contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

PlayStation 5: Sony lucha por seguir liderando los videojuegos

PlayStation 5 ya es una realidad. La nueva consola de Sony se pondrá a la venta, (exclusivamente de manera online, eso sí, debido a la COVID-19), el jueves 19 de noviembre. Serán dos modelos, uno con lector de Blu-ray por 500 euros y otro sin él por 400. Llega así la sucesora de una estirpe de máquinas trufada de éxito, pero esta vez va a tener enfrente a un rival muy duro, las nuevas Xbox de Microsoft.

PlayStation 4 ha liderado con comodidad la actual generación de consolas, alcanzando desde su lanzamiento a finales de 2007 hasta la actualidad los 114 millones de unidades vendidas (según VGchartz). Y no es algo que resultase nuevo para Sony: tanto la PlayStation original como PlayStation 2 fueron también líderes en sus generaciones, y sólo PlayStation 3 quedó en segundo puesto tras esa singularidad del mercado de los videojuegos llamada Nintendo Wii.

Ahora, a finales de 2020, llega la novena generación de consolas, y Sony vuelve a acaparar la atención del público con PlayStation 5. Mucho se ha hablado ya de esta consola, de su sorprendente tamaño (390 mm x 104 mm x 260 mm), de su mando con funciones hápticas o de si va a enfrentarse a un rival durísimo, las magníficas consolas Xbox Series X y Series S de Microsoft. Incluso se ha generado polémica por la decisión de Sony de no vender unidades en tiendas físicas el día de lanzamiento y permitir solo venta online para evitar aglomeraciones en plena pandemia de la COVID-19 (lo cierto es que, a día de hoy, la primera remesa de unidades está agotada por las reservas, así que acudir a la tienda a comprar una PS5 el primer día iba a ser igualmente imposible). Pero el caso es que la consola ya está aquí, supone un salto tecnológico muy grande en relación a PlayStation 4 y, la verdad, tiene una pinta fantástica.

Salto tecnológico de la mano de AMD

Lo primero que hay que señalar es que PlayStation 5 llega en dos modelos al mercado: PlayStation 5, con lector de Blu-ray, al precio de 500 euros, y PlayStation 5 Digital Edition, sin lector de Blu-Ray y que por lo tanto permite solo juegos digitales, por 400 euros. Por lo demás, la consola es exactamente la misma, Sony no se ha presentado dos modelos con características distintas como ha hecho Microsoft.

Lo que si tienen en común todas las nuevas consolas de las dos compañías es que han confiado en la tecnología de AMD. Igual que en el caso de las nuevas Xbox, tanto el procesador (CPU) como el chip gráfico (GPU) de PS5 han sido desarrollados por la actual líder en el mercado de los procesadores, y comparten tecnologías. PS5 cuenta con una CPU de arquitectura Zen 2 (la misma de la serie de procesadores Ryzen 3000) con 8 núcleos a 3,5 Ghz. Muy, muy parecido a las CPUs de las nuevas Xbox. Donde hay algo más de diferencia es en el chip gráfico.

De nuevo, todas las consolas de la nueva generación comparten arquitectura en su GPU, la nueva RNDA 2 de AMD (la misma que tendrán las tarjetas gráficas Radeon 6000). Pero, en el caso de PlayStation 5, el chip gráfico dispondrá de 36 Unidades de Computo a 2,23 GHz por las 52 CU a 1,825 GHz de Xbox Series X y20 CUs de Xbox Series S a 1,565 GHz. En resumen, PS5 quedará, en teoría, entre las dos, con 10,28 TFLOPS de potencia. Habrá que ver si, según avance la generación, Xbox Series X va demostrado su superioridad técnica, pero en principio PS5 es una máquina capaz de ofrecer 4K nativos hasta 120 frames por segundo… o, al menos, en determinadas condiciones.

Aquí hay que tener en cuenta que la llegada de nuevas tecnologías gráficas como el ray-tracing o trazado de rayos han cambiado el panorama. Este sistema de iluminación ultra realista resulta tremendamente demandante para las GPUs, de manera que activarlo tiene un impacto muy importante en otros aspectos del rendimiento gráfico. Así que parece que, en PlayStation 5 (y probablemente, hasta en la poderosa Xbox Series X) no será factible tener juegos con alta carga gráfica, a 4K nativos, con trazado de rayos y a una tasa de frames decente.

Un ejemplo puede ser uno de los juegos de lanzamiento de PS5, Marvel’s Spider-Man Miles Morales, que permite precisamente elegir entre un modo normal con ray-tracing y un modo rendimiento que desactiva este efecto y aumenta considerablemente la tasa de frames hasta alcanzar los 60 por segundo. Pero bueno, estamos al comienzo de la generación y habrá que ver la pericia de los desarrolladores de juegos y las posibles  futuras implementaciones de soluciones mediante actualizaciones de software en las consolas: se supone que AMD y Microsoft están trabajando en una tecnología para competir con el extraordinario DLSS de las gráficas de NVIDIA (que consigue un reescalado de imágenes a mayores resoluciones mediante Inteligencia Artificial que ofrece una calidad de imagen tan buena como la resolución nativa). 

El SSD más rápido del Oeste

De lo que presume PS5 es de tener el mejor SSD posible. Los discos duros de estado sólido llevan ya unos años instalados de millones de ordenadores de todo el mundo, pero debutan ahora en las consolas. Las Xbox series S de Microsoft también cuentan con esta tecnología, que multiplica la velocidad de carga reduciendo los tiempos de espera, en muchas ocasiones, a poco más de un par de segundos. Sony presume, además, de que su disco SSD es aún más rápido que el de sus rivales.

En la presentación de la máquina el pasado marzo, la compañía aseguró que la velocidad de transferencia alcanzaba los 5,5 GB por segundo de datos en bruto y los 8-9 GB/s de datos comprimidos. PS4 se quedaba entre los 50 y 100 MB/s. Comparando el peor registro de PS5 con la mejor marca de PS4, tendrías que la lectura de disco es, como mínimo, 55 veces más rápida en PS5 (y, de media, lo será mucho más). Eso sí, la capacidad del SSD de PS% es de 825 GB, un poco escasa dicen los expertos. Pero la consola será pronto compatible con SSD externos mediante actualización de firmware, con un poco de suerte antes de que notemos la falta de memoria.

¿Cuáles serán las aplicaciones jugables del SSD ultrarápido? Reducir de una manera asombrosa los tiempos de carga, lo que ya es un gran avance, está garantizado. Pero lo que no está claro es si influirá en la experiencia de juego en sí. Uno de los futuros títulos de la consola, Ratchet & Clank: Rift Apart, parece que lo usará para cargar zonas enteras del juego a gran velocidad para que podamos pasar de un mundo a otro por portales dimensionales sin tiempos de carga. Habrá que ver si esto se cumple, y si la imaginación de los desarrolladores puede dar buen uso jugable a esta tecnología.

Para cerrar el apartado técnico, decir que el mastodóntico tamaño de la máquina tiene que ver con su enorme ventilador. PlayStation 4 ha sufrido graves problemas de recalentamiento y ruido, y Sony ha querido asegurarse de que su consola tenga el espacio suficiente para refrigerarse como debe ser. Habrá que ver cómo aguanta el dispositivo en este aspecto con el paso de los meses de uso, pero parece que Sony se ha tomado en serio mejorar este apartado.

Lo que interesa son los juegos

Demon Soul's solo para PS5

Ya hemos dejado claro que PS5 supondrá un enorme salto tecnológico con respecto a PS4. ¿Será palpable desde los primeros juegos de lanzamiento? Si al hablar de Xbox dejábamos claro que el punto flaco de las nuevas consolas era no tener juegos exclusivos de lanzamiento, en el caso de Sony, la cosa mejora un poco, pero tampoco es para tirar cohetes.

El único juego completamente exclusivo de la ventana de lanzamiento de la consola será Demon’s Souls, el esperado remake del clásico de From Software que precedió a su serie Dark Souls. Y que, por cierto, costará 80 euros, esperemos que no se trate de un precio habitual para las novedades de la consola. Esta nueva versión del juego de culto ha corrido a cargo del estudio Bluepoint Games (responsables del remake de Shadow of the Colossus en PS4) y es un título simplemente precioso, de una enorme belleza e impresionante desempeño técnico. Eso sí, es un juego difícil y para jugadores expertos, que no gustará a todos los públicos.

La tarea de atraer a jugadores de toda condición será para Marvel’s Spider-Man Miles Morales, spin-off del súper-exitoso exclusivo de PS4 Marvel’s Spider-Man (el videojuego de superhéroes más vendido de todos los tiempos). Esta espectacular aventura de acción protagonizada por el discípulo de Peter Parker fue, en un primer momento, acusada de ser un DLC vendido a precio de juego nuevo por su escasa duración. Al final no ha sido para tanto: cuesta 60 euros y la duración de la aventura se estima de unas 9 horas para la historia principal y hasta 20 si queremos hacernos con todos los coleccionables, aceptable aunque menor a la del juego original. Pero los compradores que opten por la edición Ultimate (que cuesta 80 euros) se llevarán este nuevo juego más el Spider-Man original remasterizado para PS5. El caso es que Miles Morales es un buen juego que se ve fantásticamente bien en su versión PS5, pero que también sale para PS4, con lo cual tampoco es un juego que pueda presentarse como gran logro de la nueva generación.

Lo mismo pasará con otro título, Sackboy una Aventura a lo grande, juego de plataformas con el muñeco de los Little Big Planet como protagonista, que sale también para PS4 y PS5, ambas versiones por 70 euros. Un buen detalle es que los compradores de la versión de PS4 podrán bajarse la de PS5 si se deciden a cambiar de consola en el futuro sin volver a pagar por el juego.

Por supuesto, igual que nuevas Xbox, PlayStation 5 llegará acompañada de unos cuantos juegos “intergeneracionales”, es decir, que serán lanzados tanto para PS4 y Xbox One como para PS5 y las Xbox Series S y X: Assassin’s Creed Valhalla, Call of Duty Black Ops Cold War, Yakuza Like a Dragon son los más representativos. Y también tendremos nuevas ediciones de juegos de la pasada generación: Borderlands 3 Edicion Siguiente Nivel, Mortal Kombat 11, Devil May Cry V Special Edition… Ah, y que no se nos olvide, existe un juego, Godfall, que sólo sale para PS5 u PC, que acompañará el lanzamiento de la consola y que, si bien no ha despertado gran expectación entre los fans, puede presumir de ser el único juego 100% next-gen junto a Demon Soul’s. Démosle un voto de confianza…

Espera un momento… aún hay una pequeña sorpresa: la consola viene con un juego de regalo preinstalado en su disco duro: Astro’s Playroom, un plataformas 3D protagonizado por un pequeño robot al que conocimos en el juego de PlayStation VR Astrobot: Rescue Mission. Y, mira por donde, al final esta va a ser la auténtica experiencia de nueva generación, porque es la que más provecho saca del nuevo mando con funciones hápticas de PlayStation 5

DualSense: Sony dice al fin adiós al DualShock

DualSense, el nuevo mando de PS5

Cuatro generaciones ha estado Sony rediseñando su mando DualShock, lo que no deja de ser una muestra de que calidad del diseño original. Pero lo cierto es que las últimas generaciones era el mando de las consolas Xbox el que había marcado el camino a seguir y Sony tenía que renovarse.

El nuevo mando de PlayStation 5 se llama DualSense y ha sido una de las características de la consola en las que Sony ha puesto más hincapié a la hora de publicitarla. Además de un diseño que ha sido elogiado por su ergonomía y su agradable tacto, este mando presume de la llamada retroalimentación háptica: mediante un sistema de vibración y resistencia inteligente, será capaz de trasladar sensaciones táctiles en distintas zonas del mismo, con intensidades variables según diferentes acciones en el juego. Además, los gatillos también podrán adaptar su resistencia según la situación.

Naturalmente, serán los programadores de cada título los que tengan que intentar sacar todo el partido de estas posibilidades, y lo cierto es que, en el lanzamiento de la consola, Astros’s Playroom es el juego que realmente lo hace, con un resultado que muchos jugadores han calificado como asombroso y que hace pensar que PlayStation puede tener en su mando un elemento diferenciador importante si las compañías tratan de sacarle partido. El juego del robot también es el que mejor utiliza el nuevo sistema de audio 3D de la consola, que se disfrutará al máximo con unos auriculares optimizados para esta tecnología.

Retrocompatibilidad: asignatura pendiente aprobada (sin nota)

Sin duda, uno de los sinsabores de PS4 es que Sony optó por no añadir a la máquina ningún tipo de retrocompatiblidad con sus consolas anteriores. Su rival Microsoft ya había hecho un esfuerzo por hacer Xbox One retrocompatible con anteriores Xbox, y Sony no podía dormirse en los laureles en esta nueva generación, así que la retrocompatibilidad de PS5 con PS4 es una realidad (aunque no ofrezca retrocompatiblidad alguna con generaciones aún más antiguas, como sí hacen Xbox Series X y S). Según Sony, PlayStation 5 es retrocompatible con el 99% de los juegos de PS4. ¿Cuál es el 1% que no funciona? Sony dio esta lista:

  • DWVR
  • Afro Samurai 2 Revenge of Kuma Volume One
  • TT Isle of Man – Ride on the Edge 2
  • Just Deal With It!
  • Shadow Complex Remastered
  • Robinson: The Journey
  • We Sing
  • Hitman Go: Definitive Edition
  • Shadwen
  • Joe’s Diner

Bueno, vamos a ver, quizá alguno de esos títulos es el juego favorito de alguien. Pero compañías como Ubisoft han anunciado que la retrocompatibilidad de PS5 no será perfecta, y que podría dar problemas en algunos de sus juegos. Habrá que esperar y ver, pero al menos contamos con la promesa de una retrocompatiblidad muy amplia.

Y una duda que surge es ¿mejorará PS5 la reproducción de los juegos de PS4, otro aspecto en el que las nuevas Xbox han sacado sobresaliente? Pues solo en la tasa de frames y sólo en algunos juegos, como God of War o Ghost of Tsusima, que en PS5 se reproducirán a 60 fps. Parece que serán los menos, pero algo es algo. Eso sí, aunque no haya mejoras visuales, todos los juegos deberían beneficiarse de la reducción en tiempos de carga gracias al SSD.

Servicios online: ¿hay respuesta al Game Pass?

De nuevo hay que hablar de Xbox para decir que su servicio de suscripción Game Pass está dando una relación calidad-precio única en el mercado, con acceso a un catalogo de títulos extenso y de calidad (y lo que está por venir). Y a Sony no le está siendo fácil articular una respuesta (probablemente porque hace falta una titánica inversión millonaria). PlayStation Now, que cuesta 9,99 euros al mes, es un buen servicio para recuperar en streaming juegos de PS2 y PS3, además de incluir juegos de PS4 que pueden descargarse a esa consola. Pero, a la espera de que vayan llegando juegos de PS5, el catálogo no añade juegos tan actuales como el Game Pass (que, directamente, incluye desde el primer días los lanzamientos de los estudios de videojuegos de Microsoft).

No obstante, Sony va a llevar a cabo una iniciativa que puede ser muy atractiva, sobre todo para los usuarios que no han tenido PS4: algunos de sus mejores juegos llegarán a los usuarios de PS5 que se apunten a PlayStation Plus, el servicio de pago para jugar online de Sony. PS Plus seguirá regalando juegos de PS4 y añadirá también juegos de PS5, si bien la frecuencia aún está por determinar. Pero ya, de serie, lo usuarios de PS5 que paguen la suscripción podrán descargarse sin coste adicional una selección de 20 juegos de PS4 retrocompatibles que Sony ha llamado PS Plus Collection, y que es realmente buena. He aquí los 20 títulos:

Desarrollos propios de Sony:

  • Bloodborne
  • Days Gone
  • Detroit: Become Human
  • God of War
  • Infamous Second Son
  • Ratchet and Clank
  • The Last Guardian
  • The Last of Us Remastered
  • Until Dawn
  • Uncharted 4: A Thief’s End

Títulos de terceras compañías:

  • Batman: Arkham Knight
  • Battlefield 1
  • Call of Duty: Black Ops III – Zombies Chronicles Edition
  • Crash Bandicoot N. Sane Trilogy
  • Fallout 4
  • Final Fantasy XV Royal Edition
  • Monster Hunter: World
  • Mortal Kombat X
  • Persona 5
  • Resident Evil 7: Biohazard

Como hemos dicho, la colección será un regalo exclusivo para usuarios de PS5 que paguen PlayStation Plus. Si, además, dichos usuarios tienen también una PS4, podrán descargar los juegos en su antigua consola, pero los poseedores únicamente de PS4 no tendrán acceso a la colección.

La verdad es que Sony ha puesto toda la carne en el asador con esta recopilación, ya que, además de títulos de terceras compañías bastante interesantes, ha incluido algunos de sus mejores desarrollos exclusivos. Sólo de echan de menos Horizon Zero Dawn, los dos grandes exclusivos de este año, The Last of Us 2 y Ghost of Tsusima (lo cual es comprensible porque son títulos que tendrán ventas muy fuertes estas Navidades) y Marvel’s Spider-Man, en este caso quizá por temas de licencia con Marvel o por su inclusión en Marvel’s Spider-Man Miles Morales Ultimate. El acceso a los juegos será, eso sí, sólo mientras paguemos la suscripción mensual, dejaremos de poder jugarlos si nos borramos de PlayStation Plus.

Las cartas están sobre la mesa. Que empiece la nueva generación.

Con la llegada de PlayStation 5, los dos grandes actores de nueva generación han puestos sus fichas sobre el tablero. La primera impresión es un tanto extraña: se conjuga la opinión general de que las nuevas consolas son buenísimas, suponen un gran salto en hardware y experiencia de usuario. Pero, a la vez, faltan títulos exclusivos que la next-gen que justifiquen por sí solos el salto. En cualquier caso, esta vez tenemos la impresión de que Sony y Microsoft han creado máquinas fantásticas que pueden llevar la novena generación de consolas a niveles más altos que la octava y que, en un tiempo en el que muchos dicen que el futuro de los videojuegos está en la nube, lograrán atraer a más público que sus predecesoras y garantizar que una décima generación de consolas sea una realidad.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter