redaccion@diariodigitalis.com

661 597 410

Amazon Prime Video: las películas que compras no son para siempre

No es que Amazon te lo esté ocultando, simplemente te lo está diciendo muy bajito: si compras una película en su servicio de streaming Amazon Prime Video no la tienes garantiza para siempre, sino que en realidad has comprado su visualización las veces que quieras… «durante un periodo de tiempo indefinido». Lo pone en las Condiciones de Uso que aceptamos cada vez que compramos contenido digital en la plataforma.

Esta «letra pequeña» que nadie lee ha cobrado importancia por la demanda que la usuaria residente en California, Amanda Caudel, ha puesto a la compañía por «reservarse en secreto» el derecho de retirar de la plataforma contenido comprado por sus usuarios. The Hollywood Reporter ha sido el medio que ha destapado la información, y también revela que la propia Amazon reconoce en las alegaciones a la demanda de Caudel que esto es cierto.

La usuaria demandó a Amazon el pasado abril, en su nombre y en el de los ciudadanos de California, por competencia desleal y publicidad engañosa, alegando que han estado sufriendo sin saberlo la posibilidad de que el contenido comprado desaparezca en cualquier momento.

Como respuesta, Amazon ha presentado una moción para retirar la demanda alegando que la demandante no ha resultado lesionada y que, desde que se personó ante la justicia, ha adquirido 13 títulos en Amazon Prime Video. La moción, firmada por el abogado de Amazon, David Biderman, dice lo siguiente: «El demandante afirma que el servicio Prime Video de la compañía demandada, que permite a los consumidores comprar contenido de vídeo para transmitirlo o descargarlo, engaña a los consumidores porque a veces ese contenido de vídeo puede dejar de estar disponible si una compañía propietaria de los derechos revoca o modifican la licencia de Amazon. Pero (La demandante) no identifica ninguna compra en Prime Video que no esté disponible para ella. De hecho, todo el contenido de Prime Video que la demandante ha comprado permanece disponible».

Al mismo tiempo, las alegaciones de la propia compañía dejan claro que, efectivamente, el contenido que compramos en Amazon Prime Video podría desaparece en el momento en que la plataforma pierda sus derechos… o por cualquier otra razón: «Los compradores adquieren sólo una licencia limitada para ver el contenido, y este puede dejar de estar disponible debido a restricciones de la licencia del proveedor u otras razones», aclara la demanda.

Id bootcamps Banner

Las aburridas Condiciones de Uso

Pues es verdad: lo dice en las Condiciones de Uso que todos aceptamos al comprar contenido audiovisual en Amazon Prime Video. Concretamente, en la sección 4, Contenido Digital, punto i, Disponibilidad de Contenido Digital Comprado: “Por lo general, el Contenido digital comprado seguirá estando disponible para su descarga o reproducción en streaming desde el Servicio, según corresponda, pero es posible que deje de estarlo debido a posibles restricciones de licencia del proveedor de contenido o por otras razones, y Amazon no asumirá ninguna responsabilidad en caso de que el contenido digital comprado deje de estar disponible para su descarga o reproducción en streaming”.

Que no leamos los Condiciones de Uso cada vez que aceptamos el contenido no nos exime de su cumplimiento, como la moción de Amazon deja claro de manera tajante: «un individuo no necesita leer un acuerdo para estar obligado por él. Un acuerdo de condiciones de servicio comercial en una transacción de consumidor online es válido y ejecutable cuando el consumidor recibe un aviso razonable de los términos de servicio».

¿Nos arriesgamos a perder el contenido digital?

La «desaparición espontánea» podría aplicarse a cualquier película que compremos en la plataforma. Aunque lo normal es que ocurra con películas de terceras compañías a las que Amazon compra los derechos, lo cierto es que el texto es lo bastante vago como para que pueda pasar incluso con producciones de la propia Amazon en el futuro. De momento, el cine o las series que Amazon produce están en su plataforma sin coste añadido a la suscripción pero, si Amazon decidiera vender parte de su propio contenido, el «puede dejar de estar disponible debido a restricciones de la licencia del proveedor u otras razones» de las Condiciones de Uso avalaría que la compañía pudiera también retirarlas.

La técnica de Amazon no es habitual en la industria, pero no está demás que leamos los términos también cuando compremos contenidos en otras plataformas digitales, y más ante el actual auge de las mismas y su definitiva implantación como principal manera de consumir películas. De hecho, otro supuesto en el que perderíamos el contenido es si una plataforma de venta digital cierra (ya sea películas, videojuegos o cualquier otra propiedad digital), ya que los derechos están generalmente vinculados a la plataforma (aunque pueda haber algunas excepciones).

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter