contacto@diariodigitalis.com

914 121 156

El Ministerio de Consumo restringe la publicidad digital de las casas de apuestas

Una de las grandes batallas que planteaba el actual gobierno de coalición al inicio de la legislatura y, más concretamente, su ministro de Consumo Alberto Garzón, era la de combatir el auge que las casas de apuestas han experimentado durante los últimos años. Garzón prometió regular la situación, sobre todo en relación a la publicidad que inunda los medios con llamamientos al juego sin miramiento alguno.

Durante los últimos meses se han dado pequeños pasos en este sentido, aunque estos han generado cierto descontento por ser un tanto descafeinados para quienes esperaban medidas más duras. Pero bien está lo que bien acaba y este martes, tras el Consejo de Ministros, Garzón anunciaba el fin de la «ley de la selva» con la aprobación del Real Decreto 958/2020 de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, publicado esta mañana en el BOE.

Este decreto supone una ampliación de los artículos 7 y 8 de la Ley de Regulación del Juego de 2011 que, tal y como apuntaba Garzón, no incluía ninguna medida acerca de la publicidad de las casas de apuestas. Esto suponía que cualquier operador de juego podía publicar cualquier tipo de mensaje con cualquier contenido en cualquier soporte publicitario y en cualquier franja horaria. Hasta ahora.

Tal y como ha recalcado el ministro de Consumo, las inversiones en publicidad de este tipo se han disparado hasta triplicarse en los últimos años, lo que ha contribuido a la extensión de las apuestas y los juegos de azar entre la población, generando un impacto sobre la salud pública, con consecuencias «nefastas para las familias y sus economías».

Regular la publicidad online para proteger a los jóvenes

El ministro de Consumo ha querido incidir en el hecho de que los jóvenes son el colectivo en el que más ha aumentado la práctica de este tipo de actividades, por lo que algunas de las medidas que se han tomado están especialmente dirigidas a protegerlos. Es el caso de la restricción de la publicidad online, tanto en prensa digital como en páginas webs y redes sociales, evitando así que la «tentación» esté presente en el soporte más consumido por los jóvenes.

De la misma manera, se prohíbe que personas o personajes famosos presten su imagen para los anuncios de juego, entendiendo que ejercen un rol de influencia muy acentuado, sobre todo entre la población de menos edad. Esta norma también afecta a los clubes de fútbol, que tendrán hasta el 30 de agosto de 2021 para finalizar sus contratos con las casas de apuestas.

La publicidad digital es la que menos se ha visto afectada por la crisis de la COVID-19, ya que ha caído solamente un 7,8% –según el último barómetro de octubre de Trend Score, cuyos resultados analizamos en este artículo– frente al 40,2% del cine o el 32% de la prensa. Por tanto, Internet se consolida como el soporte más efectivo y rentable, propiciado por la situación actual y por el alcance cada vez mayor de los influencers, que atraen sobre todo a los menores de edad.

El 40% de nuevos jugadores tienen entre 18 y 25 años

La nueva regulación también limita la publicidad de casas de apuestas y juegos de azar a la franja entre la 1 y las 5 de la madrugada para televisión y radio. Además, se prohíben los bonos de bienvenida que, según Garzón, «atraen a jugadores en situaciones de necesidad». Todo esto pretende evitar las «conductas patológicas que se pueden desarrollar con un uso compulsivo de este tipo de actividades», explica el ministro.

Esta norma llega en un momento en que la proliferación de los anuncios de las casas de apuestas ya resultaba un tanto sangrante, mayoritariamente en televisión y en Internet. Al mismo tiempo, el momento actual es idóneo para la publicidad digital, ya que la aceptación de la misma por parte de los usuarios es cada vez mayor.

A este cóctel explosivo hay que sumarle las dificultades de índole económica y social que muchos españoles arrastran desde hace años y que se han acrecentado con la situación actual. El Ministerio de Consumo incide en que el 40% de los jugadores que se iniciaron en las apuestas y el azar durante el pasado año 2019 tenían entre 18 y 25 años, un dato que se incrementó en 12 puntos desde 2017.

Imagen de Joachim Kirchner en Pixabay.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter


(Obligatorio)

También te puede gustar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestra newsletter