contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

Microsoft imita a Apple y también apuesta por ARM: ¿qué significa para la industria?

Hace unos días Bloomberg publicó una noticia en la que aseguraba que Microsoft esta trabajando en sus propios procesadores ARM. Aunque no hay confirmación oficial aún, muchas fuentes dan el rumor por cierto, y lo toman como una señal de que ARM, la tecnología con la que Apple ha creado su chip M1, está preparada para provocar la mayor revolución en el mundo de los procesadores que se ha producido en décadas.

Cuando Apple mostró al mundo lo que había sido capaz de conseguir con su procesador M1 en sus nuevos MacBook Air, MacBook Pro y Mac Mini, no fueron pocas las voces que avisaron de que podíamos estar en los albores de una revolución. La compañía de la manzana había optado por la arquitectura ARM para diseñar sus propios procesadores de portátiles y equipos de sobremesa, una tecnología que, hasta el momento, estaba restringida a los procesadores de los móviles y tabletas porque no era capaz de rendir al nivel de las CPUs para ordenador, diseñadas desde hace décadas con arquitectura x86.

Pero el chip M1 asombró al mundo porque era capaz de rendir al nivel de los mejores procesadores x86 de Intel y AMD, manteniendo el bajo consumo y la baja temperatura que caracteriza a la arquitectura ARM. ¿Marcaba tal revolución la llegada de ARM como una fuerza a tener en cuenta en los procesadores para otros segmentos clave además de la telefonía móvil? Ahora que Bloomberg ha publicado que Microsoft está diseñando nuevos procesadores ARM para sus servidores y tabletas Surface, podemos decir casi con toda seguridad que sí.

Cuatro gigantes, con ARM

Si el rumor de Bloomberg se confirma, y tiene toda la pinta, ARM estaría amenazando muy seriamente un sector en el que la tecnología x86 es casi hegemónica y que supone uno de los principales mercados para Intel y AMD: el de los procesadores para servidores.

Y es que Microsoft no estaría sola en el uso de ARM en servidores: Amazon ya usa sus propios procesadores ARM, los Graviton, para su Amazon Web Service, y Google está diseñando sus propios procesadores ARM para teléfonos móviles y hay rumores que indican que también se plantea diseñar modelos para servidores. Sí: ni más ni menos que Apple, Amazon, Microsoft y Google estarían apostando por esta tecnología.

Los M1 de Apple han sido la muestra del salto en rendimiento que han dado los procesadores ARM, pero hay otro detalle que los hace tremendamente atractivos: ARM Holdings, la compañía propietaria de ARM, licencia la tecnología a cualquier fabricante: ellos venden la licencia y la compañía que la compra es libre adaptar los diseños ARM y crear un específico chip según sus necesidades. De hecho, uno de los grandes éxitos de Apple con su chip M1 es la fantástica combinación que hacen con iOS. La tentación para Microsoft, Amazon y Google de tener procesadores prácticamente a medida, y encima no depender de fabricantes externos y dar un paso más en la autosuficiencia que buscan estas compañías, es sin duda muy grande.

Por cierto: ARM está en proceso de ser comprada por Nvidia, la compañía líder en el mercado de GPUs (chips gráficos). La comprará por 40.000 millones de dólares y, aunque esto no tiene porque incidir en las políticas de venta de licencias, dejará a Nvidia en una posición… envidiable de cara al mercado de los procesadores en las próxima década.

La llegada de los ARM de Apple ha supuesto también una revolución para el mundo del software, con muchísimas compañías, encabezadas por Adobe, corriendo para lanzar versiones de sus programas que funcionen de forma nativa en procesadores ARM.

Foto de Tecnología creado por creativeart – www.freepik.es

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter