contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Project Debater, la IA capaz de debatir con humanos

IBM ha presentado Project Debater, una inteligencia artificial capaz de debatir eficazmente con seres humanos, en la revista científica Nature.

El proyecto lleva en desarrollo alrededor de una década y, finalmente, ha sido mostrado públicamente. No obstante, no es la primera vez que la compañía explora las posibilidades de la inteligencia artificial. En 1995, lanzaron su prototipo de “Deep Blue”, una computadora capaz de jugar al ajedrez. En 1997, logró vencer nada menos que a Kasparov, que, insatisfecho con el resultado, acusó a IBM de hacer trampas.

Ahora, esta tecnología ya no se limita a juegos competitivos, en los que la victoria y la derrota están claramente definidos. La Inteligencia Artificial se introduce en un mundo más subjetivo donde esa visión maniquea ya no es tan evidente, predominan los grises y lo bueno y lo correcto no siempre son lo mismo.

Por lo tanto, tal y como dice Ranit Aharonov, directora de Project Debater, su objetivo es “alejarse de los retos de blanco y negro”. Según ella, la inteligencia artificial va a acabar lidiando con la subjetividad de la realidad humana. En los próximos años, esta tecnología no solo va a servir para cumplir nuestras órdenes, sino también para ayudarnos a tomar mejores decisiones.

Por cuestiones como estas, la tecnología capaz de debatir es objeto de debate en sí misma. Y es que estos avances siguen siendo algo controvertidos por sus implicaciones, su semejanza con las obras de ciencia ficción y sus consiguientes consecuencias o, simplemente, porque algunos consideran que este espacio de intercambio de ideas solo debería corresponder a los seres humanos.

Id bootcamps Banner

Sin ir más lejos, en un debate sobre estos asuntos en la Universidad de Cambridge, el propio Project Debater declaró que “no podrá tomar decisiones moralmente correctas porque la moralidad es exclusiva de los seres humanos”, pero terminó agregando que “la inteligencia artificial tiene una tasa de error más baja que los humanos” provocando cierto desconcierto entre la audiencia.

Un oponente digno

Según IBM, los seres humanos todavía prevalecen en los debates frente a la inteligencia artificial ya que es un terreno aún por explorar. Sin embargo, sólo el tiempo dirá cómo evoluciona esta tecnología y si, finalmente, es capaz de llegar a nuestro nivel o incluso superarnos.

Sin duda, sus capacidades de argumentación y dialéctica aún no son perfectas. La máquina ha cometido errores de contexto, como, por ejemplo, incluir argumentos relacionados con la inseminación de ganado en un debate sobre la inseminación artificial. No obstante, a pesar de ello, ha sido capaz de mantener debates con expertos en oratoria y rebatir algunos de sus argumentos eficazmente, lo que dio lugar a que el 64% de los miembros del jurado considerasen a Project Debater no sólo como un orador y un contrincante competente, sino además convincente.

Como hemos mencionado, en la mayoría de los casos, los humanos resultan vencedores, pero, en otros, logró que varias personas (hasta ahora nueve) cambiarán su manera de pensar.

¿Cómo prepara los debates?

Lo primero que hace esta IA -como cualquier orador que se precie- es prepararse antes de debatir. Para ello, en tan sólo 15 minutos, recurre a diversas fuentes de información disponibles en una gran base de datos con 400 millones de artículos que puedan ayudarla a construir sus argumentos dependiendo del tema a tratar.

Por si fuera poco, durante este proceso denominado “argument mining”, además, es capaz de predecir qué razonamientos usarán sus rivales y, de esa manera, reunir argumentos para hacerles frente. A pesar de ser un «ente» regido únicamente por la lógica, también puede usar términos más subjetivos que apelen a los sentimientos como “dañiño” para reforzar su discurso. Por último, otra de sus virtudes es que no se limita a encadenar frases o información aleatoriamente, sino que evita redundancias y construye un alegato convincente y digno.

De momento, IBM comercializa su proyecto con la intención de ayudar a la hora de tomar decisiones estratégicas de negocio o políticas, construir argumentos legales, evaluar opciones de tratamiento médico o hacer frente a las noticias falsas. Sin embargo, también hablan de los cambios que podría suponer para la democracia, lo que, inevitablemente, puede llevar a pensar en el futuro distópico que plantean algunas películas de ciencia ficción.

Imagen de geralt en Pixabay

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter