contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

¿Streaming o salas de cine? Wonder Woman puede indicarnos el futuro (inmediato)

Warner va a cumplir su promesa. Wonder Woman 84, una de las películas más esperadas de 2020, finalmente sí llegará a las salas de cine. Pero su debut vendrá acompañado por el estreno simultáneo de la cinta en la plataforma de streaming HBO Max, actualmente disponible en Estados Unidos. ¿Será 2020 el año que vea desaparecer las ventanas de lanzamiento habituales, que hasta ahora priorizaban el estreno en salas?

En Digitalis ya hemos hablado del desastroso año 2020 para las productoras cinematográficas. En este artículo nos centrábamos en la estrategia de Disney, pero todas las grandes productoras se han encontrado con que no han podido estrenar películas pensadas para recaudar cientos de millones de dólares, y otras de menor envergadura pero igualmente importantes para su negocio.

Sumidas aún en la duda de qué hacer con estos filmes, ante la incertidumbre de si 2021 será un año más propicio para las salas (lo cual depende directamente de la evolución de la COVID-19 y es, por lo tanto, algo incierto), todos los ojos se han vuelto hacia las plataformas de streaming. La decisión de Warner de estrenar Wonder Woman 84 es, sin duda, valiente y ha sido muy bien recibida por los fans y las salas de cine. Y, además, incluye detalles estratégicos pensados para posicionar HBO Max en relación a Disney+ y al resto de plataformas de streaming. Es el último movimiento en un año muy duro para exhibidores y productores, y del que ahora repasamos sus hitos principales.

Tenet: el cine será en sala o no será

Que Warner Bros. ha sido la gran productora que más ha apostado por las salas en 2020 no lo puede negar nadie. Después de la primavera con confinamientos en muchísimas partes del mundo, llegó un verano lleno de incertidumbre, con las salas de cine reabiertas pero poco público y pocos estrenos. Tras algunos retrasos, Warner confirmó que el 26 de agosto llegaría a las salas de todo el mundo Tenet, el esperado thriller de espionaje y ciencia-ficción de Christopher Nolan.

Si le preguntamos a Google, nos dirá que el presupuesto de Tenet fue de 205 millones de dólares (una duda que nos surge es en qué se han gastado el dinero, la película no luce ni mucho menos tan cara. Perdón por el off-topic). La recaudación global está a día de hoy cifrada según Boxofficemojo en 356 millones de dólares. Teniendo en cuenta el porcentaje que se quedan los exhibidores, Warner no ha hecho negocio con la película (de momento, claro, la vida digital del filme o sus ventas en DVD no cuentan aquí). Pero, aún así, ha recaudado 356 millones más que todos los blockbusters que no se han estrenado juntos. Sí, es verdad, en condiciones normales la película de Nolan podría haber alcanzado fácilmente 750 millones de dólares en taquilla, pero estando en el año en el que estamos, los mismos directivos de Warner han calificado la recaudación de excelente.

Mulán: Disney prefiere que nos quedemos en casa

La siguiente jugada es de todos conocida: Disney canceló en verano definitivamente el estreno cinematográfico de Mulán y la película llegó a Disney+ en marzo de 2020.

Si bien la decisión de ser los primeros en pasar un estreno de cine a Internet no sorprendió a nadie, lo que resultó más polémico fue que los suscriptores de Disney+ tuvieran que comprar la película. Mulán se estreno en streaming el 4 de septiembre al precio de 21,99 euros (a lo que había que añadir la suscripción mensual al servicio, claro) . El 4 de diciembre, el filme pasará a ser gratuito para los abonados a Disney +, y ya está disponible en otras plataformas digitales. Pero el precio pareció exagerado a muchos usuarios.

La jugada no dejó en buen lugar a Disney, pero es comprensible que la compañía no quisiera renunciar a recuperar algo de la inversión en la película, sobre todo teniendo en cuenta que la crisis del Coronavirus ha golpeado muy duramente al gigante del entretenimiento: sus negocios de cine en salas y parques temáticos han desaparecido este año, algo que solo ha podido compensar en parte el éxito de su plataforma Disney+.

James Bond: técnicas de espías para colarse en tu casa

Y mientras Disney y Warner, las dos compañías de contenido audiovisual más grandes del mundo (por lo menos hasta que Amazon devore todo el universo), jugaban sus cartas de manera muy distinta, ¿cómo actuaban otras grandes productoras? Pues, básicamente, esperaban sin tener ni idea de qué hacer con sus principales estrenos de 2020. Bueno, o eso es lo que creemos. A lo mejor se estaban moviendo para intentar rentabilizarlos.

A finales de octubre saltaba la noticia de que el agente secreto más famoso del mundo estaba planeando infiltrarse en las plataformas de streaming. Era Variety el medio que aseguraba que MGM había ofrecido la nueva película de James Bond, 007: Sin Tiempo para Morir», a las plataformas de streaming por 600 millones de dólares. El filme, la despedida de Daniel Craig del papel de James Bond, era otro de los grandes estrenos previstos para la pasada primavera. MGM negó inmediatamente estos movimientos, asegurando que James Bond llegaría primero a las salas cinematográficas en 2021.

Más allá de la que la filtración tiene toda la lógica del mundo, lo que probablemente revela es que las productoras de cine ya han puesto en marcha este tipo de movimientos, conscientes de que la asistencia a las salas en 2021 es una incógnita y que la recuperación del público será lenta e irá muy ligada a que la crisis del Coronavirus remita de la mano de una solución médica.

Wonder Woman 84 Vs. Soul: ¿Una pelea de buenos y malos?

Y llegamos a final de año en plena segunda ola de la pandemia en Europa, con los cines cerrados o las salas medio vacías. Cada semana llegan algunos estrenos, normalmente películas de bajo presupuesto o cine de género que no necesita una gran recaudación para ser rentable, confiando en resarcirse de las pérdidas económicas en su posterior llegada al DVD, el streaming o la televisión.

Pero una superheroína se atreve a pisar los cines. Wonder Woman 84 se estrenará a la vez en cines y en HBO Max el 25 de diciembre, en los países en los que ya este disponible esta versión de la plataforma de streaming. En territorios donde HBO Max no existe, como España, la película se estrenará en salas unos días antes, el 16 de diciembre. Y, a diferencia de Mulán, no supondrá un coste adicional a los usuarios de la plataforma: se unirá al contenido de la suscripción normal. Por cierto, HBO Max llegará a nuestro país en 2021, pero aún no está claro si como una plataforma independiente o añadiendo contenidos a la ya existente HBO.

Como ya hemos comentado, público y salas han reaccionado encantados a esta decisión. Pero, examinándola atentamente, ha pasado algo importante: ya hemos asumido que el estreno simultáneo en la plataforma de streaming es algo no solo comprensible, sino casi inevitable en la situación actual. Una cambio de mentalidad que, seguramente, no admite vuelta atrás y se quedará para cuando la crisis de la COVID-19 haya remitido total o parcialmente.

Otro dato es que la fecha de estreno de la película en HBO Max no es, precisamente, baladí: es el mismo día que Disney tiene previsto que Soul, la última película de Pixar, se estrene en Disney+ sin pasar en ningún momento por las salas y, salvo cambios de última hora, por un precio extra a la suscripción, como pasó con Mulán. Porque la compañía del ratón Mickey lo ha dejado muy claro: ahora su prioridad es el streaming.

En el mejor de los casos, 2022 será el momento en el que las salas puedan ver resurgir de verdad su negocio. ¿Aguantarán hasta entonces? Hay quien dice que la solución puede ser que los cines acaben siendo propiedad de las productoras (lo cual tendría que venir acompañado por cambios de legislaciones antimonopolio en países como Estados Unidos. ¿Le apetece acercarse al cine Amazon más próximo a su hogar?). Pero, para entonces, con muchos hogares suscritos a varios servicios de contenidos en streaming que disfrutarán en sus flamantes televisores 4K, está claro que el panorama del consumo cinematográfico habrá cambiado para siempre.

Y aquí acaba este artículo. Nos gustaría darte una conclusión más clara, amigo lector. Pero la vida no es como las películas, que nos cuentan historias con final y sentido. El mundo en 2021 va a seguir marcado por una crisis sanitaria, y la esperanza de una normalización paulatina tendrá que convivir con la realidad del virus seguramente durante todo el año. Probablemente, en 2020 el cine ha dado su salto definitivo al siglo XXI.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter