redaccion@diariodigitalis.com

661 597 410

YouTube comenzará a prohibir la desinformación sobre las vacunas

YouTube amplió ayer sus políticas de desinformación médica para incluir nuevas pautas que prohíben la desinformación sobre las vacunas. La plataforma de vídeos, propiedad de Google, eliminó anteriormente más de 1 millón de vídeos que difundían desinformación de carácter peligroso sobre la COVID-19.

Ahora, según recoge TechCrunch, YouTube también eliminará el contenido que difunda desinformación sobre la seguridad, la eficacia y los ingredientes de las vacunas. Anteriormente, la plataforma prohibía la desinformación acerca de las vacunas contra el coronavirus, pero, ahora, sus políticas se están actualizando para prohibir también la desinformación sobre las vacunas rutinarias, como las del sarampión y la hepatitis B, así como las afirmaciones falsas sobre las vacunas que las autoridades sanitarias locales y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hayan aprobado y confirmado.

Biden señala a las redes sociales como el principal foco de desinformación contra las vacunas

Este cambio en las políticas se produce cuando las tasas de vacunación contra la COVID-19 comienzan a desacelerar en muchos países desarrollados tras lograr altos porcentajes en los últimos meses; en los Estados Unidos, cerca del 55% de las personas están completamente vacunadas, pero estos porcentajes son mayores en países como España, Canadá y el Reino Unido, donde el 77%, el 71% y el 67% de su población, respectivamente, está ya completamente vacunada contra la COVID-19.

Pero el presidente estadounidense Joe Biden ha señalado a las plataformas de redes sociales como el principal lugar donde se difunde desinformación sobre las vacunas. La Casa Blanca incluso ha solicitado la ayuda de celebridades como Olivia Rodrigo para alentar a los estadounidenses a vacunarse.

Con estas nuevas pautas, YouTube está siguiendo los pasos de Facebook, que en febrero amplió los criterios que utiliza para eliminar desinformación sobre las vacunas. Twitter también prohíbe la difusión de información engañosa sobre la COVID-19 y etiqueta los tuits que pueden ser engañosos al usar una combinación de inteligencia artificial y gestión humana. Twitter incluso suspendió la cuenta a la representante de Georgia, Marjorie Taylor Greene, después de que afirmara sin pruebas que las vacunas y las mascarillas no reducen la propagación de la COVID-19.

YouTube sigue permitiendo el debate sano sobre las vacunas

Entre los ejemplos del contenido que viola las nuevas pautas de YouTube se incluyen los vídeos que afirman que las vacunas «causan efectos secundarios crónicos» como el cáncer o la diabetes; los vídeos que afirman que las vacunas «contienen dispositivos que pueden rastrear a quienes están inoculados», o los vídeos que afirman que las vacunas «son parte de una agenda global de control poblacional».

Id bootcamps Banner

Si un usuario publicara contenido que infringiera estas pautas, YouTube eliminaría el contenido e informaría a la persona que subió el vídeo sobre por qué este se ha eliminado. Si es la primera vez que un usuario infringe las normas de la comunidad, YouTube dice que probablemente recibirá un aviso, sin penalización. De lo contrario, el canal del usuario recibirá una advertencia (strike); si un canal recibe tres advertencias en 90 días, el canal queda suspendido. YouTube también eliminará varios canales asociados con figuras antivacunas de alto perfil como Joseph Mercola y Robert F. Kennedy Jr.

«Hay excepciones importantes a nuestras nuevas pautas», escribió YouTube en una publicación de blog. «Dada la importancia de la discusión y el debate públicos para el proceso científico, continuaremos permitiendo en YouTube el contenido sobre normativas de las vacunas, ensayos de nuevas vacunas, y éxitos o fracasos históricos de vacunas».

La plataforma también permitirá a los usuarios discutir sus experiencias personales con las vacunas, siempre que el contenido no infrinja otras pautas, pero si un canal muestra un patrón de difundir dudas sobre las vacunas, YouTube puede eliminar el contenido. Estas pautas se aplican ya desde ayer, pero YouTube escribió que, al igual que con cualquier política nueva, tomará tiempo «reforzar completamente su aplicación».

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter