contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Cesta de la compra online: ¿qué productos del súper compramos por Internet?

El informe de gran consumo publicado por IRI con datos de tendencias anuales móviles (TAM), actualizadas hasta el pasado mes de octubre, nos sirve para ver cómo ha sido el último año en lo que se refiere a la venta de bienes de consumo rápido (alimentos, bebidas, perfumería e higiene) a través de Internet.

Sabemos que la compra online es un hábito ya asumido por la gran mayoría (por ejemplo, el 75% de los españoles comprará online en Navidad). Pero la tradicional cesta de la compra es diferente. Estamos habituados a hacerla físicamente en los pequeños comercios o supermercados, pero ahora está a un golpe de clic. Y el resultado es que productos que se pueden almacenar durante un tiempo y que, además, son pesados, son los que nos parecen más atractivos para comprar online.

Antes de entrar en los digital, un párrafo para resumir la tendencia general: los datos que mencionaremos en este artículo son TAM de octubre de 2020 en España (Tendencias Anuales Móviles, las cifras que dan como resultado sumar las ventas del mes actual más las acumuladas de los últimos 12 meses y restando la cifra de ventas del año anterior durante ese mismo mes). Estas cifras nos indican que el comercio de bienes de gran consumo en general ha tenido una tendencia positiva, con un aumento de evolución de valor del 6,7%. Todos los grandes sectores se han incrementado excepto por un leve descenso de la Perfumería e Higiene. El total de ventas valor ha sido de 70.102,6 millones de euros.

Pero vamos a lo que nos interesa en Digitalis. ¿Cuál es el peso del comercio electrónico en estas cifras?

Los bienes de consumo de alta rotación: vamos a la tienda

En función del TAM de octubre de 2020, estos serían los porcentajes de comercio electrónico en cada categoría básica de productos FMCG (Fast Moving Consumer Goods o bienes de consumo de alta rotación), así como la cantidad de ventas valor de cada uno en millones de euros:

Análisis de la venta online de la cesta de compra
Fuente: IRI España.

  • Alimentación (alimentación seca, conservas, congelados, derivados lácteos, productos envasados al vacío y productos procesados y listos para consumir): 0.9% de un total de 23.208 millones de euros: 252,5 millones de euros.
  • Frescos (carne, charcutería, frutas, verduras y hortalizas, quesos, pescado, marisco): 0,5% de un total del 23.209 millones de euros: 116 millones de euros.
  • Bebidas (leches y batidos, cervezas, refrescos, vinos, aguas, bebidas espirituosas, zumos, vegetales y espumosos): 1,1% de un total de 11.826 millones de euros: 130 millones de euros.
  • Perfumería (productos corporales, productos capilares, colonias y perfumes, cosmética facial, cosmética decorativa y productos solares). 4% de un total de 4.047 millones de euros: 162,9 millones de euros.
  • Higiene: higiene bucal, parafarmacia, desechables, pañales desechables, protección e higiene femenina, productos de afeitado, accesorios y útiles y pañales de incontinencia: 1,4% de un total 2.631 millones de euros: 36,8 millones de euros.

La conclusión más clara es que, incluso en el año de la pandemia, hemos preferido masivamente la compra de este tipo de productos en los locales físicos. Pero, como veremos en el siguiente punto, el comercio electrónico de este tipo de bienes ha crecido considerablemente.

Compramos online más agua, alimentación seca…

En lo referente al crecimiento del comercio electrónico de cara al usuario final, en el periodo TAM que acaba en octubre el aumento ha sido del 73%. Las cinco categorías de producto que más han contribuido a este incremento son las siguientes (la primera cifra es la contribución al crecimiento en volumen y la segunda la evolución del volumen del producto en sí):

Fuente: IRI España.

  • Aguas: 13,9%; 69,5%
  • Alimentación Seca: 9.7%; 83,5%
  • Leches y batidos: 7,7%; 52,4%
  • Higiene: 6,8%; 96%
  • Cuidado del hogar: 3,8%; 80,3%

No vemos aquí los productos frescos, que se venden online en menor cantidad, pero los ciudadanos si han preferido aumentar las compras online de la alimentación con más caducidad y los productos de higiene y cuidado del hogar.

Comparando tiendas físicas y online

Una consideración muy interesante que hace el estudio de IRI es analizar qué volumen del total de ventas suponen las categorías de productos en cada uno de los dos canales: las tiendas físicas y las tiendas online. Para ello, han seleccionado las categorías que suponen el 50% para el Tamaño Anual Móvil en el volumen del total de FMCG (bienes de consumo de alta rotación) .Y, en cada una, se comparan el porcentaje de peso en ventas volumen en la tienda física y en la tienda online:

  • Agua sin gas: 14,1%18,9%
  • Leche larga conserva: 8,9%12,4%
  • Fruta: 6,2%3,4%
  • Cervezas: 5,6%4,5%
  • Verdura y Hortalizas: 5,5%4%
  • Refrescos de Cola: 3,7%3,8%
  • Carne: 3,0%1,6%
  • Yogures frescos sólidos 2,0%1,4%

Las conclusiones son las mismas: porcentualmente, compramos más online los productos menos perecederos, que podemos almacenar y que, además, suponen un incremento importante del peso físico de la compra: preferimos que nos los traigan profesionales del reparto a transportarlos nosotros mismos de la tienda física a casa.

En resumen, la compra online de productos de gran consumo crece más lentamente que en otros sectores, pero ya es un elemento relevante. Como pasa con otros sectores, como la restauración, donde la unión de comercio digital y tradicional será el futuro, poder vender online también es clave ya en este sector.

Foto de Tarjeta de visita creado por ijeab – www.freepik.es

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter