redaccion@diariodigitalis.com

661 597 410

El interés por la formación en ciberseguridad ha crecido, pero las cifras y las habilidades aún no son suficientes para hacer frente a las amenazas

Un estudio de la Agencia de Ciberseguridad de la Unión Europea (ENISA) señala que, a pesar de que, desde la última década, hay más estudiantes y profesionales interesados por el campo de la ciberseguridad, las cifras y las habilidades todavía no son suficientes para hacer frente al escenario real de amenazas cibernéticas.

“En el mercado laboral falta personal capacitado y cualificado para trabajar en funciones de ciberseguridad y que pueda enfrentarse de forma eficiente a la gama de ciberamenazas que se plantean,” declara ENISA en su informe “Adressing the EU Cybersecurity Skills Shortage and Gap through Higher Education”.

Sin duda, la ciberseguridad está siendo más relevante que nunca. Actualmente, es uno de los sectores con mayor demanda de profesionales. Y no es para menos. Tras la llegada de la pandemia, se calcula que la proliferación de malware aumentó nada menos que un 2.000% (más de un 95% en el caso del ransomware) debido, sobre todo, a la rápida digitalización y a la adopción generalizada del trabajo remoto. Por si fuera poco, según Datos101, esta tasa creció un 125% en 2021 con respecto al año pasado, lo que significa que cada día se intentan perpetrar 40.000 ataques de este tipo sólo en nuestro país.

La brecha y la escasez de habilidades

Se estima que el número de graduados en ciberseguridad se duplicará en los próximos 2 o 3 años, sin embargo, esto no servirá para abordar el gran volumen de incidentes cibernéticos que se avecinan. Los principales motivos que da ENISA son la “brecha de habilidades” y la “escasez de habilidades”.  

El primer término se refiere a que una gran cantidad de profesionales no cuentan con las habilidades adecuadas para hacer frente a las necesidades reales que requiere el escenario actual; el segundo a los puestos de ciberseguridad que no han podido cubrirse como consecuencia de lo anterior: la falta de candidatos cualificados.

Id bootcamps Banner

Por ello, ENISA ha querido analizar en profundidad el panorama educativo de ciberseguridad de los países miembros de la UE con el objetivo de identificar problemas y buscar soluciones. La organización afirma que, a día de hoy, hay disponibles 126 programas de formación superior en 25 países que cumplen con las condiciones establecidas por la UE en materia de ciberseguridad. Por su parte, España es el principal exponente en esta disciplina, dado que cuenta con 23 programas de este tipo, muchos más que el resto de los países estudiados.

mapa programas ciberseguridad UE

La modalidad de los programas, el idioma en el que se imparten o las tarifas son los principales obstáculos

Como señala ENISA existen obstáculos que repercuten negativamente en la accesibilidad y en la formación de los estudiantes y, por ende, en la capacidad de hacer frente a la abrumadora tasa de ciberataques.

Una de estas barreras es la de la modalidad en la que se imparten estos cursos. La mayoría de los programas y grados universitarios y superiores (57%) requieren asistencia obligatoria. Por el contrario, sólo el 14% de estos ofrecen una modalidad completamente online y el 29% formatos híbridos, que combinan ambos. ENISA cree que debería haber más posibilidades a distancia para reducir las barreras geográficas de acceso.

modalidades programas UE

Por otro lado, el idioma es otro de los obstáculos a los que aluden en su estudio. La institución identificó que los programas analizados se impartían en 16 lenguas distintas, siendo los primeros el inglés (38%), el español (17%) y el alemán (11%). Según ENISA, una mayor oferta de programas en inglés facilitaría la interacción internacional al tratarse de un idioma más universal.

Asimismo, el informe refleja que sólo el 23% de los programas educativos de la UE preparan a sus estudiantes para que obtengan certificados profesionales y sólo en el 34% de los casos las prácticas eran obligatorias.

Del mismo modo, también señalan las tarifas universitarias como un obstáculo económico que no todos se pueden permitir. El ingreso gratuito no es una opción en, aproximadamente, el 71% de los centros educativos.

Por último, se hace referencia a la brecha de género. Y es que sólo hay 6 países en los que al menos hay un 20% de mujeres que se forman en ciberseguridad: Rumania (50%), Letonia (47%), Bulgaria (42%), Lituania (31%), Francia (20%) y Suecia (20%). Para paliar esta situación, proponen ofrecer becas o incentivos para animar a las mujeres a formarse en este sector.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter