contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Los estadounidenses ya pueden comprar un Tesla con bitcoins

Elon Musk, el dueño y fundador de Tesla, ha anunciado que ya se pueden adquirir vehículos de la marca pagando con bitcoins, aunque, de momento, solo pueden hacerlo los residentes en Estados Unidos.

Tesla, una de las marcas de vehículos eléctricos más prestigiosas a nivel global, estuvo en los titulares de todo el mundo a inicios de año tras la adquisición de grandes cantidades de bitcoin, adquiriendo una participación de aproximadamente 1.240 millones de euros a principios de febrero. En ese momento, en un documento de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos donde se detalla la transacción, la marca señalaba que tenía la intención de aceptar la criptomoneda como forma de pago por sus vehículos, algo que se acabó cumpliendo ayer.

En lo que respecta a su infraestructura de pagos para las transacciones con bitcoins, Tesla no depende de redes o monederos virtuales de terceros. Según ha especificado Musk en Twitter, la compañía está «usando solo software interno y de código abierto y opera los nodos de Bitcoin directamente». Cuando los clientes paguen en bitcoins, estos no se convertirán a una moneda fiduciaria como el dólar, dice Musk, sino que se sumarán seguramente a las reservas de la empresa.

Una novedosa forma de pagar, aunque no exenta de riesgos

Cuando Tesla reveló su compra de bitcoins en febrero, muchos analistas elogiaron el moderno enfoque de la compañía para convertir sus reservas de efectivo, aunque otros también criticaron el plan por su vinculación a un activo con una gran volatilidad de precios. Muchos también señalaron que el gran coste medioambiental de la minería de bitcoins parece estar en conflicto con la misión de Tesla, dado el impacto que realiza en la huella de carbono. Con el anuncio de ayer, muchos han vuelto a señalar la ironía de que Tesla acepte una criptomoneda que tiene un impacto medioambiental tan alto para la compra de sus vehículos 100% eléctricos.

Tesla también ha detallado cómo se realizará el proceso de pago con bitcoins en una sección de preguntas frecuentes de su web. Esta detalla que los clientes comienzan el proceso de pago desde su propio monedero virtual de bitcoins y tienen que establecer la cantidad exacta del precio de un vehículo según las tarifas actuales, estando aún establecido el valor de los vehículos de Tesla en dólares estadounidenses.

Id bootcamps Banner

El fabricante de automóviles señala además que, en el caso de que se quiera realizar un reembolso, el comprador debe tener cuidado con cualquier cambio en el valor de la criptomoneda en relación con el dólar estadounidense desde el momento de la compra hasta el momento del reembolso.

Musk también declaró que su plan es expandir los pagos en bitcoin a otros países fuera de los Estados Unidos para «más adelante en este año». Dependiendo del mercado, eso podría requerir algún tipo de regulación gubernamental al respecto, pero Musk cree que valdrá la pena el esfuerzo.

Starlink, de SpaceX, puso en órbita más satélites

Tesla no fue la única compañía de Elon Musk que saltó ayer a los titulares de la prensa. Según recoge TechCrunch, SpaceX puso ayer en órbita desde Cabo Cañaveral 60 naves espaciales para sumar más satélites Starlink al grupo que ya tiene en órbita alrededor de la Tierra. Starlink es un proyecto de SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk, que pretende establecer una constelación de satélites​ con el objetivo de proporcionar un servicio de internet de banda ancha, baja latencia y cobertura mundial a bajo coste.

Este sería el cuarto lanzamiento de Starlink en menos de un mes, habiendo enviado anteriormente varios lotes de 60 unidades el 14 de marzo, el 11 de marzo y el 4 de marzo, respectivamente. En total, eso significa que la empresa ha enviado 240 satélites en aproximadamente tres semanas, algo que va a la par con la cantidad de satélites que tiene en el espacio el segundo mayor operador de satélites comerciales: Planet.

El objetivo de SpaceX es haber lanzado 1.500 satélites Starlink para finales de 2021, lo que, dado su progreso, seguramente acabe ocurriendo si no hubiera incidencias. Según los planes de la compañía, Starlink debería crecer para incluir hasta 10.000 satélites o más que estén activos en órbita terrestre baja, aunque su objetivo a corto plazo es continuar expandiendo la cobertura geográfica de su servicio de Internet de banda ancha a más países y clientes.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter