contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

La Guardia Civil indica qué datos no debemos exponer en Internet

La pandemia actual ha generado un escenario ideal para los ciberdelincuentes. Actualmente, las técnicas de phishing, ransomware y malware en general proliferan más que nunca y hay que tener especial cuidado para no caer en sus redes. Por ello, La Guardia Civil ha enumerado una serie de datos que no debemos proporcionar jamás por Internet para mejorar nuestra seguridad.

Como bien dice la Guardia Civil en su comunicado para la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), ”antes de compartir algo en Internet, debemos pararnos a pensar si realmente no nos importa que cualquier persona pueda acceder a ello, bien ahora o en el futuro. Debemos tener claro que perderemos el control de cualquier información que subamos a Internet, ya que, aunque lo borremos, un tercero habrá podido guardarlo y a su vez compartirlo.

Debemos tener en cuenta que, hoy en día, todo queda registrado en la red de redes. Cualquier movimiento que hagamos o material que subamos puede ser susceptible de ser utilizado con malas intenciones. No sólo eso. A la hora de buscar empleo, por ejemplo, nuestros perfiles en redes sociales pueden afectarnos negativamente. Así que siempre es recomendable tener esta premisa en mente antes de publicar cualquier contenido o hacer cualquier comentario desafortunado.

¿Qué datos no debemos proporcionar?

guardia civil datos Internet

  1. Correo electrónico y número de teléfono: obviamente, tal y como comentan, es necesario facilitarlos para registrarse en algunas páginas, pero siempre debemos asegurarnos de que son sitios fiables y auténticos. Proporcionar estos datos a la ligera podría convertirnos en víctimas de phishing, spam y, en el peor de los casos, suplantación de identidad.
  2. Dirección y ubicación: en Internet, nunca sabemos quién puede estar al otro lado y cuáles son sus verdaderas intenciones. Mantener esta información a buen recaudo y en privado es fundamental.
  3. Fotos de menores: en la infografía, aconsejan evitar subir imágenes de menores de edad en nuestras redes sociales. Si aun así la persona quiere hacerlo, recomiendan tapar sus caras para que no sean reconocibles y así evitar atenciones no deseadas. Es lógico que cualquier persona se sienta orgullosa de sus hijos o nietos y quiera mostrárselo al mundo, pero hay que ser cauteloso.
  4. Fotos compremetedoras: lógicamente, cada uno es libre de subir el contenido que quiera a sus redes, pero hay que pensar que todo deja huella en Internet. Una imagen publicada hace años de la que ya no estés especialmente orgulloso te puede pasar factura a día de hoy. Las imágenes de índole sexual pueden dar lugar a amenazas de mayor calibre para la seguridad, como el acoso o la sextorsión, es decir, la extorsión sexual.
  5. Documentos personales: exponer nuestros datos personales como DNI, carné de conducir o datos bancarios es muy peligroso ya que puede desembocar en la usurpación de identidad. Una persona con malas intenciones que se haga con estos documentos podría hacerse pasar por nosotros, realizar compras e incluso realizar actos delictivos en nuestro nombre.
  6. Opiniones, quejas y comentarios comprometidos: Antes de comprar cualquier artículo siempre es recomendable recurrir a las opiniones de otros consumidores para saber si merece la pena. Por ello, hacer comentarios o quejarse de la calidad de un producto o servicio, además de ser un derecho de los consumidores, es válido siempre que se haga con respeto y honestidad. No obstante, como es lógico, se deben evitar los comentarios hirientes o que sean ofensivos contra otras personas en las redes sociales.
  7. Conversaciones privadas: si una persona comparte una conversación privada puede poner en riesgo los datos personales de terceros o mostrar públicamente información que ese individuo no quiere revelar. Contar con la aprobación de todos los participantes es algo esencial: difundir conversaciones privadas de otra persona en las que no participes directamente es un delito.

Además, es igual de importante tomar otras precauciones como medidas adicionales para proteger nuestros datos personales. Activar la verificación de dos pasos y utilizar contraseñas seguras y distintas en cada una de nuestras cuentas, comprobar si el sitio web en el que nos encontramos muestra un candado en la barra de direcciones que garantice que es de confianza (https) o buscar información y opiniones sobre productos o servicios de dudosa fiabilidad antes de ser víctimas de estafas son algunos ejemplos.

Id bootcamps Banner

Imagen de mohamed_hassan en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter