contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

La desinformación de la extrema derecha fue la más efectiva en las elecciones de EE.UU.

En las semanas previas y posteriores a las elecciones estadounidenses de 2020, las noticias y la desinformación provenientes de fuentes de extrema derecha recibieron en Facebook más interacciones que otras fuentes en otros lugares del espectro político, según revela un nuevo estudio de la Universidad de Nueva York.

Tal y como recoge The Verge, los hallazgos sugieren que las páginas de extrema derecha tienen la ventaja de vigorizar a los seguidores en la red social más grande del mundo. «Mi conclusión es que, de una forma u otra, las fuentes de desinformación de extrema derecha pueden interactuar en Facebook con sus audiencias mucho, mucho más que cualquier otra categoría», dijo Laura Edelson, investigadora de la iniciativa Cybersecurity for Democracy de la Universidad de Nueva York que ayudó a compilar la información, a CNN. «Eso probablemente sea bastante peligroso en un sistema que usa las interacciones como forma para determinar qué contenido promocionar».

La desinformación: muy atractiva (y eficiente) para la extrema derecha

Los investigadores analizaron unos 8,6 millones de publicaciones compartidas por 2.973 «fuentes de noticias e información» desde el 10 de agosto de 2020 hasta el 11 de enero de 2021, categorizando el sesgo político y la verosimilitud de sus publicaciones basándose en evaluaciones de medios independientes como NewsGuard y Media Bias/Fact Check. El estudio midió la frecuencia con la que los usuarios de Facebook interactúan con este contenido: compartiendo, comentando o respondiendo con reacciones.

Sus hallazgos mostraron que las fuentes de extrema derecha generaron el mayor número promedio de interacciones por publicación, seguidas por las fuentes de extrema izquierda y luego las páginas más centristas. Al observar específicamente las fuentes de extrema derecha, descubrieron que las páginas que difunden desinformación e información errónea tienen mejores resultados. «Las fuentes de extrema derecha designadas como difusoras de información errónea tuvieron un promedio de 426 interacciones por cada mil seguidores por semana, mientras que las fuentes que no difundían información errónea tuvieron un promedio de 259 interacciones semanales por cada mil seguidores», escriben los investigadores.

En concreto, el estudio mostró que, si bien difundir desinformación resultaba en menos interacciones para las fuentes de extrema izquierda, izquierda, centro y derecha del espectro político, parecía ser de hecho una ventaja para las fuentes de extrema derecha. «Ser un difusor constante de información errónea de extrema derecha parece conferir una ventaja significativa», dijeron los autores.

Los resultados de la investigación son limitados

El estudio es una prueba más contra la afirmación de los políticos conservadores de que Facebook tiene una inclinación política contraria a las fuentes de derechas. También arroja dudas sobre la eficacia de los esfuerzos de Facebook para limitar la difusión de desinformación e información errónea en el período previo a las elecciones estadounidenses de 2020.

Los investigadores detrás del estudio señalan que sus hallazgos también son limitados. Aunque pudieron medir y comparar las interacciones de diferentes fuentes en Facebook, no pudieron verificar cuántas personas vieron realmente un contenido o cuánto tiempo pasaron leyéndolo. Facebook sencillamente no proporciona estos datos, lo que deja una imagen incompleta de la situación.

«Esta información ayudaría a los investigadores a analizar mejor por qué el contenido de extrema derecha es más atractivo», escriben los investigadores. «Se necesitan más investigaciones para determinar en qué medida los algoritmos de Facebook se incorporan a esta tendencia, por ejemplo, y para realizar análisis en otras plataformas populares, como YouTube, Twitter y TikTok. Sin una mayor transparencia y acceso a los datos, estas preguntas de investigación están fuera de nuestro alcance».

Precisamente, el último informe de transparencia de TikTok reveló hace pocos días que la compañía eliminó cerca de 350.000 vídeos de su plataforma por infringir sus reglas sobre desinformación e información errónea acerca de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020 y sobre la pandemia de la COVID-19.

Foto de Alex Haney en Unsplash

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter