2021, cuando su red ya alcance toda España, Amazon cerrará Amazon Prime, completándose así la transformación. Eso sí, en Amazon Fresh se mantendrá la asociación que Amazon ha estado desarrollando en Prime con cadenas como Supermercados DIA.

Amazon Fresh, la competencia que temen las cadenas de supermercados

Si tradicionalmente ha sido el comercio minorista el que más ha advertido sobre el poder de Amazon para transformar el tejido del sector retail, arrasando directamente con los competidores pequeños, ahora son las grandes cadenas de supermercados que operan en España, auténticos gigantes por su peso específico en la economía del país, los que se preparan para la nueva apuesta de la multinacional tecnológica.

Mercadona, Carrefour o los supermercados de El Corte Inglés también experimentaron durante el año pasado un incremento de sus ventas online. Aunque la actual situación de la pandemia, aún muy presente pero más controlada, ha hecho que los consumidores hayan recuperado en gran medida sus hábitos de compra presencial de alimentos y otros bienes de primera necesidad, la venta online en este sector ha visto un incremento muy importante con respecto a las cifras de 2019.

Supermercados más «robotizados»

Además, Amazon se prepara para competir como minorista gracias a sus propias tiendas físicas. Será una apuesta a largo plazo, y habrá que ver si cuaja, pero la compañía tiene previsto ir instalando en Europa sus supermercados con el sistema ‘Just Walk Out’, que ya funcionan en Estados Unidos: sin cajas (y, por lo tanto, sin personal que ejerza de cajeros), los usuarios escanean una app de móvil (llamada Amazon Go) al entrar y al salir, y el cobro se hace de forma automática. Las cámaras y los sensores de peso de los estantes son los que se encargan de saber qué productos se llevan los clientes.

La implantación de los supermercados de Amazon en Europa comenzará en el Reino Unidos. Es difícil saber si innovaciones tan rupturitas acabarán cuajando, pero está claro que las grandes cadenas europeas miran los movimientos de su rival y piensan en maneras de adaptarse para no quedarse atrás. Y, mientras tantos, Amazon sigue extendiendo sus operaciones en España, por ejemplo con las nuevas instalaciones logísticas que abrirá pronto en Cataluña.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter