contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

La Comisión Europea vuelve a proponer un cargador único para los móviles

La Comisión Europea recupera su propuesta de un cargador único para smartphones y todo tipo de dispositivos móviles, incluyendo el iPhone.

Aunque la iniciativa para establecer un cargador común para dispositivos móviles lleva varios años estancada, la Comisión Europea parece haber visto en esta situación única creada por la pandemia la oportunidad ideal para volver a traerla a la vida. Este periodo de tiempo ha logrado que los 27 países miembros se pongan de acuerdo en temas como la compra conjunta de vacunas, un multimillonario fondo de recuperación o la deuda mancomunada; y el cargador único podría ser el siguiente, según ha indicado El País.

Así, la Comisión parece estar lista por fin para estandarizar los puertos de carga para dispositivos electrónicos de consumo como smartphones y tablets, y ha anunciando una propuesta que, una vez adoptada, hará que se establezca en USB-C como puerto de carga universal para dispositivos que también incluirá cámaras auriculares, altavoces portátiles y consolas de videojuegos portátiles.

La propuesta de la Comisión Europea

El texto de la Comisión propone tanto al Consejo como al Parlamento Europeo, los órganos colegisladores de la Unión Europea, que modifiquen una directiva de 2014 de modo que esta incluya el requisito de que «los teléfonos móviles y los dispositivos de radio similares, si son capaces de recargarse a través de la carga por cable, estén equipados con el receptáculo USB Tipo-C«.

El plan de la Comisión Europea también incluye separar la venta de cargadores de móviles para que no se incluyan automáticamente en la caja. Además, de acuerdo con lo indicado por TechCrunch, los estándares de carga rápida también se igualarán con la propuesta, mientras que los fabricantes de dispositivos tendrán requisitos para proporcionar a los usuarios «información relevante sobre el rendimiento de la carga«, incluyendo información sobre la energía requerida y si un dispositivo admite la carga rápida.

Id bootcamps Banner

«Esto hará que sea más fácil para los consumidores ver si sus cargadores existentes cumplen con los requisitos de su nuevo dispositivo o les ayudará a seleccionar un cargador compatible», señala la Comisión en su propuesta.

Un puerto único de carga para dispositivos móviles

Reduciendo el número de cargadores

En su propuesta, la Comisión Europea también indica que el conjunto completo de medidas ayudará a los consumidores a limitar el cantidad de cargadores nuevos que compran, lo que además ayudaría a ahorrar 250 millones de euros al año en compras innecesarias de cargadores.

El objetivo más amplio aquí es intentar reducir la montaña mundial de desechos electrónicos, eliminando una parte generada por el sector de la electrónica de consumo. La Comisión señaló, por ejemplo, que los consumidores ya poseen alrededor de tres cargadores de teléfonos móviles en promedio, de los cuales utilizan dos de forma regular.

Por esto mismo, no hay necesidad de que los fabricantes de dispositivos coloquen un cargador nuevo en la caja cada vez. Especialmente cuando se estima que los cargadores que no se utilizan representan unas 11.000 toneladas de residuos electrónicos al año.

Apple, uno de los grandes afectados

El fabricante del iPhone, Apple, no usa el tipo de conexión que propone la Comisión, por lo que sería una de las grandes compañías afectadas. «Nos sigue preocupando que una regulación estricta que obligue a un solo tipo de conector ahogue la innovación en lugar de fomentarla, lo que perjudicará a los consumidores en Europa y en todo el mundo«, ha indicado la compañía a través de un comunicado recogido por Reuters.

Durante años, Apple ha presidido un negocio de accesorios en expansión y muy lucrativo en lugar de cambiar a puertos más estándar en sus dispositivos. De hecho, a veces incluso ha eliminado los puertos estándar, eliminando el conector para auriculares de 3,5 mm del iPhone, por ejemplo.

El comisario Breton ha respondido al comunicado de Apple indicando que las empresas tendrán, además del tiempo que lleve el debate parlamentario, dos años para adaptarse, entre el plazo de trasposición de la directiva y el período de transición previsto.

Imagen de Aqe en Pixabay.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter