contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Sony aclara su posición en la batalla salas de cine vs. streaming

En declaraciones al canal de televisión estadounidense CNBC, el CEO de Sony Pictures, Tony Vinciquerra, ha asegurado que ser una gran productora cinematográfica que no tiene un servicio de streaming es beneficioso para ellos: les da flexibilidad para mantener sus estrenos en salas el tiempo que consideren necesario y, además, movimientos como el de Warner (que ha anunciado el estreno simultáneo de sus películas en salas y HBO Max durante 2021), ha hecho que grandes creativos de la industria quieran trabajar con Sony por su compromiso con las salas de cine. Además, el directivo confía en la recuperación de los cines a medida que mejore la situación de la pandemia.

En la entrevista concedida a CNBC, Vinciquerra ha querido ser optimista sobre el futuro de su estudio y sobre el de la industria cinematográfica en general, incluidos los cines. En un momento en el que la producción cinematográfica está virando indudablemente hacia el estreno en streaming, Vinciquerra ha enumerado las ventajas que para Sony Pictures supone no tener que preocuparse de alimentar un servicio de este tipo y poder estrenar cada una de sus películas de la manera que les sea más conveniente.

Ventanas de estreno flexibilizadas para siempre

El directivo también cree que es importante que las ventanas que separan el estreno en salas del estreno en plataformas de streaming o cable se flexibilicen definitivamente. Hasta la llegada de la pandemia esa diferencia era, habitualmente, de un mínimo de 90 días, pero Vinciquerra asegura que Sony va a negociar de manera independiente la ventana de cada película, porque según el filme puede convenir una mayor o menor diferencia de tiempo (es de suponer que las producciones más costosas y con más potencial para atraer al público, como Spider-Man, se beneficiarán de un mayor tiempo de exclusividad en las salas de cine). Eso sí, Vinciquerra también dijo que una ventana de 30 días será normalmente lo más beneficioso para su estudio, ya que es un periodo que les da tiempo a preparar el lanzamiento doméstico con el marketing adecuado.

En general, Vinciquerra quiso dejar clara la posición de Sony Pictures como gran estudio comprometido con las salas de cine, señalando que muchos grandes creadores cinematográficos les han trasladado en los últimos tiempos sus felicitaciones por esta política y su interés por trabajar con ellos. Además, mostró su confianza en que las salas se irán recuperando en 2021, por dos motivos: el control de la pandemia que llegará de la mano de las vacunas y la gran cantidad de superproducciones atractivas que se irán estrenando a medida que las salas tengan menos restricciones de aforo: todas las grandes películas que no se han estrenado en 2020 y algunas más que han iniciado su producción durante este año.

Como ejemplo de que la recuperación en las salas es posible si la pandemia está más controlada, ha puesto el mercado cinematográfico chino, más activo que el occidental, y el reciente récord de taquilla que ha conseguido en Japón Demon Slayer, que se estrenó en el país del Sol Naciente en octubre.

2021, ¿un año de cine?

El optimismo de Vinciquerra de cara a la exhibición cinematográfica no deja de tener cierto elemento de esperanza más que de certeza. Es imposible saber cuándo el control de la pandemia será una realidad y, en el mejor de los casos, será un proceso que marcará buena parte de 2021. Lo que sí es cierto es que Sony puede jugar con la posibilidad de llegar a acuerdos con las plataformas de streaming para estrenar en ellas sus películas si fuera necesario.

En cualquier caso, el giro hacia las plataformas digitales es una realidad que la industria va a tener que asumir (si es que no lo ha asumido ya). La noticia de que Warner estrenará 17 producciones a la vez en salas y en HBO Max durante 2021 (incluidos todos los blockbusters de la compañía como Matrix 4 o The Suicide Squad) supuso un enorme impacto, sobre todo viniendo del único estudio que se había atrevido a realizar un gran estreno en cines este año: Tenet, de Christopher Nolan. Warner aseguró que es una medida provisional por la situación de los cines, pero muchos directores que han trabajado recientemente para la compañía, como el mismo Nolan o Denis Villeneuve, mostraron su desacuerdo con esta decisión.

Por su parte, Disney ya está estrenando algunas películas en Disney+ (Mulán y Soul, concretamente). Todo el resto de grandes filmes que tenían previsto para 2021 aún se estrenarán, al menos teóricamente, en salas, pero habrá que ver cómo se va desarrollando el año, sobre todo porque el gigante del entretenimiento ya ha dejado bien claro que su prioridad ya es Disney+.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter