contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

En 2021, el cine será digital o no será

La realidad de la lentitud de la campaña de vacunación nos ha golpeado a principios de 2021. Ya nadie cree que este será un año normal, y la esperanza se sitúa ahora en que en el último trimestre del año ya notemos una mejora real. Un jarro de agua fría que ha sentado especialmente mal a la industria del cine: las películas previstas para la primera mitad del año vuelve a retrasarse, y ahora la duda es si finalmente las veremos en plataformas digitales, como se rumorea que pasará con «Viuda Negra».

Sony ha anunciado que «Morbius», la película con la que Sony quiere empezar a expandir el Universo iniciado con «Venom» en 2018 y creado con los personajes de Marvel de los que tiene los derechos, ha cambiado su fecha de estreno del 19 de marzo al 8 de octubre.

Y, aunque está es la única confirmación oficial de cambio de fecha hasta el momento, Variety aseguraba recientemente que «The many saints of Newark», la precuela de la serie «Los Soprano», pasará del 12 de marzo al 24 de septiembre de 2021 (lo curioso de este caso, es que está película entra dentro del grupo de las 17 que Warner anunció que tendran estreno simultáneo en cines y HBO Max durante 2021, de lo que se deduce que también se retrasa en la plataforma de streaming).

También varios medios americanos se hicieron eco hace unos días de la posibilidad de que «Sin tiempo para morir», la nueva película de James Bond con la que Daniel Craig se despide del personaje, habría sido extraoficialmente retrasada del 2 de abril hasta finales de año. Este caso es especialmente delicado, porque la productora, Metro Goldwing Mayer, está en venta dadas sus dificultades económicas.

Mirando hacia los servicios de streaming

Estamos hablando de películas que deberían haber llegado a las salas de cine hace casi un año, y cuyos estrenos se han ido postergando. Esto ha dejado a sus productoras sin los ingresos previstos durante una temporada entera, que ahora será mínimo temporada y media. Y, ante la incertidumbre de cuándo volverá la normalidad a los cines, e incluso de cuántas salas podrán sobrevivir a otro verano sin estrenos importantes, la posibilidad de rentabilizar las películas en las plataformas de streaming está ahí.

En su momento, surgieron rumores de que Sony, la compañía que distribuye «Sin Tiempo para Morir», habría ofrecido la película a las grandes plataformas digitales por 600 millones de dólares. La compañía negó tal movimiento y, recientemente, su CEO, Tony Vinciquerra, aseguraba que creativos y exhibidores estaban contentos con que Sony siguiera comprometida con estrenar en salas. También reveló que, a partir de ahora, la compañía se decidirá por estrenar en streaming o en salas en función del potencial de cada película. Si se decanta por las salas, también negociará de manera independiente por cada filme la ventana de tiempo que este tardará en llegar a otras plataformas. En general, Vinciquerra consideraba que las ventanas de lanzamiento van a reducirse y que lo más normal es que la optima para Sony sea de solo 30 días.

Warner y Disney: el streaming es lo primero

En una tesitura similar se encuentran todas las grandes productoras que no tienen servicio de streaming: ¿vender para recuperar su inversión, esperar para seguir apostado por mantener la parte de la recaudación que proviene de la salas y, de paso, no dejar a los exhibidores tirados…?

Para las dos grandes majors cinematográficas que sí tienen plataformas digitales, Warner (HBO Max) y Disney (Disney+), el dilema es diferente. Estrenar en sus plataformas sus grandes apuestas cinematográficas para 2020 significa claramente perder mucha rentabilidad, pero a la vez potenciar el atractivo de sus servicios, que a corto plazo van a ser el centro de su negocio.

Su actitud durante el año pasado fue titubeante: Warner estrenó «Tenet» en salas, Disney estrenó «Mulán» en Disney+ pero en un modelo que añadía al pago por la suscripción el pago por la película…

Tenet
«Tenet», de Christopher Nolan, el mayor estreno de Hollywood en 2020.

La primera que dio el paso definitivo fue Warner: anunció que en 2021 todos sus grandes estrenos llegarán a la vez en salas y a HBO Max (en aquellos territorios en los que la plataforma ya esté en funcionamiento, claro). Y, para muestra, empezó en diciembre con «Wonder Woman 84». Pero la película apenas lleva recaudados 132 millones de dólares en todo el mundo al escribir estas líneas, y ahora que los estrenos en salas en 2021 están comprometidos, ¿en qué quedará esa estrategia?

Disney parece que aún no acaba de decidirse. Sus directivos ya aseguraron hace meses que ahora su prioridad es Disney+. La compañía aún mantiene el 7 de mayo como fecha de estreno en salas de «Viuda Negra», pero recientes rumores indican que la película podría llegar también en esa misma fecha a Disney+. Esto ya es seguro para el filme de animación «Raya y el Último Dragon», que el próximo 5 de mayo de 2021 se estrenará en cines y en Disney+ simultáneamente. Si somos optimistas, claro. Porque, si somos realistas, todas las fechas previstas para las salas son susceptibles de ser modificadas o canceladas, y más a la vista de cómo está evolucionando la pandemia.

China: el virus está más controlado

Probablemente no sabremos hasta 2022 hasta qué punto el cambio de paradigma que la pandemia ha acelerado en la industria de Hollywood es profundo. Esperemos que sea ese el año en el que se controle el virus y podamos volver al cine para comprobar si las salas recuperan también la salud. Pero hay otro cambio que la pandemia podría haber acelerado.

Por primera vez en la historia, en 2020 la salas de cine de Estados Unidos no han sido las que más dinero han recaudado. El hasta ahora segundo mercado más importante del mundo por volumen de recaudación ha pasado a ser el primero: China.

The Hollywood Reporter informó recientemente de que China había superado en octubre los 1998 millones de dólares en recaudación, mientras que el mercado norteamericano se había quedado en 1937. Ambas cifras muy inferiores a 2019, el último año sin pandemia, pero aún así significativas: aunque los cines también han estados cerrados largos periodos de tiempo en China, el mayor control actual del virus ha permitido que haya más salas abiertas y acuda más público, e incluso de han registrado algunos taquillazos, como el de la cinta bélica ««The Eight Hundred»«, la más taquillera a nivel global en 2020.

Naturalmente, 2020 no puede considerarse un año adecuado para medir hasta qué punto Asia se convierte en el nuevo epicentro de la exhibición cinematográfica, pero la tendencia está ahí y no solo en China: en otros países como Japón las salas también están funcionando mejor actualmente.

Creadores a favor del cine en salas

No podemos cerrar este artículo con más conclusión que la incertidumbre, y la esperanza de un final de 2021 en el que la pandemia esté más controlada. En un año que volverá a ser durísimo para las salas de cine, sus principales valedores parecen que serán algunos de los creativos destacados de la industria: tras voces como las de Christopher Nolan, Denis Villeneuve y Patty Jenkins, M. Night Shyamalan también declaraba su preocupación por la decisión de Warner de estrenar al mismo tiempo en salas y en HBO Max.

Sin embargo, parece evidente la crisis de la COVID-19 ha convertido en una realidad del presente una tendencia que muchos anticipaban a medio plazo: el epicentro del cine son ya las plataformas digitales.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter