redaccion@diariodigitalis.com

661 597 410

Windows 10 instala obligatoriamente el software que mide la compatibilidad con Windows 11

La última actualización de Windows 10 está instalando la herramienta PC Health Check de forma automática. La función principal del software es informar a los usuarios sobre si sus equipos son compatibles con Windows 11. Hasta ahora, su descarga era totalmente opcional, pero, con este movimiento, parece que la compañía está incitando de alguna forma a los usuarios a pasarse al nuevo sistema operativo.

A pesar del reciente lanzamiento de Windows 11, Windows 10 sigue vivo. Si todo va según lo previsto, el sistema operativo seguirá recibiendo actualizaciones periódicas hasta 2025. Esto, sumado a los estrictos requisitos de instalación de Windows 11, ha supuesto que muchos usuarios todavía no se planteen actualizar a la nueva versión, ya que necesitarían renovar sus equipos o aceptar cambios en relación a algunas de las funciones de las que ya estaban acostumbrados.

Microsoft justificó los requisitos mínimos de Windows 11 apelando a razones de seguridad y al hecho de querer ofrecer una experiencia óptima a los usuarios. No obstante, la propia compañía explicó que hay una manera de eludir dichos requisitos instalando el sistema operativo manualmente.

Aunque esto significa que aquellos que recurran a esa vía no dispondrán de ningún tipo de soporte, ya que no podrán recibir actualizaciones oficiales. Microsoft no se hace responsable de los inconvenientes que esa instalación manual pueda acarrear, lo que deja desamparados y abandonados a su suerte a todos los que opten por ese método.

PC Health Check pasa de ser opcional a obligatorio

La última actualización (KB5005463) de Windows 10 instala PC Health Check automáticamente. Esta aplicación determina si un PC cumple con los requisitos para dar el paso a Windows 11. Pero como sabemos, una gran parte de sus clientes no cuentan con equipos compatibles. Recordemos que un estudio reciente revelaba que más de la mitad de las empresas no cumplían con los requisitos demandados por Microsoft y, por lo tanto, sólo podrán hacer la transición si renuevan sus equipos.

Id bootcamps Banner

Desde un primer momento, el lanzamiento de PC Health Check dejó bastante que desear. La información que la herramienta de diagnósticos les proporcionaba a los usuarios era más confusa que reveladora y más escueta que detallada, por lo que muchos de ellos no sabían realmente si sus ordenadores serían capaces de ejecutar Windows 11 correctamente.

Incluso surgieron herramientas como “WhyNotWin11” que dejaron a la compañía en evidencia, ya que eran mucho más válidas que la oficial. Por esas razones, el gigante tecnológico decidió retirar temporalmente el software para optimizarlo y relanzarlo más adelante, algo que acabaron haciendo en septiembre.

Tras ese desafortunado comienzo, parece que Microsoft ha decidido que su herramienta llegué a todos los usuarios obligatoriamente, incitándoles a dar el paso tanto si pueden como si no, algo que no ha sentado demasiado bien a la comunidad. PC Health Check ofrece funciones de resolución de problemas y mantenimiento, sin embargo, su objetivo fundamental es el de comprobar si los equipos pueden superar los estrictos requisitos de instalación del nuevo sistema operativo, por lo que algunos ven esta inclusión forzada como una torpe estrategia comercial de la compañía.

La herramienta se puede desinstalar… de momento

Por su parte, Microsoft se defiende diciendo que la herramienta puede desinstalarse usando la aplicación de Configuración. Sin embargo, muchos usuarios que lo han hecho han reportado que esta vuelve a instalarse automáticamente en las actualizaciones posteriores, por lo que esa táctica sirve de poco realmente.

También es inútil tratar de desinstalar la versión KB5005463 desde el historial de actualizaciones, ya que aparecerá un mensaje informando de que dicha actualización no está instalada, lo que, obviamente, se trata de un error.

mensaje error actualización

La única opción que nos queda es recurrir al método planteado por Bleeping Computer, el único eficaz por el momento. Para ello, debemos desinstalar PC Health Check y abrir el Editor de Registro de Windows, o “Regedit” de forma abreviada, ya sea mediante la combinación de teclas Win+R o buscando en la barra de tareas.

Una vez dentro, debemos acceder a esta ruta:

“HKEY_LOCAL_MACHINE/SOFTWARE/Microsoft/PCHC”

Y modificar el valor de la clave “PreviousUninstall” a “1”. De esta forma, le decimos a Windows que no instale esta actualización.

No obstante, hay una manera que evitar que se instale la herramienta aunque hayamos descargado la actualización. El procedimiento es similar, aunque aún no está claro si podría desencadenar algún tipo de error. Para ello, hay que entrar a la ruta «HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\PCHealthCheck» y crear dentro una clave “installed” con valor “1”.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter