contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

La industria cultural y las empresas de telecomunicaciones firman un acuerdo histórico en España contra la piratería

Ayer jueves se alcanzó un acuerdo histórico entre los operadores de acceso a Internet y los representantes de los titulares de derechos de propiedad intelectual, los creadores y las industrias de contenidos con el fin de garantizar la protección de los derechos de autor en Internet y de luchar de forma conjunta contra la piratería digital dentro de nuestras fronteras.

El protocolo aúna, por primera vez en la historia de nuestra democracia, los intereses de la industria cultural, incluyendo los contenidos musicales, audiovisuales y editoriales, y los de las empresas de telecomunicaciones, según ha comunicado el Ministerio de Cultura y Deporte.

El acto donde se firmó el acuerdo fue presidido por José Manuel Rodríguez Uribes, el Ministro de Cultura y Deporte, y contó con el respaldo de la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, sus socios, la patronal tecnológica DigitalES y los operadores que forman dicha asociación: Telefónica, Orange, Vodafone y MásMóvil, además de Euskaltel y Eurona (el 98% de la cuota de los operadores en España).

Una respuesta «global» y consensuada contra las infracciones de derechos de autor

El protocolo supone un «hito de autorregulación» y un avance tanto a nivel europeo como internacional. «Desde el Gobierno nos enorgullece situar a España a la cabeza de los estados miembros que, mediante un código de conducta voluntario, fomentan la autorregulación entre el sector de la cultura y el sector de los operadores de telecomunicaciones», explicó ayer Rodríguez Uribes en su comparecencia.

El objetivo común, según el Ministerio, ha sido el fomento del diálogo entre ambas partes para lograr una autorregulación a medio y largo plazo que contribuya a promover una oferta digital legal de contenidos culturales y reducir la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en Internet.

De esta forma, el nuevo acuerdo ofrece «una respuesta global a los esfuerzos que tanto los operadores como los creadores de contenido están realizando para mejorar la aplicación de la legislación vigente en materia de protección de derechos de propiedad intelectual, garantizando la eficacia de las resoluciones judiciales y administrativas que han declarado la condición de infractor de los derechos de autor de un determinado servicio digital».

La nueva regulación, que cuenta con la revisión y aprobación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se aplicaría a todas aquellas páginas web que hubiesen vulnerado los derechos de propiedad intelectual según una sentencia judicial. También, debería existir una conducta de reiteración por parte de la web en los actos que hubiesen sido declarados como ilegales en juicio.

Las webs «duplicadas» también se verán afectadas por el nuevo protocolo

El acuerdo también trata de reducir todo lo posible el acceso a aquellas webs catalogadas como ilícitas, planteando para ello la constitución de un Comité Técnico que podría contar con la intervención del propio Ministerio de Cultura y Deporte si cualquier parte implicada así lo requiriese. El comité realizaría cada semana varios listados en los que incluirían a aquellas webs duplicadas de dominios que ya estén registrados en sentencias judiciales por delitos relacionados con la infracción de derechos de autor, solicitando posteriormente a los operadores el bloqueo de estas webs.

El nuevo acuerdo pretendería establecer un procedimiento ágil, dentro de la aplicación de la legislación de propiedad intelectual, para que las páginas web piratas, detectadas y bloqueadas no eludan las órdenes judiciales y administrativas de bloqueo. Algo que en la actualidad realizan muchos dominios, creando para ello lo que se conoce como una «web espejo»: imitaciones del dominio original bloqueado por sentencia judicial que apuntan a la misma dirección IP u otra registrada por el dueño del mismo.

Este hito supondría el principio de la colaboración de dos industrias con una gran importancia en la economía española, así como el inicio de un marco regulador nacional consensuado para la protección de los derechos de autor en Internet. En este ámbito, Facebook recientemente mejoró sus herramientas de seguridad y marca y de propiedad intelectual, permitiendo que las empresas y los autores reclamen los derechos de autor de su contenido cuando otras páginas de la plataforma lo compartan sin su consentimiento.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter