contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Las grandes tecnológicas están en el punto de mira de las leyes antimonopolio

Tras décadas de expansión y consolidación global en el sector tecnológico, las demandas antimonopolio son ahora un tema candente en la industria en todo el mundo. Lo que ha sido una serie lenta y vacilante de acciones dispares durante la última década se ha consolidado en las últimas semanas en una serie rápida y completa de acciones contra la industria, siendo Estados Unidos la nación más rezagada a la hora de tomar acciones de este tipo.

En China se han tomado muy en serio estas acciones

En ninguna parte del mundo estas acciones son más importantes que en China, donde las autoridades sobre competencia han decidido de repente tomar medidas arrolladoras contra sus mayores empresas tecnológicas, después de muchos años de una política mayormente liberal.

Ese movimiento comenzó después de que los reguladores chinos frustraran la salida a bolsa de Ant a principios de noviembre. Ant es una de las empresas tecnológicas más importantes de China, una empresa de tecnología financiera que buscaba una valoración superior a los 300.000 millones de dólares y que tiene 1.300 millones de usuarios activos a nivel mundial localizados mayormente en China y en grupos de ciudadanos chinos que habitan fuera de su país. Esta acción regulatoria condujo a una caída inmediata de 60 mil millones de dólares en la capitalización de mercado de Alibaba, dada la participación del 33% de Alibaba en Ant.

Sin embargo, hay más malas noticias por parte de Beijing para la industria tecnológica. A principios de esta semana, los reguladores del mercado establecieron un plan de «rectificación» para Ant, que incluye normas de préstamo más estrictas que se espera que afecten profundamente a los ingresos, márgenes y crecimiento de la exitosa compañía. The Wall Street Journal informaba ayer que China también tiene la intención de «reducir» la propia influencia de Jack Ma, el dueño de Alibaba, sobre su imperio empresarial, tras las recientes adquisiciones del Gobierno chino de mayores  cantidades de participaciones en las empresas tecnológicas.

Además, Pekín parece dispuesto a obligar a Alibaba y Tencent a competir mejor entre sí y crear un ambiente sano para las startups fuera de sus dos redes corporativas entrelazadas. A principios de este mes, las autoridades multaron a Alibaba por una cantidad nominal y también revisaron una adquisición de Tencent, acciones que fueron percibidas por los analistas como los primeros pasos en una nueva ronda de intervención antimonopolística. Se espera que haya más acciones en 2021.

Id bootcamps Banner

Europa y Estados Unidos tampoco se quedan atrás

Sin embargo, no solo China ha estado presionando a las empresas tecnológicas. Hace casi exactamente un año, Delivery Hero, con sede en Alemania, anunció la adquisición por 4 mil millones de dólares de Baedal Minjok, una popular app de entrega de alimentos con sede en Seúl. El lunes, las autoridades sobre competencia de Corea del Sur ordenaron a Delivery Hero deshacerse de sus activos de entrega local existentes para obtener la aprobación para la adquisición, una demanda que socavó una de las razones para adquirir Baedal Minjok en primer lugar. Delivery Hero ha dicho que venderá su unidad para completar la transacción.

Por otro lado, este mes, Europa y un Reino Unido que pronto sufrirá el Brexit anunciaron una serie de nuevas políticas y regulaciones diseñadas para aumentar la competencia en el sector tecnológico, incluido el aumento de las responsabilidades legales por contenido ilegal, la ampliación de la transparencia en torno a los servicios y el mandato de competencia abierta en las principales plataformas. Esas políticas han tardado en llegar, pero ahora que están comenzando a ganar terreno, presagian grandes cambios en la forma en que las empresas tecnológicas de mayor escala pueden operar en Europa.

Si bien muchas de estas políticas globales están diseñadas para deshacer la consolidación y la escala de la industria, en la India, los reguladores están trabajando para, directamente, prevenir esta escala. Las autoridades locales sobre competencia anunciaron en noviembre un marco que impedirá a cualquier empresa poseer más del 30% del volumen de pagos locales y obligará también a obedecer las normas de interoperabilidad financiera. Esa política parece estar diseñada para evitar los duopolios de tecnología financiera, que se pueden ver en China entre Alipay y WeChat Pay, por ejemplo.

EEUU no se posiciona tan claramente en contra

Con toda esta acción antimonopolio global en plena ebullición, el rezagado en este caso ha sido Estados Unidos, tal vez porque los gigantes tecnológicos más grandes tienen todas sus oficinas centrales en el país. Si bien el Congreso, el presidente y decenas de fiscales generales estatales se han mostrado cada vez más discordantes sobre el alcance de empresas como Amazon, Google y Facebook, la acción sigue siendo muy temprana contra los gigantes.

La acción más grande y notable hasta ahora ha sido una demanda masiva de 46 estados contra Facebook que se presentó a principios de este mes. Como informamos entonces, la demanda alega que la empresa compró competidores «ilegalmente» y de «manera predatoria» para crecer y preservar su poder de mercado. La demanda cita las adquisiciones de Facebook de Instagram y WhatsApp como ejemplos destacados.

Foto de Madera creado por Racool_studio – www.freepik.es

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter