contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Las aplicaciones de Android no podrán publicarse en formato APK desde agosto

Google ha anunciado que cambiará el formato de las aplicaciones para Android próximamente. A partir de agosto de este año, los desarrolladores para dispositivos móviles ya no podrán distribuir sus apps en la Play Store en el formato estándar APK (Android App Package), sino que deberán publicar sus proyectos con la extensión AAB (Android App Bundle) obligatoriamente.

Google Play comenzará a exigir que se publiquen nuevas aplicaciones con Android App Bundle a partir de agosto de 2021. Esto reemplazará al APK como formato de publicación estándar,” comentó el gigante de las búsquedas en su blog oficial.

No obstante, esta resolución sólo afectará a las aplicaciones que sean lanzadas en la tienda digital a partir del mes indicado, por lo que, de momento, aquellas que ya estén disponibles desde fechas anteriores podrán continuar teniendo su formato APK de siempre.

Aun así, una vez que estas apps empaquetadas en formato AAB se descarguen en el dispositivo, pasarán a instalarse como un APK, pero sólo con los recursos requeridos por el dispositivo en cuestión. Es decir, la extensión con la que se ejecuten seguirá siendo la misma, pero los desarrolladores deberán publicarla como AAB en la Play Store.

La compañía de Mountain View justifica su decisión apelando a las ventajas que les supondrá el cambio tanto a los desarrolladores como a los usuarios, pero también podría haber otros intereses ocultos como mencionaremos más adelante. Posiblemente, el principal motivo de esta medida reside en el tamaño de las aplicaciones.

El desarrollo modular permitirá instalar sólo los recursos necesarios para los usuarios

Tal y como indican, las apps en formato AAB ocupan mucho menos espacio que las APK. Esto es posible gracias a que pueden desarrollarse de forma modular, es decir, que sus funciones se pueden diseñar, compilar, depurar y probar como módulos independientes. De esta forma, los usuarios no necesitarán descargar todos los recursos de la aplicación, sino que sólo obtendrán aquellos que necesiten o los que sean compatibles con sus dispositivos móviles.

Id bootcamps Banner

Para ello, Android App Bundle ofrece distintas alternativas que permiten que los desarrolladores decidan cómo se descargan las distintas funciones de la app: entrega durante la instalación, entrega a pedido, entrega inmediata y entrega condicional. Básicamente, se diferencian en la manera en que se instalan los recursos en un dispositivo teniendo en cuenta distintos factores, como las características de un modelo concreto o la posibilidad de probar la aplicación sin necesidad de instalarla. Si quieres conocer más detalles sobre cada una de ellas, puedes visitar una publicación al respecto de la compañía.

“Un beneficio único de los módulos de funciones es la habilidad de personalizar cómo y cuándo se descargan las diferentes funciones de la app en dispositivos con Android 5.0 (nivel de API 21) o versiones posteriores. Por ejemplo, a fin de reducir el tamaño de la descarga inicial de tu app, puedes configurar ciertas funciones para que se descarguen a pedido según sea necesario o solo en dispositivos que admitan ciertas capacidades,” explica Google.

Después de todo, si eres un usuario de habla hispana, no necesitas el paquete de idiomas completo. Y, del mismo modo, si tu dispositivo no es compatible con determinadas funciones, no te hará falta instalar el pack en su totalidad. En definitiva, el tamaño de las aplicaciones será un 15% más pequeño de media, lo que se traduce en una mayor velocidad de descarga e instalación.

Varapalo para Microsoft y el soporte de aplicaciones en Windows 11

Casualmente, esta noticia se produce tan sólo unos días después de que Microsoft anunciará que, gracias a su alianza con Intel y Amazon, las aplicaciones de Android podrían ejecutarse en Windows 11 de forma nativa. Por ello, la decisión de Google cambiar el formato de estas podría no ser una coincidencia, sino una contramedida cuyo objetivo es poner trabas a esa idea de la compañía de Satya Nadella.

De hecho, Microsoft aseguró que los desarrolladores podrán evitar pagar comisiones en su tienda digital, si disponen de sus propias plataformas de comercio, incluyendo, por supuesto, a los desarrolladores de Android. Seguramente, la decisión no fue del agrado de Google, que sigue cobrando una tarifa del 30% a los desarrolladores (un 15% si no alcanzan el millón de dólares en ingresos anuales).

Sin duda, ahora el catálogo de apps compatibles con el sistema operativo será menor, pero podrán ofrecer todas aquellas APK publicadas antes de la entrada en vigor de esta nueva norma a través de la Appstore de Amazon.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter