contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Tesla (Elon Musk) compra bitcoins por valor de 1.240 millones de euros y los acepta como pago

Elon Musk ha anunciado que su empresa Tesla ha invertido 1.500 millones de dólares (unos 1.240 millones de euros) en bitcoins. La compañía, que también comunicó su plan para aceptar la moneda digital como pago, disparó esta semana los precios de las criptomonedas a niveles récord. El momento escogido por la actual persona más rica del mundo para realizar la inversión arroja varias incógnitas sobre sus verdaderos intereses tras sus últimos movimientos.

Tal y como recoge Bloomberg, el director ejecutivo de Tesla ha sido durante mucho tiempo un partidario de las criptomonedas. El jueves pasado hizo que Dogecoin, una alternativa a Bitcoin, se disparara tras tuitear una ilustración de sí mismo alzando el logo de la criptomoneda (basado en un conocido meme de Internet), e imitando a la famosa escena de la película El Rey León.

Pero el último anuncio de Tesla representa más que un simple respaldo. Le está dando a Bitcoin un sello de legitimidad que sus primeros usuarios han estado anhelando desde hace años. Las criptomonedas han sido tratadas durante mucho tiempo como un activo inventado sin valor innato, y además, por la privacidad que garantizan gracias a la tecnología blockchain, se han utilizado para comprar bienes y servicios ilegales en la dark web.

El movimiento de Musk podría ser clave en la aceptación de Bitcoin como moneda de uso común

Muchos usuarios en San Francisco y otros centros tecnológicos dejaron de gastar la criptomoneda en compras del día a día, en los pocos lugares donde fue aceptada, después de que se volviera poco práctico usarla. Ahora, tras las acciones de Musk, podría empezar a convertirse en una alternativa a las monedas de curso legal.

«Me sorprende que le haya llevado tanto tiempo hacer esto», dijo Eleesa Dadiani, una emprendedora e inversora de criptomonedas londinense que se especializa en ayudar a los clientes ricos a convertir las monedas digitales que poseen en activos de lujo. «Tiene el poder de influir en los mercados, y este hombre es la clave para que el cifrado se generalice. Pero hay muchas partes móviles que coordinar. Me pregunto si esto será solo una cuestión de marketing».

Bitcoin ha hecho grandes avances en los últimos seis meses hacia una implantanción generalizada, con la aceptación por parte de PayPal (compañía que fundó Musk), Visa y MasterCard de la criptomoneda para los titulares de sus cuentas. Sin embargo, es otra cuestión si los consumidores más allá de los fans de las criptomonedas aceptarán realmente activos que pueden perder el 10% de su valor en un día en lugar del euro, el dólar estadounidense u otras monedas fiduciarias.

Una moneda digital no exenta de riesgos

Dadiani, quien organizó el intercambio de alrededor de 5 millones de libras (5,7 millones de euros) en Litecoin por cuatro automóviles de Fórmula Uno en 2017, dice que pagar con bitcoins un Tesla Model 3 de 58.000 de dólares puede ser algo mucho más problemático de lo que la gente piensa. Para empezar, la empresa y el cliente deberán acordar un precio de intercambio por uno de los activos más volátiles del mundo. Eso significa que las empresas comerciales y otros participantes del mercado deben involucrarse. Es posible que Tesla y los clientes incluso deban considerar el uso de contratos de derivados de criptomonedas más complejos y de alto riesgo para cubrir las variaciones del mercado.

Tesla señaló estos riesgos en la presentación del lunes, donde reveló su inversión de 1.500 millones de dólares en Bitcoin: «los precios de los activos digitales han estado en el pasado y pueden seguir siendo muy volátiles, incluso como resultado de varios riesgos e incertidumbres asociados», dijo la compañía. «Por ejemplo, la prevalencia de dichos activos es una tendencia relativamente reciente, y su adopción a largo plazo por parte de inversores, consumidores y empresas es impredecible».

El lunes, Bitcoin se disparó hasta un 16%, a casi 45.000 dólares, solo con la noticia de que Tesla había adoptado la criptomoneda. Pero eso no garantiza que el precio vaya a seguir subiendo. Hace menos de tres semanas, el 21 de enero, cayó más del 10%, a 31.217 dólares, tras haber superado los 40.000 dólares a principios de mes.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter