asd

redaccion@diariodigitalis.com

El Congreso de los Estados Unidos solicita a las redes sociales que archiven las evidencias de crímenes de guerra rusos

Cuatro miembros del Congreso de los Estados Unidos han firmado una serie de cartas dirigidas a los directores ejecutivos de Meta, TikTok, YouTube y Twitter, instándoles a archivar cualquier contenido subido a sus plataformas que pudiera utilizarse como prueba de los crímenes de guerra rusos.

Tal y como expone TechCrunch, el auge de los vídeos cortos, protagonizado por TikTok, ha ofrecido un acceso sin precedentes a las imágenes en directo de las zonas de guerra, sin olvidar que Meta, YouTube y Twitter siguen captando también la atención de los usuarios de Internet. Estos congresistas estadounidenses creen que las subidas de vídeos e imágenes a las redes sociales pueden ser decisivas para exigir responsabilidades a los autores de violaciones de los derechos humanos.

Los vídeos sensibles podrían utilizarse como futuras pruebas en juicios

Los vídeos con escenas violentas de la guerra suelen ser retirados de las redes sociales, ya que pueden infringir las condiciones de servicio que prohíben el contenido violento. Pero según un informe de Human Rights Watch (HRW), que se cita en estas cartas a los directores generales, no está claro qué ocurre con estos vídeos una vez que se eliminan de las aplicaciones de cara al público. Facebook, por ejemplo, dice que conserva los datos eliminados durante al menos 90 días, pero la red social dijo a HRW que a veces retiene los datos durante más tiempo cuando lo solicitan las fuerzas del orden.

«Nos preocupa que las redes sociales no dispongan de procedimientos adecuados para archivar este contenido de modo que pueda ponerse a disposición de las organizaciones internacionales que llevan a cabo investigaciones sobre denuncias de crímenes de guerra y otras atrocidades», dice la declaración de los representantes.

En concreto, los cuatro representantes piden a estas plataformas que preserven y archiven los contenidos potencialmente útiles durante un largo periodo de tiempo; que se coordinen con las organizaciones internacionales de derechos humanos para desarrollar una forma legal y establecida de compartir dichos contenidos; que aumenten la transparencia en torno a los sistemas de moderación de contenidos basados en la inteligencia artificial y la forma en que interactúan con los contenidos bélicos; y que creen una forma de que los usuarios marquen los contenidos que crean que pueden contener pruebas de crímenes de guerra.

El gran problema de las fake news sobre la guerra

El informe de Human Rights Watch explica lo siguiente: «las fotos, vídeos y otros contenidos publicados en las redes sociales han apoyado cada vez más los procesos de rendición de cuentas, incluidos los procedimientos judiciales, por graves crímenes internacionales, tanto a nivel nacional como internacional». HRW también afirma que ha habido al menos diez casos en Alemania, Finlandia, Países Bajos y Suecia en los que se ha perseguido a personas implicadas en crímenes de guerra en Irak y Siria utilizando pruebas de publicaciones en las redes sociales.

Id bootcamps Banner

Aunque estas pruebas pueden ayudar a los sistemas jurídicos internacionales, estos organismos también tendrán que tener cuidado de no caer en la desinformación, que puede ser utilizada para facilitar una condena errónea. Desde la invasión rusa de Ucrania en febrero, ha habido muchos casos de vídeos falsos que se han hecho virales en las redes sociales, como imágenes de videojuegos que se presentan como si hubieran sido grabadas sobre el terreno en Ucrania.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter