contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Microsoft se alía con los editores de medios europeos para presionar a Google y Facebook

La semana pasada, Facebook bloqueó la posibilidad de ver o compartir noticias en su red social para los usuarios de Australia, tanto de medios nacionales como internacionales, de la misma manera que usuarios de otras regiones tampoco podrán ver ni publicar en sus perfiles informaciones procedentes del país oceánico, aunque ayer mismo se revirtió esta decisión. Se trataba de un nuevo capítulo en la guerra particular entre los editores de medios contra las grandes tecnológicas y en la que Microsoft ha entrado definitivamente después de pronunciarse al respecto hace dos semanas.

La compañía de Satya Nadella ha firmado un acuerdo junto con las principales organizaciones de medios de comunicación europeas –Consejo de Editores Europeos (EPC), News Media Europe, la Asociación de Editores de Diarios Europeos (ENPA) y la Asociación Europea de Medios Revistas (EMMA)– por el que se comprometen a trabajar conjuntamente en una solución para garantizar que los editores de prensa europeos reciban una remuneración por el uso de sus contenidos por parte de empresas como Google y Facebook.

El acuerdo se inspira en la legislación australiana para cumplir la normativa europea sobre derechos de autor

Según el comunicado emitido el pasado lunes desde Bruselas, este acuerdo pretende hacer frente al «poder dominante» de las grandes tecnológicas, a las que denominan gatekeepers, cumpliendo así la Directiva Europea 2019/790 sobre los derechos de autor en el mercado único digital, que entrará en vigor el próximo mes de junio y que ha pillado a algunos países con todo el trabajo por hacer.

Asimismo, han tomado como referencia el caso australiano anteriormente mencionado, que se sustenta en un proyecto de ley que obliga a Facebook y Alphabet (matriz de Google) a pagar a los editores de medios una parte de los ingresos que generen los contenidos informativos en sus plataformas.

La solución a la confrontación existente pasa, según Microsoft y sus aliados, por «obligar a pagar por el uso de los contenidos de los editores de prensa» e incluir un sistema de arbitraje para «garantizar que se negocien acuerdos justos». Dicho sistema se inspirará en el modelo australiano mencionado, que permite la creación de un panel arbitral que establezca un precio justo que tenga en cuenta los beneficios obtenidos por cada parte, así como los costes de producción de los contenidos o cualquier gasto.

Esto sería necesario, según el comunicado, para lograr «seguridad jurídica» y garantizar los derechos de los editores en casos en los que no puedan alcanzar un acuerdo justo y equilibrado con las grandes tecnológicas por no disponer de la «fuerza económica» necesaria, ya que estas tienen la opción de «amenazar con abandonar las negociaciones o salir completamente de los mercados«.

Una medida en favor del periodismo independiente

Todos los representantes se han mostrado satisfechos con trabajar conjuntamente en esta dirección, ya que consideran necesario que exista una regulación que «aborde los desequilibrios inherentes al poder de negociación con los gatekeepers», argumenta Fernando de Yarza, Presidente de News Media Europe.

En este sentido, Christian Van Thillo, Presidente del Consejo Europeo de Editores, agradece a Microsoft que reconozca «el valor que nuestros contenidos aportan al negocio principal de los motores de búsqueda y las redes sociales, ya que es ahí donde Google y Facebook generan la mayor parte de sus ingresos».

Todos coinciden en destacar la importancia del periodismo independiente para el correcto funcionamiento de una sociedad democrática, que encuentra un enemigo inesperado en la Red. «Internet y las redes sociales no se han portado bien con la prensa libre, ya que la mayoría de los medios de comunicación se han visto muy afectados», indica Jean-Pierre de Kerraoul, Presidente de la ENPA.

Para corregir este desajuste, Xavier Bouckaert, Presidente de la EMMA, insiste en la necesidad de obligar a «las plataformas dominantes del mercado a entrar en negociaciones con todos los titulares del derecho de los editores y ofrecer un pago justo por sus contenidos».

Por su parte, desde Microsoft abordan este acuerdo como «el siguiente paso lógico» en su «compromiso de preservar y promover el periodismo», señala Casper Klynge, Vicepresidente de la compañía. «El acceso a una cobertura periodística fresca, amplia y profunda es fundamental para el éxito de nuestras democracias», sentencia.

Imagen de wirestock en freepik.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter